Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/000327.htm

Hemocromatosis

Es una afección en la cual hay demasiado hierro en el cuerpo. También se denomina sobrecarga de hierro. 

Causas

La hemocromatosis puede ser un trastorno genético que se transmite de padres a hijos.

  • Las personas con este tipo de trastorno genético absorben demasiado hierro a través del tubo digestivo. El hierro se acumula en el cuerpo. El hígado, el corazón y el páncreas son los órganos comunes en los que se acumula el hierro.
  • Está presente desde el nacimiento, pero puede no diagnosticarse durante años.
  • Una persona es más propensa a tener esta enfermedad si alguien más en su familia tiene o ha tenido esta afección.

La hemocromatosis también puede ocurrir como resultado de:

  • Otros trastornos sanguíneos, como la talasemia o ciertas anemias. Demasiadas transfusiones de sangre con el tiempo pueden llevar a una sobrecarga de hierro.
  • Consumo prolongado de alcohol y otras afecciones.

Este trastorno afecta más a los hombres que a las mujeres. Es especialmente común en personas de raza blanca de ascendencia europea occidental.

Síntomas

Los síntomas pueden incluir cualquiera de los siguientes:

  • Dolor abdominal
  • Fatiga, falta de energía, debilidad
  • Oscurecimiento generalizado de la piel (a menudo denominado como bronceado)
  • Dolor articular
  • Pérdida del vello corporal
  • Pérdida del deseo sexual
  • Pérdida de peso

Pruebas y exámenes

El proveedor de atención médica llevará a cabo un examen físico. Este puede mostrar hinchazón del bazo y el hígado, al igual que cambios del color de la piel.

Los análisis de sangre pueden ayudar a elaborar el diagnóstico. Las pruebas pueden incluir:

Otros exámenes pueden incluir:

  • Nivel de azúcar (glucosa) en la sangre
  • Alfafetoproteína
  • Ecocardiografía para examinar la actividad cardíaca
  • Electrocardiografía (ECG) para examinar la actividad eléctrica del corazón
  • Exámenes imagenológicos como tomografías computarizadas (TC), resonancias magnéticas (RM) y ecografía
  • Pruebas de la función hepática

La afección puede confirmarse con una biopsia del hígado o una flebotomía.

Si se confirma una anomalía genética, se pueden utilizar exámenes de sangre para averiguar si otros miembros de la familia están en riesgo de presentar sobrecarga de hierro.

Tratamiento

El objetivo del tratamiento es extraer el exceso de hierro del cuerpo y brindar tratamiento de cualquier daño a órganos.

Un procedimiento llamado flebotomía es el mejor método para extraer el exceso de hierro del cuerpo:

  • Se extrae medio litro de sangre cada semana hasta que el nivel de hierro en el cuerpo sea normal. Esto puede requerir muchos meses para llevarse a cabo.
  • Después de esto, es posible que el procedimiento se realice con menos frecuencia para mantener el nivel de hierro normal.

La razón por la cual se necesita este procedimiento depende de los síntomas, de los niveles de hemoglobina y ferritina en el suero, al igual que de la cantidad de hierro que usted consume en la alimentación.

En los hombres, la hormonoterapia con testosterona puede ayudar a mejorar la pérdida del deseo sexual y los cambios en las características sexuales secundarias.

Se tratarán otros problemas de salud como la diabetes, la artritis, la insuficiencia hepática y la insuficiencia cardíaca.

Si a usted le diagnostican hemocromatosis, debe seguir una dieta especial para reducir la cantidad de hierro absorbida a través del tubo digestivo. Su proveedor le recomendará lo siguiente:

  • No tomar alcohol, especialmente si tiene daño hepático.
  • No tomar pastillas ni vitaminas que contengan hierro.
  • No usar utensilios de cocina fabricados con hierro.
  • No comer productos de mar crudos (cocidos están bien).
  • No consumir alimentos fortificados con hierro, como cereales para desayunar que contengan hierro al 100%.

Expectativas (pronóstico)

Sin tratamiento, la sobrecarga de hierro puede llevar a daño hepático. 

El hierro extra también se puede acumular en otras áreas del cuerpo como la tiroides, los testículos, el páncreas, la hipófisis, el corazón o las articulaciones. El tratamiento temprano puede ayudar a prevenir complicaciones, como hepatopatía, cardiopatía, artritis y diabetes.

El pronóstico depende de la magnitud del daño a órganos. Parte de este daño a los órganos afectados puede neutralizarse cuando la hemocromatosis se detecta pronto y se trata de manera agresiva con flebotomía.

Posibles complicaciones

Las complicaciones incluyen:

  • Cirrosis del hígado
  • Insuficiencia hepática
  • Cáncer del hígado

La enfermedad puede llevar a la aparición de:

  • Artritis
  • Diabetes
  • Problemas cardíacos
  • Aumento del riesgo para ciertas infecciones bacterianas
  • Atrofia testicular
  • Cambios en el color de la piel

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor si se presentan los síntomas de la hemocromatosis.

Solicite una cita con su proveedor (para una prueba de detección) si a un miembro de la familia se le ha diagnosticado hemocromatosis.

Prevención

Con la realización de pruebas de detección a los miembros de la familia de una persona a la cual se le ha diagnosticado hemocromatosis se puede detectar la enfermedad en forma temprana, de tal manera que se puede iniciar el tratamiento antes de que se haya producido daño a órganos en otros familiares afectados.

Nombres alternativos

Sobrecarga de hierro; Transfusión de sangre - hemocromatosis

Imágenes

Referencias

Bacon BR, Britton RS. Hemochromatosis. In: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ, eds. Sleisenger and Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease: Pathophysiology/Diagnosis/Management. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 75.

Ferri FF. Hemochromatosis. In: Ferri FF, ed. Ferri's Clinical Advisor 2016. Philadelphia: PA: Elsevier; 2016:585-586.

Ultima revisión 3/16/2016

Versión en inglés revisada por: Todd Gersten, MD, Hematology/Oncology, Florida Cancer Specialists & Research Institute, Wellington, FL. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados