Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/000754.htm

Vejiga neurógena

Es un problema en el que una persona carece de control vesical debido a una afección cerebral, de la médula espinal o de los nervios. 

Causas

Varios músculos y nervios deben trabajar juntos para que la vejiga contenga la orina hasta que usted esté listo para vaciarla. Los mensajes nerviosos van y vienen entre el cerebro y los músculos que controlan el vaciado de la vejiga. Si estos nervios se dañan por enfermedad o lesión, es posible que los músculos no sean capaces de tensionarse o relajarse en el momento correcto.

Los trastornos del sistema nervioso central frecuentemente causan vejiga neurógena. Estos pueden incluir:

El daño o los trastornos de los nervios que inervan la vejiga también pueden causar esta afección. Esto puede incluir:

  • Daño neurológico (neuropatía)
  • Daño neurológico debido al consumo excesivo y prolongado de alcohol
  • Daño neurológico debido a diabetes prolongada
  • Deficiencia de vitamina B12
  • Daño neurológico a raíz de sífilis
  • Daño neurológico debido a cirugía de la pelvis
  • Daño neurológico por una hernia discal o una estenosis del conducto raquídeo

Síntomas

Los síntomas dependen de la causa. A menudo incluyen síntomas de incontinencia urinaria.

Los síntomas de vejiga hiperactiva pueden incluir:

  • Tener que orinar con demasiada frecuencia en cantidades pequeñas
  • Problemas para vaciar toda la orina de la vejiga
  • Pérdida del control del esfínter vesical

Los síntomas de vejiga hipoactiva pueden incluir:

  • Vejiga llena y posiblemente escape de orina
  • Incapacidad para decir cuándo la vejiga está llena
  • Problemas para empezar a orinar o vaciar toda la orina de la vejiga (retención urinaria)

Tratamiento

Los medicamentos pueden ayudar a manejar los síntomas. El proveedor de atención médica puede recomendar:

  • Medicamentos que relajen la vejiga (oxibutinina, tolterodina o propantelina)
  • Medicamentos que lleven a que ciertos nervios sean más activos (betanecol)
  • Toxina botulínica
  • Suplementos de ácido gamma-aminobutírico
  • Fármacos antiepilépticos

El proveedor puede remitirlo donde alguien que haya recibido entrenamiento para ayudar a las personas a manejar los problemas vesicales.

Las destrezas o técnicas que usted puede aprender incluyen:

  • Ejercicios para fortalecer los músculos del piso pélvico (ejercicios de Kegel)
  • Llevar un diario de cuándo orina, la cantidad que orina y si gotea orina. Esto puede ayudarlo a aprender cuándo debe vaciar la vejiga y cuándo puede ser el mejor momento para estar cerca de un baño.

Aprenda a reconocer los síntomas de infecciones urinarias, tales como ardor al orinar, fiebre, dolor en la espalda baja de un lado y una necesidad más frecuente de orinar. Las tabletas de arándanos pueden ayudar a prevenir las infecciones urinarias.

Algunas personas posiblemente necesiten usar un sonda vesical. Esta consiste en un tubo delgado que se introduce en la vejiga. Puede necesitar una sonda:

  • Puesta en el lugar todo el tiempo (sonda permanente)
  • Puesta en la vejiga de 4 a 6 veces por día para evitar que esta se llene demasiado (sondaje intermitente)

Algunas veces, se necesita cirugía. Las cirugías para la vejiga neurógena incluyen:

  • Esfínter artificial
  • Dispositivo eléctrico implantado cerca de los nervios de la vejiga para estimular los músculos de dicho órgano
  • Cirugía de cabestrillo
  • Creación de una abertura (estoma) por la cual la orina fluye fuera de la vejiga hacia una bolsa especial (esto se denomina derivación urinaria)

Grupos de apoyo

Si tiene incontinencia urinaria, hay organizaciones disponibles para brindar mayor información y apoyo.

Posibles complicaciones

Las complicaciones de la vejiga neurógena pueden incluir:

  • Escape constante de orina que puede causar ruptura de la piel y llevar a que se presenten úlceras de decúbito
  • Daño renal si la vejiga resulta demasiado llena, lo que provoca acumulación de presión en los conductos que llevan a los riñones y en los riñones en sí
  • Infecciones urinarias

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame al proveedor si usted:

  • Es incapaz de vaciar su vejiga del todo
  • Tiene signos de una infección vesical (fiebre, ardor al orinar, ganas frecuentes de orinar)
  • Orina cantidades pequeñas con frecuencia

Nombres alternativos

Hiperactividad neurógena del detrusor; Disfunción neurógena del esfínter vesical

Referencias

Chapple CR, Osman NI. The underactive detrusor. In: Wein AJ, Kavoussi LR, Partin AW, Peters CA, eds. Campbell-Walsh Urology. 11th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 77.

Goetz LL, Klausner AP, Cardenas DD. Bladder dysfunction. In: Cifu DX, ed. Braddom's Physical Medicine and Rehabilitation. 5th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 20.

Panicker JN, DasGupta R, Batla A. Neurourology. In: Daroff RB, Jankovic J, Maziotta JC, Pomeroy SL, eds. Bradley's Neurology in Clinical Practice. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 47.

Lea más

Ultima revisión 5/30/2016

Versión en inglés revisada por: Amit M. Shelat, DO, FACP, Attending Neurologist and Assistant Professor of Clinical Neurology, SUNY Stony Brook, School of Medicine, Stony Brook, NY. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados