Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/001500.htm

Retraso del crecimiento intrauterino

Se refiere al crecimiento deficiente de un bebé mientras está en el útero de su madre durante el embarazo.

Causas

Muchos factores diferentes pueden llevar a que se presente un retraso del crecimiento intrauterine (RCIU). Es posible que un feto no reciba suficiente oxígeno y nutrición de la placenta durante el embarazo debido a:

  • Grandes altitudes
  • Embarazos multiples, como gemelos o trillizos
  • Problemas en la placenta
  • Preeclampsia o eclampsia

Los problemas al nacer (anomalías congénitas) o los problemas cromosómicos a menudo se asocian con un peso por debajo de lo normal. Las infecciones durante el embarazo también pueden afectar el peso del feto. Estas ncluyen:

Los factores de riesgo en la madre que pueden contribuir al RCIU incluyen:

  • Alcoholismo
  • Tabaquismo
  • Drogadicción
  • Trastornos de coagulación
  • Presión arterial alta o enfermedad del corazón
  • Enfermedad renal
  • Desnutrición

Si la madre es pequeña, puede ser normal que el bebé sea pequeño, pero esto no se debe al RCIU.

Según la causa de este retraso, el feto puede ser simétricamente pequeño. O es posible que el bebé tenga una cabeza de tamaño normal, mientras el resto de su cuerpo es pequeño.

Síntomas

Una mujer embarazada puede sentir que su bebé no es tan grande como debería ser. La medida desde el hueso púbico de la madre hasta la parte superior del útero será más pequeña de lo esperado para la edad gestacional de su bebé. Esta medida se denomina altura del fondo uterino.

Pruebas y exámenes

Se puede sospechar un RCIU si el tamaño del útero de la mujer embarazada es pequeño. La afección casi siempre se confirma por medio de un ultrasonido.

Es posible que se necesiten exámenes adicionales para detectar infecciones o problemas genéticos si se sospecha de RCIU.

Tratamiento

El RCIU aumenta el riesgo de que el bebé muera dentro del útero antes de nacer. Si el proveedor de atención médica piensa que usted podría tener esta afección, se le hará un seguimiento cuidadoso. Esto incluye ultrasonidos regulares durante el embarazo para medir el crecimiento, los movimientos, la circulación y el líquido alrededor del bebé.

También se realizará una cardiotocografía en reposo. Esto involucra escuchar el ritmo cardíaco del bebé por un período de tiempo de entre 20 y 30 minutos.

Según los resultados de estos exámenes, puede ser necesario un parto temprano para su bebé.

Expectativas (pronóstico)

Después del parto, el crecimiento y desarrollo del recién nacido depende de la gravedad y causa del RCIU. Hable sobre el pronóstico del bebé con sus proveedores.

Posibles complicaciones

El RCIU incrementa el riesgo de complicaciones en el embarazo y para el recién nacido, según su causa. Los bebés cuyo crecimiento se ha retrasado frecuentemente experimentan más estrés durante el parto y requieren un parto por cesárea.

Cuándo contactar a un profesional médico

Contacte a su proveedor de inmediato si está embarazada y nota que el bebé se está moviendo menos de lo habitual.

Luego de dar a luz, llame a su proveedor si su bebé o niño no parece estar creciendo o desarrollándose normalmente.

Prevención

Apegarse a los siguientes lineamientos le ayudará a prevenir el RCIU:

  • No consuma alcohol, no fume y no use drogas recreativas.
  • Consuma alimentos saludables.
  • Solicite cuidado prenatal regular.
  • Si tiene una afección crónica o toma medicamentos recetados de manera regular, consulte con el proveedor antes de quedar embarazada. Esto puede ayudar a reducir los riesgos para su embarazo y el bebé.

Nombres alternativos

Retardo del crecimiento intrauterino; RCIU; Embarazo - RCIU

Referencias

Baschat AA, Galan HL. Intrauterine growth restriction. In: Gabbe SG, Niebyl JR, Simpson JL, et al, eds. Obstetrics: Normal and Problem Pregnancies. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2017:chap 33.

Carlo WA. The high-risk infant. In: Kliegman RM, Stanton BF, St. Geme JW, Schor NF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 97.

Ultima revisión 10/4/2016

Versión en inglés revisada por: John D. Jacobson, MD, Professor of Obstetrics and Gynecology, Loma Linda University School of Medicine, Loma Linda Center for Fertility, Loma Linda, CA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.