Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/001615.htm

Cataratas congénitas

Una catarata congénita es la opacidad del cristalino del ojo que está presente al nacer. El cristalino del ojo es normalmente transparente. Este enfoca la luz recibida por el ojo sobre la retina.

Causas

A diferencia de la mayoría de las cataratas, las cuales se presentan con la edad, las cataratas congénitas están presentes al momento del nacimiento.

Las cataratas congénitas son poco comunes. En la mayoría de los pacientes, no se puede encontrar una causa.

Las cataratas congénitas con frecuencia se presentan como parte de los siguientes defectos de nacimiento:

  • Síndrome de condrodisplasia
  • Rubéola congénita
  • Síndrome de Conradi-Hünermann
  • Síndrome de Down (trisomía 21)
  • Síndrome de displasia ectodérmica
  • Cataratas congénitas hereditarias
  • Galactosemia
  • Síndrome de Hallerman-Streiff
  • Síndrome de Lowe
  • Síndrome de Marinesco-Sjögren
  • Síndrome de Pierre-Robin
  • Trisomía 13

Síntomas

Las cataratas congénitas tienen con frecuencia un aspecto diferente a otras formas de cataratas.

Los síntomas pueden incluir:

  • Un bebé parece no estar visualmente consciente del mundo a su alrededor (si las cataratas se presentan en ambos ojos).
  • Opacidad gris o blanca de la pupila (la cual es normalmente negra).
  • En las fotos, falta el brillo de la pupila del "ojo rojo" o es diferente en ambos ojos.
  • Movimientos oculares rápidos inusuales (nistagmo).

Pruebas y exámenes

Para diagnosticar las cataratas congénitas, un oftalmólogo debe hacerle al bebé un examen oftalmológico completo. Es posible que también deba examinarlo un pediatra experto en tratar trastornos hereditarios. También se pueden necesitar exámenes de sangre o radiografías.

Tratamiento

Si las cataratas congénitas son leves y no afectan la visión es posible que no requieran tratamiento, especialmente si están en ambos ojos.

Las cataratas que van de moderadas a graves y que afectan la visión o las cataratas que están sólo en un ojo requerirán tratamiento con cirugía de extirpación de cataratas. En la mayoría de cirugías por cataratas (no congénitas), se coloca en el ojo un lente intraocular (LIO) artificial. El uso de LIO en los bebés es polémico. Sin este lente, el bebé tendrá que usar lentes de contacto.

A menudo es necesario colocar un parche para forzar al niño a usar el ojo más débil con el fin de prevenir la ambliopía.

También puede ser necesario tratar al bebé por el trastorno hereditario que está ocasionando las cataratas.

Expectativas (pronóstico)

La extirpación de una catarata congénita es generalmente un procedimiento seguro y efectivo. El bebé necesitará controles para su rehabilitación visual. La mayoría de los bebés tienen algún grado de "ojo perezoso" (ambliopía) antes de la cirugía y necesitarán usar parches.

Posibles complicaciones

Con la cirugía de cataratas se presenta un leve riesgo de:

  • Sangrado
  • Infección
  • Inflamación

Los bebés a quienes se les realiza la cirugía de cataratas congénitas tienen probabilidad de presentar otro tipo de catarata, la cual puede necesitar otra cirugía o tratamiento con láser.

Muchas de las enfermedades asociadas con las cataratas congénitas pueden también afectar otros órganos.

Cuándo contactar a un profesional médico

Solicite una cita urgente con el proveedor de atención médica de su bebé si:

  • Nota que la pupila de uno o ambos ojos del bebé se ve opaca o blanca.
  • El niño parece ignorar parte de su mundo visual.

Prevención

Si usted tiene antecedentes familiares de trastornos hereditarios que pudieran causar cataratas congénitas, piense en la posibilidad de buscar asesoría genética.

Nombres alternativos

Catarata - congénita

Referencias

Dahan E. Pediatric cataract surgery. In: Yanoff M, Duker JS, eds. Ophthalmology. 4th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 5.13.

Heitmancik JF, Datilles M. Congenital and inherited cataracts. In: Tasman W, Jaeger EA, eds. Duane's Ophthalmology. 16th ed. Philadelphia, PA: Lippincott Williams & Wilkins; 2013:chap 74.

Junk AK, Morris DA. Cataracts and systemic disease. In: Tasman W, Jaeger EA, eds. Duane's Ophthalmology. 16th ed. Philadelphia, PA: Lippincott Williams & Wilkins; 2013:chap 41.

Actualizado 8/11/2015

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados