Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/000536.htm

Policitemia: recién nacido

La policitemia puede suceder cuando hay demasiados glóbulos rojos en la sangre de un bebé.

Causas

El porcentaje de glóbulos rojos (GR) en la sangre del bebé se llama "hematocrito". Cuando está por encima del 65%, la policitemia está presente.

La policitemia puede ocurrir como resultado de afecciones que se desarrollan antes del nacimiento. Estas pueden incluir:

  • Demora en el pinzamiento del cordón umbilical
  • Diabetes en la madre del bebé
  • Enfermedades hereditarias y problemas genéticos
  • Insuficiencia del oxígeno que llega a los tejidos corporales (hipoxia)
  • Síndrome de transfusión gemelo a gemelo (ocurre cuando la sangre se pasa de un gemelo al otro)

Los GR adicionales pueden bloquear el flujo sanguíneo en los capilares más pequeños. Esto se conoce como hiperviscosidad. Esto puede llevar a necrosis debido a la falta de oxígeno. Este bloqueo del flujo sanguíneo puede afectar a todos los órganos, incluso, los riñones, los pulmones y el cerebro.

Síntomas

Los síntomas pueden incluir:

  • Somnolencia extrema
  • Problemas de alimentación
  • Convulsiones

Pruebas y exámenes

Puede haber signos de problemas respiratorios, insuficiencia renal, nivel de azúcar bajo o ictericia del recién nacido.

Si el bebé tiene síntomas de hiperviscosidad, se hará un análisis de sangre para contar la cantidad de glóbulos rojos, llamado hematocrito.

Otros exámenes pueden incluir:

  • Gasometría arterial para verificar el nivel de oxígeno en la sangre
  • Glucemia (glucosa) para verificar el nivel de azúcar en la sangre
  • Nitrógeno ureico en sangre (BUN), una sustancia que se forma cuando se descompone la proteína
  • Creatinina
  • Análisis de orina

Tratamiento

El bebé será vigilado para detectar complicaciones de la hiperviscosidad. Se pueden administrar líquidos intravenosos (IV). Se puede necesitar una exanguinotransfusión de volumen parcial a veces en algunos casos. Sin embargo, existe muy poca evidencia de que sea efectivo.

Expectativas (pronóstico)

El pronóstico es bueno para los bebés con hiperviscosidad leve. Los resultados buenos también son posibles en bebés que reciben tratamiento para la hiperviscosidad grave. El pronóstico dependerá grandemente de la razón de la afección.

Algunos niños pueden presentar cambios leves del desarrollo. Los padres deben ponerse en contacto con su proveedor de atención médica si piensan que su hijo muestra signos de retraso del desarrollo.

Posibles complicaciones

Las complicaciones pueden abarcar:

  • Muerte del tejido intestinal (enterocolitis necrosante)
  • Disminución del control motor fino
  • Insuficiencia renal
  • Convulsiones
  • Accidentes cerebrovasculares

Nombres alternativos

Policitemia neonatal; Hiperviscosidad, recién nacido

Referencias

Mathews DC, Glader B. Erythrocyte disorders of infancy. In: Gleason CA, Devaskar SU, eds. Avery's Diseases of the Newborn. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2012:chap 77.

Yaser D, Luchtman-Jones L. Hematologic and oncologic problems in the fetus and neonate. In: Martin RJ, Fanaroff AA, eds. Fanaroff and Martin's Neonatal-Perinatal Medicine. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 88.

Actualizado 4/27/2015

Versión en inglés revisada por: Kimberly G Lee, MD, MSc, IBCLC, Associate Professor of Pediatrics, Division of Neonatology, Medical University of South Carolina, Charleston, SC. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.