Omita y vaya al Contenido

Los sitios web oficiales usan .gov
Un sitio web .gov pertenece a una organización oficial del Gobierno de Estados Unidos.

Los sitios web seguros .gov usan HTTPS
Un candado ( ) o https:// significa que usted se conectó de forma segura a un sitio web .gov. Comparta información sensible sólo en sitios web oficiales y seguros.

Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/000616.htm

Enfermedad del legionario

Es una infección de los pulmones y las vías respiratorias. Es causada por la bacteria Legionella.

Causas

Las bacterias que causan la enfermedad del legionario se han encontrado en los sistemas de suministro de agua y pueden sobrevivir en ambientes cálidos, húmedos y sistemas de aire acondicionado que existen en edificaciones grandes, como los hospitales.

La mayoría de los casos son causados por Legionella pneumophila. El resto de los casos es causado por otras especies de Legionella.

No se ha demostrado que exista la propagación de la bacteria de una persona a otra.

La mayoría de las infecciones ocurre en adultos de mediana edad o en personas mayores. En muy pocas ocasiones, los niños pueden contraer la infección. Cuando esto sucede, la enfermedad es menos grave.

Entre los factores de riesgo se encuentran:

  • Consumo de alcohol
  • Tabaquismo
  • Enfermedades como la insuficiencia renal o diabetes
  • Enfermedad pulmonar prolongada (crónica), como EPOC
  • Uso prolongado de un respirador (ventilador)
  • Medicamentos que inhiben el sistema inmunitario, como quimioterapia y esteroides
  • Edad avanzada

Síntomas

Los síntomas tienden a empeorar durante los primeros 4 a 6 días. Casi siempre mejoran en otros 4 a 5 días.

Los síntomas pueden incluir:

  • Malestar generalizado, decaimiento o indisposición general (malestar general)
  • Dolor de cabeza
  • Fiebre, escalofríos y temblores
  • Dolor articular, dolores musculares y rigidez
  • Dolor de pecho
  • Expectoración que no produce mucho esputo o moco (tos seca)
  • Expectoración con sangre
  • Diarrea, náuseas, vómitos y dolor abdominal
  • Problemas con el equilibrio
  • Dificultad para respirar

Pruebas y exámenes

El proveedor de atención médica llevará a cabo un examen físico. Se pueden escuchar sonidos anormales, llamados crepitaciones, al auscultar el tórax con un estetoscopio.

Los exámenes que se pueden hacer incluyen:

Tratamiento

Los antibióticos se utilizan para combatir la infección. El tratamiento se comienza tan pronto como se sospecha la enfermedad, sin esperar la confirmación por medio de una prueba de laboratorio.

Otros tratamientos también pueden incluir recibir:

  • Líquidos, a través de una vena (IV)
  • Oxígeno, el cual se administra a través de una máscara o un respirador
  • Medicamentos inhalados para facilitar la respiración

Expectativas (pronóstico)

La enfermedad del legionario es potencialmente mortal. El riesgo de morir es mayor en personas que:

  • Tienen enfermedades prolongadas (crónicas) o sistemas inmunológicos comprometidos
  • Resultan infectadas mientras están en el hospital
  • Son adultos mayores

Cuándo contactar a un profesional médico

Contacte a su proveedor de inmediato en caso de tener cualquier tipo de problema para respirar y crea que tiene síntomas de la enfermedad del legionario.

Nombres alternativos

Neumonía por Legionela; Fiebre de Pontiac; Legionelosis; Legionela pneumophilia

Instrucciones para el paciente

Referencias

Edelstein PH, Roy CR. Legionnaires' disease and Pontiac fever. In: Bennett JE, Dolin R, Blaser MJ, eds. Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 232.

Marrie TJ. Legionella infections. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 26th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 298.

Ultima revisión 1/22/2023

Versión en inglés revisada por: Denis Hadjiliadis, MD, MHS, Paul F. Harron, Jr. Professor of Medicine, Pulmonary, Allergy, and Critical Care, Perelman School of Medicine, University of Pennsylvania, Philadelphia, PA. Also reviewed by David C. Dugdale, MD, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados