Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/007470.htm

Disartria

Es una afección en la cual usted tiene dificultad para decir las palabras debido a problemas con los músculos que le ayudan a hablar.

Causas

En una persona con disartria, un trastorno nervioso, cerebral o muscular dificulta el uso o control de los músculos de la boca, la lengua, la laringe o las cuerdas vocales.

Los músculos pueden estar débiles o completamente paralizados. O puede ser difícil que trabajen juntos.

La disartria puede ser el resultado del daño cerebral debido a:

La disartria puede resultar del daño a los nervios que abastecen los músculos que ayudan a hablar o a los músculos mismos a raíz de:

  • Traumatismo facial o cervical
  • Cirugía para cáncer de cabeza y cuello, como la extirpación parcial o total de la lengua o la laringe

La disartria puede ser causada por enfermedades que afectan los nervios y los músculos (enfermedades neuromusculares):

Otras causas pueden incluir:

  • Intoxicación con alcohol
  • Prótesis dentales mal ajustadas
  • Efectos secundarios de medicamentos que actúan sobre el sistema nervioso central, como narcóticos, fenitoína o carbamazepina

Síntomas

Dependiendo de su causa, la disartria se puede desarrollar de manera lenta u ocurrir repentinamente.

Las personas con disartria tienen problemas para producir ciertos sonidos o palabras.

Su lenguaje es mal pronunciado (como enredado) y el ritmo o velocidad de su habla cambia. Otros síntomas incluyen:

  • Sonar como si estuviera murmurando
  • Hablar suavemente o en un susurro
  • Hablar con voz nasal o congestionada, ronca, forzada o débil

Una persona con disartria también puede babear y tener problemas para masticar o deglutir. Le puede costar trabajo mover los labios, la lengua o la mandíbula.

Pruebas y exámenes

El proveedor de atención médica tomará una historia clínica y llevará a cabo un examen físico. La familia y los amigos posiblemente necesiten ayudar con la historia clínica.

Se puede realizar un procedimiento llamado laringoscopia. Durante este, se coloca una sonda de visualización flexible en la boca y la garganta para observar la laringe.

Los exámenes que pueden llevarse a cabo si se desconoce la causa de la disartria incluyen:

  • Exámenes de sangre para toxinas o niveles de vitaminas
  • Exámenes imagenológicos, como una resonancia magnética o un TAC del cerebro o del cuello
  • Estudios de conducción nerviosa y electromiografía para revisar la función eléctrica de los nervios o los músculos
  • Estudio de la deglución, el cual puede incluir radiografías y tomar un líquido especial

Tratamiento

Usted posiblemente necesite que lo remitan a un logopeda y terapeuta del lenguaje para que le realicen pruebas y tratamiento. Las habilidades especiales que usted puede aprender incluyen:

  • Técnicas de masticación o deglución seguras, de ser necesario
  • Evitar conversaciones cuando esté cansado
  • Repetir los sonidos una y otra vez de manera que pueda aprender los movimientos de la boca
  • Hablar lentamente, usar una voz más fuerte y hacer pausas para verificar que los demás lo entiendan
  • Qué hacer cuando usted se siente frustrado mientras habla

Puede usar muchos dispositivos o técnicas diferentes para ayudar con el lenguaje, tales como:

  • Aplicaciones que utilizan fotos o lenguaje
  • Computadoras o teléfonos celulares para digitar palabras
  • Tarjetas de doble cara con palabras o símbolos

La cirugía puede ayudar a las personas con disartria.

Entre las cosas que la familia y amigos pueden hacer para comunicarse mejor con alguien que tiene disartria están:

  • Apagar la radio o la televisión.
  • Trasladarse a una habitación más tranquila si es necesario.
  • Asegurarse de que la iluminación en la habitación esté bien.
  • Sentarse lo suficientemente cerca de manera que usted y la persona que tiene disartria puedan utilizar un lenguage visual.
  • Hacer contacto visual con la otra persona.

Escuche cuidadosamente y permita que la persona termine. Sea paciente. Haga contacto visual antes de hablar. Bríndele comentarios positivos por su esfuerzo.

Expectativas (pronóstico)

Según la causa de la disartria, los síntomas pueden mejorar, permanecer igual o empeorar de manera lenta o rápida.

  • Los pacientes con ELA finalmente pierden la capacidad para hablar.
  • Pocas personas con mal de Parkinson o esclerosis múltiple pierden la capacidad para hablar.
  • La disartria causada por medicamentos o prótesis dentales mal ajustadas se puede contrarrestar.
  • La disartria causada por un accidente cerebrovascular o lesión cerebral no empeorará y puede mejorar.
  • La disartria después de una cirugía de la lengua o la laringe no debe empeorar y puede mejorar con terapia.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con su proveedor si usted tiene:

  • Dolor torácico, escalofríos, fiebre, dificultad para respirar u otros síntomas de neumonía
  • Tos o asfixia
  • Dificultad para hablar o comunicarse con otras personas
  • Sentimientos de tristeza o depresión

Nombres alternativos

Deterioro del habla; Mala articulación del lenguaje (problemas de dicción); Trastornos del habla - disartria

Referencias

Halpern H, Goldfarb R. Dysarthria. In: Halpern H, Goldfarb R, eds. Language and Motor Speech Disorders in Adults. 3rd ed. Burlington, MA: Jones and Bartlett Learning; 2013:chap 8.

Kirshner HS. Dysarthria and apraxia of speech. In: Daroff RB, Jankovic J, Mazziotta JC, Pomeroy SL, eds. Bradley's Neurology in Clinical Practice. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 14.

Ultima revisión 7/4/2016

Versión en inglés revisada por: Amit M. Shelat, DO, FACP, Attending Neurologist and Assistant Professor of Clinical Neurology, SUNY Stony Brook, School of Medicine, Stony Brook, NY. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados