Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/000892.htm

Resequedad vaginal

Se presenta cuando los tejidos de la vagina ya no están bien lubricados y sanos.

Causas

La vaginitis atrófica es causada por una disminución en los estrógenos.

Los estrógenos mantienen los tejidos de la vagina lubricados y saludables. Normalmente, el revestimiento de la vagina produce un líquido lubricante transparente, el cual hace que las relaciones sexuales sean más cómodas. También ayuda a disminuir la resequedad vaginal.

Si los niveles de estrógenos disminuyen, el tejido vaginal se encoge y se vuelve más delgado. Esto causa resequedad e inflamación.

Los niveles de estrógenos normalmente disminuyen después de la menopausia. Lo siguiente también puede provocar dicha disminución:

  • Medicinas u hormonas empleadas en el tratamiento para el cáncer de mama, la endometriosis, los miomas uterinos o la infertilidad
  • Cirugía para extirpar los ovarios
  • Radioterapia a la zona pélvica
  • Quimioterapia
  • Estrés grave, depresión o ejercicio riguroso

Algunas mujeres presentan este problema inmediatamente después del parto o mientras están amamantando. Los niveles de estrógeno están más bajos en estos momentos.

La vagina también puede resultar más irritada por jabones, detergentes para lavar, lociones, perfumes o duchas. Ciertas medicinas, el tabaquismo, los tampones y los condones también pueden causar o empeorar la resequedad vaginal.

Síntomas

Los síntomas incluyen:

  • Ardor al orinar
  • Sangrado leve después de la relación sexual
  • Dolor durante la relación sexual
  • Flujo vaginal leve
  • Dolor, ardor o picazón en la vagina

Pruebas y exámenes

Un examen de la pelvis muestra que las paredes vaginales están delgadas, pálidas o rojas.

Se puede analizar el flujo vaginal para descartar otras causas de la afección. Igualmente, se pueden realizar exámenes de los niveles hormonales para averiguar si ha llegado a la menopausia.

Tratamiento

Hay muchos tratamientos para la resequedad vaginal. Antes de tratar los síntomas usted misma, un proveedor de atención médica debe determinar la causa del problema.

  • Intente usando lubricantes y cremas humectantes vaginales. Estas a menudo humectarán la zona durante varias horas, hasta un día. Se pueden comprar sin recetas médicas.
  • Usar un lubricante vaginal hidrosoluble durante la relación sexual puede servir. Productos como la vaselina, el aceite mineral u otros aceites pueden dañar los condones de látex o los diafragmas.
  • Evite jabones, lociones, perfumes y duchas con fragancia.

El estrógeno recetado puede ser eficaz para tratar la vaginitis atrófica. Está disponible en crema, tableta, supositorio o anillo, todos los cuales se colocan directamente dentro de la vagina. Estas medicinas liberan estrógeno directamente en la zona vaginal y sólo un poco de éste es absorbido hacia el torrente sanguíneo.

Usted puede tomar estrógenos (hormonoterapia) en forma de un parche cutáneo o una píldora que se toma por vía oral si tiene sofocos u otros síntomas de menopausia.

Las mujeres deben analizar con su proveedor los riesgos y beneficios de la estrogenoterapia restitutiva.

Expectativas (pronóstico)

El tratamiento apropiado aliviará los síntomas la mayoría de las veces.

Posibles complicaciones

La resequedad vaginal puede:

  • Hacerla a usted más propensa a contraer infecciones vaginales causadas por bacterias u hongos.
  • Causar úlceras o fisuras en las paredes de la vagina.
  • Causar dolor con la relación sexual, lo cual puede afectar su relación con su pareja o cónyuge. (Hablar abiertamente con su pareja puede ayudar).

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con su proveedor si está experimentando resequedad o dolor vaginal, ardor, picazón o dolor durante la relación sexual que no desaparece cuando usa un lubricante hidrosoluble.

Nombres alternativos

Vaginitis - atrófica; Vaginitis debida a disminución en los estrógenos; Vaginitis atrófica; Resequedad vaginal por menopausia

Referencias

Eckert LO, Lentz G. Infections of the lower and upper genital tracts. In: Lentz GM, Lobo RA, Gershenson DM, Katz VL, eds. Comprehensive Gynecology. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Mosby; 2012:chap 23.

Grady D, Barrett-Connor E. Menopause. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman's Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 240.

Lobo RA. Menopasue and care of the mature woman. In: Lentz GM, Lobo RA, Gershenson DM, Katz VL, eds. Comprehensive Gynecology. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Mosby; 2012:chap 14.

Lea más

Actualizado 11/5/2015

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados