Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/001153.htm

Esofagitis

Es cualquier inflamación, irritación o hinchazón del esófago. El esófago es el tubo que va desde la parte posterior de la boca hasta el estómago.

Causas

Con frecuencia, la esofagitis es causada por el reflujo de líquido del estómago hacia el esófago. El líquido contiene ácido, el cual irrita el tejido. Este problema se llama reflujo gastroesofágico. Un trastorno autoinmunitario llamado esofagitis eosinofílica también causa esta afección.

Los siguientes factores incrementan el riesgo de esofagitis:

  • Consumo de alcohol
  • Consumo de cigarrillos
  • Cirugía o radiación en el tórax (por ejemplo, el tratamiento para el cáncer pulmonar)
  • Tomar ciertas medicinas sin beber mucha agua. Los medicamentos incluyen alendronato, doxiciclina, ibandronato, risedronato, tetraciclina, pastillas de potasio y vitamina C
  • Vómitos

Las personas que tienen sistemas inmunitarios debilitados pueden presentar infecciones que llevan a esofagitis. La infección puede deberse a:

  • Hongos u hongos levaduriformes (en la mayoría de los casos Candida)
  • Virus, como el herpes o el citomegalovirus.

Síntomas

La infección o irritación puede hacer que el esófago resulte inflamado y se pueden formar llagas llamadas úlceras.

Los síntomas pueden abarcar:

  • Tos
  • Dificultad para deglutir
  • Deglución dolorosa
  • Acidez gástrica (reflujo de ácido)
  • Ronquera
  • Dolor de garganta

Pruebas y exámenes

El médico puede llevar a cabo los siguientes exámenes:

Tratamiento

El tratamiento depende de la causa.

  • Para el reflujo, se puede necesitar tomar medicamentos para reducir el ácido estomacal.
  • Las infecciones necesitarán tratamiento con antibióticos.
  • La esofagitis eosinofílica se trata con medicamentos, y posiblemente eliminando ciertos alimentos de su dieta.

Expectativas (pronóstico)

En la mayoría de los casos, los problemas que causan esofagitis responden al tratamiento.

Posibles complicaciones

Sin tratamiento, la esofagitis puede causar molestia intensa. Puede desarrollarse cicatrización (estrechamiento) del esófago. Esto puede provocar dificultad para deglutir.

Después de años de reflujo gastroesofágico, se puede presentar una afección llamada síndrome de Barrett. En raras ocasiones, el síndrome de Barrett puede llevar a cáncer del esófago.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si tiene síntomas de esofagitis.

Nombres alternativos

Inflamación del esófago; Esofagitis erosiva

Referencias

Falk GW, Katzka DA. Diseases of the esophagus. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman's Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2011:chap 140.

Richter JE, Friedenberg FK. Gastroesophageal reflux disease. In: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ, eds. Sleisenger & Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2010:chap 43.

Instrucciones para el paciente

Actualizado 8/11/2014

Versión en inglés revisada por: Jenifer K. Lehrer, MD, Department of Gastroenterology, Frankford-Torresdale Hospital, Aria Health System, Philadelphia, PA. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.