Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/001483.htm

Síndrome de Asherman

Es la formación de tejido cicatricial (cicatrices) en la cavidad uterina. En la mayoría de los casos, el problema se presenta después de una cirugía en el útero.

Causas

El síndrome de Asherman es una afección poco común. En la mayoría de los casos, se presenta en mujeres que se han sometido a algunos procedimientos de dilatación y legrado (D&C, en inglés).

Una infección pélvica grave no relacionada con la cirugía también puede conducir a que se presente el síndrome de Asherman.

Las adherencias intrauterinas también se pueden formar después de una infección con tuberculosis o esquistosomiasis. Estas infecciones son poco comunes en los Estados Unidos. Las complicaciones uterinas relacionadas con dichas infecciones son aún menos comunes.

Síntomas

Las adherencias pueden ocasionar amenorrea (ausencia de periodos menstruales), abortos repetidos e infertilidad.

Sin embargo, estos síntomas podrían estar relacionados con varias afecciones. Es más probable que sean indicio de la presencia del síndrome de Asherman si se presentan de manera súbita después de un D&C u otra cirugía uterina.

Pruebas y exámenes

En la mayoría de los casos, un examen pélvico no revela problemas.

Los exámenes pueden incluir:

Tratamiento

El tratamiento comprende cirugía para cortar y extirpar las adherencias o tejido cicatricial. En la mayor parte de los casos, esto se puede hacer con una histeroscopia que usa pequeños instrumentos y una cámara colocada dentro del útero a través de la cerviz.

Después de extirpar el tejido cicatricial, la cavidad uterina se debe mantener abierta mientras sana para prevenir la reaparición de las adherencias. Es posible que su proveedor de atención médica coloque un pequeño globo dentro del útero durante varios días. También puede ser necesario que tome estrógeno mientras el revestimiento del útero cicatriza.

En caso de infección, puede necesitar tomar antibióticos.

Grupos de apoyo

El estrés de la enfermedad a menudo se puede mitigar uniéndose a un grupo de apoyo donde los miembros comparten experiencias y problemas comunes.

Expectativas (pronóstico)

El síndrome de Asherman se puede curar con cirugía. Algunas veces será necesario más de un procedimiento.

Es posible que las mujeres que son infértiles debido al síndrome de Asherman puedan tener un bebé después del tratamiento. El éxito del embarazo depende de la gravedad del síndrome de Asherman y de la dificultad del tratamiento. Otros factores que afectan la fertilidad y el embarazo también pueden estar involucrados.

Posibles complicaciones

Las complicaciones son poco comunes con la cirugía histeroscópica. En caso de que sucedan pueden incluir sangrado, perforación del útero e infección pélvica.

En algunos casos, la infertilidad no se cura con el tratamiento del síndrome de Asherman.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor si sus periodos menstruales no retornan después de un procedimiento obstétrico o ginecológico. Acuda a un especialista para una evaluación de infertilidad si usted no puede quedar embarazada después de 6 a 12 meses de intentarlo.

Prevención

La mayoría de los casos del síndrome de Asherman no se pueden predecir ni prevenir.

Nombres alternativos

Sinequias uterinas; Adherencias intrauterinas; Infertilidad - Asherman

Referencias

Benacerraf BR, Goldstein SR, Groszmann YS. Scarred uterus and Asherman's syndrome. In: Benacerraf BR, Goldstein SR, Groszmann YS, eds. Gynecologic Ultrasound: A Problem-Based Approach. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 177.

Katz VL. Benign gynecologic lesions: vulva, vagina, cervix, uterus, oviduct, ovary, ultrasound imaging of pelvic structures. In: Katz VL, Lentz GM, Lobo RA, Gershenson DM, eds. Comprehensive Gynecology. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2012:chap 18.

Simpson JL, Jauniaux ERM. Early pregnancy loss and stillbirth. In: Gabbe SG, Niebyl JR, Simpson JL, et al, eds. Obstetrics: Normal and Problem Pregnancies. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 27.

Ultima revisión 5/16/2016

Versión en inglés revisada por: Irina Burd, MD, PhD, Associate Professor of Gynecology and Obstetrics at Johns Hopkins University School of Medicine, Baltimore, MD. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados