Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/001130.htm

Fisura anal

Es una pequeña grieta o ruptura en el tejido delgado y húmedo (mucosa) que recubre la parte inferior del recto (ano).

Causas

Las fisuras anales son muy comunes en bebés, pero pueden ocurrir a cualquier edad.

En adultos, las fisuras pueden ser causadas por el paso de heces grandes y duras o por diarrea prolongada. Otros factores pueden incluir:

  • Disminución del flujo sanguíneo en la zona
  • Demasiada tensión en los músculos del esfínter que controlan el ano

El padecimiento afecta a hombres y mujeres por igual. Las fisuras anales también son comunes en mujeres después del parto y en personas con enfermedad de Crohn.

Síntomas

Una fisura anal puede verse como una grieta en la piel del ano cuando la zona se estira levemente. La fisura está casi siempre en el medio. Las fisuras anales pueden causar deposiciones dolorosas y sangrado. Puede haber sangre en la parte externa de las heces o en el papel higiénico (o en las toallitas para bebé) después de una deposición.

Los síntomas pueden comenzar de manera repentina o aparecer lentamente con el tiempo.

Pruebas y exámenes

El proveedor de atención médica llevará a cabo un tacto rectal y examinará el tejido anal. Otros exámenes médicos que se pueden realizar incluyen:

  • Anoscopia, evaluación del ano, del canal anal y de la parte inferior del recto
  • Sigmoidoscopia, evaluación de la parte inferior del intestino grueso
  • Biopsia, extirpación del tejido rectal para evaluación
  • Colonoscopia, evaluación del colon

Tratamiento

La mayoría de las fisuras sanan por sí mismas y no requieren tratamiento.

Para prevenir o tratar las fisuras anales en los bebés, asegúrese de cambiar los pañales con frecuencia y limpiar el área suavemente.

NIÑOS Y ADULTOS

La preocupación por el dolor durante la defecación puede llevar a la persona a evitarla. Pero el hecho de no tener deposiciones solo hará que las heces se vuelvan aún más duras, lo cual puede empeorar la fisura anal.

Evite las heces duras y el estreñimiento:

  • Haciendo cambios en la dieta: comer más fibra o alimentos que aumentan el volumen de las heces, como frutas, verduras y granos
  • Tomando más líquidos
  • Usando ablandadores de heces

Consulte con su proveedor acerca de las siguientes pomadas o cremas que pueden aliviar la piel afectada:

  • Crema anestésica, si el dolor interfiere con las deposiciones normales
  • Vaselina
  • Óxido de zinc, hidrocortisona en crema al 1%, Preparación H (Preparation H) y otros productos

Un baño de asiento es un baño de agua caliente utilizado para la curación o la limpieza. Siéntese en el baño de 2 a 3 veces al día. El agua debe cubrir solo las caderas y los glúteos.

Si la fisura anal no desaparece con métodos de cuidados caseros, el tratamiento puede incluir:

  • Inyecciones de Bótox (toxina botulínica) en el músculo del ano (esfínter anal)
  • Cirugía menor para relajar el músculo anal
  • Cremas recetadas como nitratos o bloqueadores de canales de calcio, aplicadas sobre la fisura para ayudar a relajar los músculos

Expectativas (pronóstico)

Las fisuras anales a menudo sanan en forma rápida sin mayores problemas.

Las personas que presentan fisuras una vez son más propensas a tenerlas en el futuro.

Nombres alternativos

Fisura en el ano; Fisura anorrectal; Úlcera anal

Referencias

Abdelnaby A, Downs JM. Diseases of the anorectum. In: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ, eds. Sleisenger and Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease: Pathophysiology/Diagnosis/Management. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 129.

Kliegman RM, Stanton BF, St. Geme JW, Schor NF. Surgical conditions of the anus and rectum. In: Kliegman RM, Stanton BF, St. Geme JW, Schor NF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 344.

Merchea A, Larson DW. Anus. In: Townsend CM Jr, Beauchamp RD, Evers BM, Mattox KL, eds. Sabiston Textbook of Surgery. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 52.

Ultima revisión 6/11/2018

Versión en inglés revisada por: Debra G. Wechter, MD, FACS, general surgery practice specializing in breast cancer, Virginia Mason Medical Center, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.