Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/000576.htm

Anemia hemolítica inmunitaria

La anemia es una afección en la cual el cuerpo no tiene suficientes glóbulos rojos sanos. Los glóbulos rojos proporcionan oxígeno a los tejidos del cuerpo.

Los glóbulos rojos duran aproximadamente unos 120 días antes de que el cuerpo los elimine. En la anemia hemolítica, los glóbulos rojos en la sangre se destruyen antes de lo normal.

La anemia hemolítica inmunitaria ocurre cuando se forman anticuerpos contra los glóbulos rojos del propio cuerpo y los destruyen. Esto sucede debido a que el sistema inmunitario reconoce erróneamente a estos glóbulos como extraños.

Causas

Las posibles causas incluyen:

  • Ciertas sustancias químicas, drogas y toxinas
  • Infecciones
  • Transfusión sanguínea de un donante con un tipo de sangre que no es compatible
  • Ciertos cánceres

Cuando se forman anticuerpos contra los glóbulos rojos sin razón, la afección se denomina anemia hemolítica idiopática autoinmunitaria.

Los anticuerpos también pueden ser causados por:

  • Complicación de otra enfermedad
  • Transfusiones de sangre anteriores
  • Embarazo (si el tipo de sangre del bebé es diferente del de la madre)

Los factores de riesgo están relacionados con las causas.

Síntomas

Si la anemia es leve, es posible que usted no tenga síntomas. Si el problema aparece lentamente, los síntomas que pueden producirse primero abarcan:

  • Sentirse débil o cansado más a menudo que de costumbre, o con el ejercicio
  • Dolores de cabeza
  • Problemas para concentrarse o pensar

Si la anemia empeora, los síntomas pueden abarcar:

Pruebas y exámenes

Usted puede necesitar las siguientes pruebas:

Tratamiento

El primer tratamiento que se intenta generalmente es un medicamento esteroide, como prednisona. Si los esteroides no mejoran la afección, se puede contemplar la posibilidad de un tratamiento con inmunoglobulina intravenosa (IGIV), o se puede considerar la extirpación del bazo (esplenectomía).

Usted también puede recibir un tratamiento para inhibir el sistema inmunitario si no hay respuesta a los esteroides. Se han empleado medicamentos como azatioprina (Imuran), ciclofosfamida (Cytoxan) y rituximab (Rituxan). 

Las transfusiones sanguíneas se administran con precaución, debido a que es posible que la sangre no sea compatible y puede causar la destrucción de más glóbulos rojos.  

Expectativas (pronóstico)

La enfermedad puede comenzar rápidamente y ser muy grave o puede seguir siendo leve y no necesitar un tratamiento especial.

En la mayoría de las personas, los esteroides o la esplenectomía pueden controlar la anemia total o parcialmente.

Posibles complicaciones

La anemia grave casi nunca lleva a la muerte. Se puede presentar una infección grave como complicación del tratamiento con esteroides, otros medicamentos que inhiben el sistema inmunitario o la esplenectomía, ya que estos tratamientos deterioran la capacidad del cuerpo para combatir la infección.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si presenta fatiga o dolor torácico inexplicable o signos de infección.

Prevención

La detección de anticuerpos en sangre donada y en el receptor puede prevenir la anemia hemolítica relacionada con las transfusiones sanguíneas.

Nombres alternativos

Anemia hemolítica de tipo inmunitaria; Anemia hemolítica autoinmunitaria (AIHA)

Imágenes

Referencias

Jager U, Lechner K. Autoimmune hemolytic anemia. In: Hoffman R, Benz EJ Jr, Silberstein LE, Heslop HE, Weitz JI, Anastasi J, eds. Hematology: Basic Principles and Practice. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2013:chap 44.

Michel M. Autoimmune and intravascular hemolytic anemias. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman's Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 160.

Actualizado 2/1/2016

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados