Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/002667.htm

Toxicidad del litio

El litio es una medicina de receta médica empleada para tratar el trastorno bipolar (antes llamado depresión maníaca). Este artículo se enfoca en la sobredosis del litio o en su toxicidad.

  • La toxicidad aguda ocurre cuando usted ingiere demasiada cantidad de una receta de litio.
  • La toxicidad crónica ocurre cuando usted toma lentamente una cantidad de litio un poco mayor de la recetada todos los días durante algún tiempo. Esto es en realidad bastante fácil de hacer, dado que la deshidratación, otras medicaciones y otras afecciones pueden interferir fácilmente con la manera en la que el cuerpo procesa el litio. Estos factores pueden causar una acumulación de litio a niveles dañinos en el cuerpo.
  • La toxicidad crónica reagudizada ocurre cuando usted toma litio todos los días para el trastorno bipolar, pero un día toma una cantidad adicional. Esto puede ser tan poco como un par de píldoras o tanto como un frasco completo.

Esto es solamente para informar y no para usarse en el tratamiento o el manejo de una sobredosis real. NO lo use para tratar ni manejar una sobredosis real. Si usted o alguien con quien usted se encuentra sufre una sobredosis, llame al número local de emergencia (911 en los Estados Unidos), o puede comunicarse con el centro de toxicología local directamente llamando al número nacional gratuito (Poison Help) 1-800-222-1222 desde cualquier parte de los Estados Unidos.

Elemento tóxico

El litio es un metal suave que puede ser dañino en grandes cantidades.

Dónde se encuentra

El litio se vende bajo diversas marcas comerciales, que incluyen:

  • Cibalith
  • Carbolith
  • Duralith
  • Eskalith
  • Lithane
  • Lithobid
  • Lithonate

Nota: El litio también se encuentra comúnmente en pilas, lubricantes, aleaciones de metales de alto desempeño y en suministros para soldadura. Este artículo se enfoca únicamente en la medicina.

Síntomas

Los síntomas de los 3 tipos de toxicidad del litio se describen a continuación.

TOXICIDAD AGUDA

Los síntomas comunes de tomar demasiado litio en una sola ocasión incluyen:

  • Diarrea
  • Mareo
  • Náuseas
  • Dolores estomacales
  • Vómitos
  • Debilidad

Dependiendo de cuánto litio haya ingerido, una persona también presentará algunos de los siguientes síntomas en el sistema nervioso:

  • Coma (disminución del nivel de conciencia, falta de reacción)
  • Temblores en las manos
  • Descoordinación de brazos y piernas
  • Fasciculaciones musculares
  • Convulsiones
  • Mala pronunciación
  • Movimientos oculares incontrolables

En casos muy poco frecuentes, se pueden presentar problemas cardíacos.

TOXICIDAD CRÓNICA

Probablemente no tendrá ningún síntoma estomacal o intestinal. Los síntomas que se pueden presentar incluyen:

  • Incremento de reflejos
  • Mala pronunciación
  • Temblores incontrolables

En casos graves, también puede presentar problemas en el sistema nervioso y en los riñones, como:

  • Insuficiencia renal
  • Problemas de memoria
  • Trastornos de movimiento
  • Problemas para conservar las sales en el cuerpo
  • Psicosis (alteración del pensamiento, comportamiento impredecible)

TOXICIDAD CRÓNICA REAGUDIZADA

A menudo se presentarán algunos síntomas estomacales o intestinales y muchos de los síntomas graves del sistema nervioso mencionados arriba.

Antes de llamar al servicio de emergencia

Determine lo siguiente:

  • Edad, peso y estado de la persona
  • Nombre del producto (con sus ingredientes y concentración si se conocen)
  • Hora en que se ingirió
  • Cantidad ingerida
  • Si la medicina se le recetó a la persona

Centro de Toxicología o número de emergencia local

Se puede comunicar con el centro de toxicología local llamando al número nacional gratuito (Poison Help) 1-800-222-1222 desde cualquier parte de los Estados Unidos. Esta línea gratuita nacional le permitirá hablar con expertos en intoxicaciones, quienes le darán instrucciones adicionales.

Se trata de un servicio gratuito y confidencial. Todos los centros de toxicología locales en los Estados Unidos utilizan este número. Usted debe llamar si tiene cualquier inquietud acerca de las intoxicaciones o la manera de prevenirlas. NO tiene que ser necesariamente una emergencia. Puede llamar por cualquier razón, las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Lo que se puede esperar en la sala de emergencias

Si es posible, lleve consigo el recipiente al hospital.

El proveedor medirá y vigilará los signos vitales de la persona, incluyendo la temperatura, el pulso, la frecuencia respiratoria y la presión arterial. Los síntomas se tratarán.

La persona puede recibir:

  • Carbón activado, especialmente si también tomó otras sustancias
  • Exámenes de sangre para medir los niveles de litio y otros químicos corporales, y de orina para detectar otras drogas
  • ECG (electrocardiograma, o rastreo cardíaco)
  • Líquidos por vía intravenosa (IV)
  • Laxante
  • Diálisis renal (dializador)
  • Medicinas para tratar los síntomas
  • Irrigación completa de los intestinos con una solución especial que se toma por vía oral o con una sonda a través de la boca hasta el estómago (para extraer el litio de liberación sostenida rápidamente a través del estómago e intestinos)

Expectativas (pronóstico)

Si alguien presenta toxicidad aguda con litio, la recuperación depende de la cantidad de litio ingerido y de la rapidez con la que reciba ayuda. Las personas que normalmente no desarrollen síntomas neurológicos no tienen ninguna complicación a largo plazo. Si se presentan síntomas de problemas neurológicos serios, estos problemas pueden ser permanentes.

La toxicidad crónica a veces es difícil de diagnosticar hasta que ya está avanzada. Este retraso puede llevar a problemas a largo plazo. Si la diálisis se lleva a cabo rápidamente, la persona puede sentirse mucho mejor, pero los síntomas como problemas de memoria y del estado anímico pueden ser permanentes.

La sobredosis crónica reagudizada a menudo tiene el pronóstico más desalentador. Los síntomas neurológicos pueden no desaparecer incluso después de tratamientos con diálisis.

Nombres alternativos

Toxicidad de Eskalith; Toxicidad de Lithane; Toxicidad de Lithobid; Toxicidad de Lithonate; Toxicidad de Lithotabs

Referencias

Hung O. Lithium. In: Marx JA, Hockberger RS, Walls RM, et al, eds. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 160.

Thundiyil JG, Olson KR. Lithium. In: Shannon MW, Borron SW, Burns MJ, eds. Haddad and Winchester's Clinical Management of Poisoning and Drug Overdose. 4th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2007:chap 30.

Zosel AE. General approach to the poisoned patient. In: Adams JG, ed. Emergency Medicine. 2nd ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2013:chap 143.

Actualizado 10/13/2015

Versión en inglés revisada por: Jacob L. Heller, MD, MHA, Emergency Medicine, Virginia Mason Medical Center, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.