Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/002406.htm

Vitamina E

Es una vitamina liposoluble. Su cuerpo almacena vitamina E en el tejido graso y en el hígado.

Funciones

La vitamina E tiene las siguientes funciones:

  • Es un antioxidante. Eso significa que protege el tejido corporal del daño causado por sustancias llamadas radicales libres. Los radicales libres pueden dañar células, tejidos y órganos. Se cree que juegan un papel en ciertas afecciones relacionadas con el envejecimiento.
  • Ayudar a mantener el sistema inmunitario fuerte frente a virus y bacterias. 
  • Ayuda a formar glóbulos rojos y ensancha los vasos sanguíneos para evitar que la sangre se coagule dentro de ellos.
  • Ayuda al cuerpo a utilizar la vitamina K.
  • Las células también usan la vitamina E para interactuar entre sí. Les ayuda a llevar a cabo muchas funciones importantes.

Es necesaria más investigación para saber si la vitamina E puede prevenir el cáncer, la enfermedad del corazón, la demencia, la enfermedad hepática y el accidente cerebrovascular.

Fuentes alimenticias

La mejor manera de obtener los requerimientos diarios de vitamina E es consumiendo fuentes alimenticias. La vitamina E se encuentra en los siguientes alimentos:

  • Aceites vegetales de maíz (como los aceites de germen de trigo, girasol, cártamo, maíz y soya).
  • Nueces (como las almendras, el maní y las avellanas).
  • Semillas (como las semillas de girasol).
  • Hortalizas de hoja verde (como las espinacas y el brócoli).
  • Cereales fortificados para el desayuno, jugos de frutas, margarinas y productos para untar enriquecidos. Enriquecidos o fortificados quiere decir que a los alimentos les han agregado las vitaminas. Verifique esto en la tabla de información nutricional en la etiqueta del alimento.

Fortificados significa que los alimentos tienen vitaminas agregadas. Verifique la información nutricional en la etiqueta.

Los productos hechos de estos alimentos, como la margarina, también contienen vitamina E.

Efectos secundarios

Consumir vitamina E en alimentos no es riesgoso ni dañino. Sin embargo, las dosis altas de suplementos de vitamina E (suplementos de alfa-tocoferol) podrían incrementar el riesgo de hemorragia cerebral (accidente cerebrovascular hemorrágico).

Los altos niveles de vitamina E también pueden aumentar el riesgo de defectos congénitos. Sin embargo, es necesario realizar más investigaciones al respecto.

Una ingesta baja puede llevar a anemia hemolítica.

Recomendaciones

Las recomendaciones de vitamina E, así como otros nutrientes, se proporcionan en la Ingesta Dietética de Referencia (IDR) desarrollada por la Junta de Alimentos y Nutrición en las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina. IDR es un término para un conjunto de ingestas de referencia que se utilizan para planificar y evaluar la ingesta de nutrientes de las personas sanas. Estos valores, que varían según la edad y el sexo, incluyen:

Consumo diario recomendado (CDR): el nivel diario promedio de ingesta que es suficiente para satisfacer las necesidades de nutrientes de casi todas las personas sanas (97% a 98%). Una dosis diaria recomendada es un nivel de ingesta basado en evidencia de investigación científica.

Ingesta adecuada (IA): este nivel se establece cuando no hay suficiente evidencia de investigación científica para desarrollar un CDR. Se establece en un nivel que se cree que garantiza una nutrición suficiente.

Lactantes (IA)

  • 0 a 6 meses: 4 mg/día
  • 7 a 12 meses: 5 mg/día

Niños (CDR)

  • 1 a 3 años: 6 mg/día
  • 4 a 8 años: 7 mg/día
  • 9 a 13 años: 11 mg/día

Adolescentes y adultos (CDR)

  • 14 años en adelante: 15 mg/día
  • Adolescentes y mujeres embarazadas: 15 mg/día
  • Adolescentes y mujeres lactantes: 19 mg/día

Pregúntele a su proveedor de atención médica cuál es la mejor cantidad en su caso.

El nivel seguro más alto de suplementos de vitamina E para adultos es 1,500 UI/día para las formas naturales de esta vitamina y 1,100 UI/día para las formas artificiales (sintéticas).

Nombres alternativos

Alfa-tocoferol; Gamma-tocoferol

Referencias

Markell M, Siddiqi HA. Vitamins and trace elements. In: McPherson RA, Pincus MR, eds. Henry's Clinical Diagnosis and Management by Laboratory Methods. 24th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2022:chap 27.

Mason JB, Booth SL. Vitamins, trace minerals, and other micronutrients. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 26th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 205. 

Ultima revisión 3/11/2021

Versión en inglés revisada por: Meagan Bridges, RD, University of Virginia Health System, Charlottesville, VA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team. Editorial update 09/29/2021.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.