Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/001597.htm

Bebé de madre diabética

El feto (bebé) de una madre que sufre de diabetes puede estar expuesto a altos niveles de azúcar en la sangre (glucosa) a través del embarazo.

Causas

Existen dos formas de diabetes que se presentan durante el embarazo:

  • La diabetes gestacional: es un nivel alto de azúcar en la sangre (diabetes) que comienza o se diagnostica durante el embarazo.
  • La diabetes preexistente o pregestacional: cuando ya se tiene diabetes tipo 1 antes de quedar embarazada.

Si la diabetes no se controla bien durante el embarazo, el bebé está expuesto a niveles altos de azúcar en la sangre. Esto puede afectar al bebé y a la madre durante el embarazo, en el momento del nacimiento y después del nacimiento.

Los bebés de madres que padecen diabetes (BMD) a menudo son más grandes que otros. Esto hace que el parto vaginal sea más difícil. Esto puede incrementar el riesgo de lesiones en los nervios y otros traumas durante el nacimiento. De igual manera, es más probable tener un parto por cesárea.

Los BMD son más propensos a presentar períodos de nivel bajo de azúcar en la sangre (hipoglucemia) poco después del nacimiento y durante los primeros días de vida. Esto se debe a que  el bebé recibía de su madre más azúcar de la necesaria. Ellos tienen niveles de insulina más altos de lo necesario, después del nacimiento, la insulina baja los niveles de azúcar. Puede tomar varios días que la insulina del bebé se ajuste después del nacimiento.

Los BMD son más propensos a desarrollar:

  • Dificultades respiratorias debido a la poca maduración de los pulmones
  • Conteo de glóbulos rojos alto (policitemia)
  • Niveles altos de bilirrubina (ictericia del recién nacido) 

El riesgo de tener un aborto espontáneo o un mortinato es más alto para las mujeres que no controlan bien la diabetes.

Los BMD también están en mayor riesgo de tener defectos congénitos si la madre tiene diabetes preexistente que no se controla bien desde el inicio.

Síntomas

El bebé a menudo es más grande de lo usual en bebés con el mismo período de tiempo en el útero de su madre (grande para su edad gestacional). En algunos casos, el bebé puede ser más pequeño (pequeño para su edad gestacional)

Otros síntomas pueden incluir:

  • Color de piel azulado, frecuencia cardíaca rápida, respiración rápida (signos de pulmones inmaduros o insuficiencia cardíaca)
  • Amamantamiento débil, letargo, llanto débil, convulsiones (signos de hipoglucemia grave)
  • Alimentación deficiente 
  • Cara hinchada
  • Temblores o estremecimiento poco después del nacimiento
  • Ictericia (piel amarillenta) 

Pruebas y exámenes

Antes del nacimiento del bebé:

  • Se realiza un ultrasonido a la madre en los últimos meses del embarazo para vigilar el tamaño del bebé.
  • Se pueden realizar pruebas de la madurez pulmonar en el líquido amniótico. Esto detectará si el bebé nacerá más de una semana antes de la fecha prevista.

Después del nacimiento del bebé:

  • Los exámenes pueden mostrar que el bebé tiene un nivel bajo azúcar y calcio en la sangre. Conteo alto de glóbulos rojos y, o niveles altos de bilirrubina.
  • Una ecocardiografía puede revelar un corazón anormalmente grande, lo cual puede ocurrir con insuficiencia cardíaca.

Tratamiento

A todos los bebés nacidos de madres con diabetes se les debe hacer una evaluación para detectar un nivel bajo azúcar en la sangre, incluso si no presentan síntomas.

Si un bebé tuvo un episodio de hipoglucemia, se le harán exámenes para verificar su nivel de azúcar en la sangre durante varios días. Los exámenes continuarán hasta que el nivel de azúcar en la sangre del bebé permanezca estable con alimentaciones normales.

Se hacen esfuerzos para asegurar que el bebé tenga suficiente glucosa en la sangre:

  • Alimentar al bebé poco después del nacimiento puede prevenir la hipoglucemia en los casos leves. Incluso si el plan es amamantar, el proveedor de atención médica puede sugerir el uso de fórmula (leche maternizada) durante las primeras 8 a 24 horas. En algunos hospitales se colocan un gel de dextrosa (azúcar) dentro de la mejilla del niño, en lugar de darle fórmula, si la madre no tiene suficiente leche.
  • La hipoglucemia que no desaparece se trata con líquido que contiene azúcar y agua administrados por vía intravenosa.
  • En casos graves, si el bebé necesita grandes cantidades de azúcar, el líquido y la glucosa se deben administrar a través de la vena en el cordón umbilical (ombligo) durante varios días.

En pocas ocasiones, el bebé puede necesitar soporte respiratorio o medicinas para tratar otros efectos de la diabetes. Los niveles altos de bilirrubina se tratan con terapia con luz (fototerapia). 

Expectativas (pronóstico)

En la mayoría de los casos, los síntomas del bebé desaparecen en unas horas, días o unas cuantas semanas. Sin embargo, un agrandamiento del corazón puede llevar varios meses para mejorar.

En ocasiones muy poco frecuentes, los niveles de azúcar en la sangre pueden ser tan bajos como para causar daño cerebral.

Posibles complicaciones

El riesgo de un parto de mortinato es mayor en mujeres que tienen diabetes tipo 1 y no se la han controlado adecuadamente. También hay un incremento en el riesgo de una serie de defectos o problemas congénitos:

  • Defectos cardíacos congénitos
  • Nivel alto de bilirrubina (hiperbilirrubinemia)
  • Pulmones inmaduros
  • Policitemia neonatal (más glóbulos rojos de lo normal). Esto puede causar un bloqueo en los vasos sanguíneos o hiperbilirrubinemia.
  • Síndrome del colon izquierdo pequeño. Esto causa síntomas de obstrucción intestinal.

Cuándo contactar a un profesional médico

Si usted está embarazada y recibe atención prenatal regular, los exámenes de rutina mostrarán si tiene diabetes gestacional.

Si está embarazada y padece diabetes que no está bajo control, llame a su proveedor de inmediato.

Si está embarazada y no está recibiendo cuidado prenatal, llame y solicite una cita con su proveedor.

Prevención

Las mujeres con diabetes necesitan cuidados especiales durante el embarazo para prevenir complicaciones. El control del nivel de azúcar en la sangre puede prevenir muchos problemas.

La vigilancia cuidadosa del bebé durante las primeras horas y días posteriores al nacimiento puede prevenir problemas de salud debidos a la hipoglucemia.

Nombres alternativos

HMD; Diabetes gestacional - HMD; Cuidados neonatales - madre diabética

Referencias

Devaskar SU, Garg M. Disorders of carbohydrate metabolism in the neonate. In: Martin RJ, Fanaroff AA, Walsh MC, eds. Fanaroff and Martin's Neonatal-Perinatal Medicine. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 95.

Landon MB, Catalano PM, Gabbe SG. Diabetes mellitus complicating pregnancy. In: Gabbe SG, Niebyl JR, Simpson JL, et al, eds. Obstetrics: Normal and Problem Pregnancies. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 40.

Moore TR, Hauguel-De Mouzon S, Catalano P. Diabetes in pregnancy. In: Creasy RK, Resnik R, Iams JD, Lockwood CJ, Moore TR, Greene MF, eds. Creasy and Resnik's Maternal-Fetal Medicine: Principles and Practice. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 59.

Ultima revisión 12/13/2017

Versión en inglés revisada por: Kimberly G. Lee, MD, MSc, IBCLC, Associate Professor of Pediatrics, Division of Neonatology, Medical University of South Carolina, Charleston, SC. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.