Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/002596.htm

Sobredosis de multivitamínicos

La sobredosis de multivitamínicos ocurre cuando alguien toma una cantidad mayor a la normal o recomendada de suplementos multivitamínicos. Esto puede suceder de forma accidental o intencional.

Este artículo solo es para propósitos informativos. NO lo use para tratar ni manejar una sobredosis real. Si usted o alguien con quien usted se encuentra sufre una sobredosis, llame al número local de emergencia (como 911 en los Estados Unidos) o puede comunicarse directamente con el centro de toxicología local llamando al número nacional gratuito Poison Help (1-800-222-1222) desde cualquier parte de los Estados Unidos.

Elemento tóxico

Cualquier ingrediente en un suplemento multivitamínico puede ser tóxico en grandes cantidades, pero el riesgo más serio proviene del hierro o el calcio.

Se asocian riesgos adicionales con dosis grandes o tóxicas de calcio, vitamina D y vitamina A.

Dónde se encuentra

Muchos suplementos multivitamínicos son de venta libre (sin necesidad de una receta).

Síntomas

La sobredosis de hierro puede incluir vómitos, diarrea (que puede ser con sangre u oscura) o debilidad. Las personas con sobredosis graves pueden desarrollar coma, presión arterial baja, insuficiencia hepática, lesión pulmonar y muerte.

La sobredosis de calcio puede afectar el funcionamiento de los riñones, aumentar el pH de la sangre y causar náuseas y vómitos, confusión o cambios en el pensamiento o la actividad mental, picazón y, en casos extremos, latidos cardíacos irregulares.

La sobredosis de vitamina D puede contribuir a niveles altos de calcio en la sangre.

La sobredosis de vitamina A puede causar náuseas y vómitos, mareos, visión borrosa.

Los síntomas adicionales de una sobredosis de multivitamínicos en distintas partes del cuerpo pueden incluir:

VEJIGA Y RIÑONES

  • Orina turbia
  • Ganas frecuentes de orinar
  • Incremento de la cantidad de orina

OJOS, OÍDOS, NARIZ, BOCA Y GARGANTA

  • Labios secos y agrietados (por sobredosis crónica)
  • Irritación en los ojos
  • Mayor sensibilidad de los ojos a la luz

CORAZÓN Y SANGRE

  • Latidos cardíacos irregulares
  • Latidos cardíacos rápidos

MÚSCULOS Y ARTICULACIONES

SISTEMA NERVIOSO

  • Confusión, cambios del estado de ánimo
  • Convulsiones (crisis epiléptica)
  • Desmayo
  • Fatiga
  • Dolor de cabeza
  • Cambios mentales
  • Irritabilidad

PIEL Y CABELLO

  • Rubor (enrojecimiento de la piel) por la niacina (vitamina B3)
  • Piel seca y agrietada
  • Picazón, ardor en la piel o erupción cutánea
  • Zonas de color amarillo y anaranjado en la piel
  • Sensibilidad al sol (más susceptible a una quemadura solar)
  • Pérdida de cabello (por sobredosis prolongada)

ESTÓMAGO E INTESTINOS

  • Sangrado intestinal (a causa del hierro)
  • Pérdida del apetito
  • Estreñimiento (por hierro o calcio)
  • Diarrea, posiblemente con sangre
  • Náuseas y vómitos
  • Dolor de estómago
  • Pérdida de peso (por sobredosis prolongada)

Cuidados en el hogar

Busque ayuda médica cuanto antes. NO le provoque el vómito a la persona, a menos que el centro de toxicología o un proveedor de atención médica le indiquen hacerlo.

Antes de llamar a emergencias

Tenga esta información a la mano:

  • Edad, peso y estado de la persona
  • El nombre del producto (con sus ingredientes y concentración si se conocen)
  • Hora en que fue ingerido
  • La cantidad ingerida

Centro de Toxicología

Se puede comunicar directamente con el centro de toxicología local llamando al número nacional gratuito Poison Help (1-800-222-1222) desde cualquier parte de los Estados Unidos. Esta línea gratuita nacional le permitirá hablar con expertos en intoxicaciones. Ellos le darán instrucciones adicionales.

Se trata de un servicio gratuito y confidencial. Todos los centros de control de toxicología locales en los Estados Unidos utilizan este número. Usted debe llamar si tiene cualquier inquietud acerca de las intoxicaciones o la manera de prevenirlas. NO tiene que ser necesariamente una emergencia. Puede llamar por cualquier razón, las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Lo que se puede esperar en la sala de urgencias

Lleve el envase consigo al hospital, de ser posible.

El proveedor de atención médica medirá y vigilará los signos vitales de la persona, incluyendo la temperatura, el pulso, la frecuencia respiratoria y la presión arterial. Se dará tratamiento para los síntomas. La persona puede recibir:

  • Carbón activado, dependiendo de la vitamina que haya ingerido
  • Exámenes de sangre y orina
  • Soporte respiratorio, que incluye oxígeno, una sonda a través de la boca hacia los pulmones y un respirador (ventilador)
  • Radiografías
  • ECG (electrocardiograma o rastreo cardíaco)
  • Líquidos por vía intravenosa (IV)
  • Laxantes
  • Medicamentos para tratar los síntomas
  • Medicamentos para remover el hierro del cuerpo, si es necesario
  • Transfusiones de sangre (exanguinotransfusión), si es necesario

En los casos graves, la persona puede ser hospitalizada.

Expectativas (pronóstico)

Las personas con sobredosis de hierro y calcio generalmente se recuperan si reciben tratamiento médico rápidamente. Algunas veces, las sobredosis de hierro que causan coma o baja presión sanguínea pueden ser fatales. La sobredosis de hierro puede tener consecuencias a largo plazo en los intestinos y el hígado, incluyendo cicatrización intestinal e insuficiencia hepática.

El rubor por la niacina (vitamina B3) es incómodo, pero solo dura entre 2 y 8 horas. Las vitaminas A y D pueden causar síntomas cuando se toman en grandes dosis diarias, pero una sola dosis grande de dichas vitaminas rara vez es dañina. Las vitaminas del complejo B generalmente no causan síntomas.

Referencias

Aronson JK. Vitamins. In: Aronson JK, ed. Meyler's Side Effects of Drugs. 16th ed. Waltham, MA: Elsevier; 2016:435-438.

Theobald JL, Mycyk MB. Iron and heavy metals. In: Walls RM, Hockberger RS, Gausche-Hill M, eds. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 151.

Ultima revisión 7/20/2021

Versión en inglés revisada por: Jesse Borke, MD, CPE, FAAEM, FACEP, Attending Physician at Kaiser Permanente, Orange County, CA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.