Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/000029.htm

Lesión de columna

La médula espinal contiene los nervios que transportan mensajes entre el cerebro y el cuerpo. La médula pasa a través del cuello y la espalda. Una lesión de la médula espinal es muy grave porque puede causar pérdida del movimiento (parálisis) por debajo del sitio de la lesión.

Causas

Una lesión a la médula espinal puede ser causada por:

  • Herida penetrante o de bala
  • Traumatismo directo en cara, cuello, cabeza, pecho o espalda (por ejemplo, un accidente automovilístico)
  • Accidente al zambullirse en el agua
  • Descarga eléctrica
  • Torcedura extrema de la parte media del cuerpo
  • Aterrizar sobre la cabeza durante una lesión deportiva
  • Caída desde una gran altura

Síntomas

Los síntomas de una lesión de la médula espinal pueden incluir:

  • Cabeza que está en una posición inusual.
  • Entumecimiento u hormigueo que se propaga brazo o pierna abajo.
  • Debilidad.
  • Dificultad para caminar.
  • Parálisis (pérdida del movimiento) de brazos y piernas.
  • Pérdida del control de esfínteres.
  • Shock (piel fría y húmeda, uñas y labios azulados, apariencia aturdida o semiinconsciente).
  • Pérdida de la lucidez mental (pérdida del conocimiento).
  • Rigidez o dolor en el cuello, dolor de cabeza.

Primeros auxilios

Nunca mueva a alguien que usted piense que pueda tener una lesión en la columna, a menos que sea absolutamente necesario. Por ejemplo, si usted necesita sacar a la persona de un automóvil en llamas o ayudarle a respirar.

Mantenga a la persona absolutamente quieta y a salvo hasta que llegue la ayuda médica.

  • Llame al número local de emergencias (como el 911 en los Estados Unidos).
  • Sostenga la cabeza y cuello de la persona lesionada en la misma posición en que los encontró. No intente enderezar el cuello ni tampoco deje que el cuello se doble o se tuerza.
  • No deje que la persona se levante y camine sin ayuda.

Si la persona no está despierta o no le está respondiendo:

  • Verifique la respiración y la circulación
  • Aplique RCP de ser necesario. No realice respiración boca a boca, haga sólo compresiones pectorales.

No voltee a la persona a menos que esté vomitando o ahogándose con la sangre, o si usted necesita verificar la respiración. Si necesita voltearla:

  • Procure que alguien más le ayude.
  • Una persona se debe ubicar en la parte de la cabeza y la otra a un costado de la persona lesionada.
  • Mantenga la cabeza, el cuello y la espalda de la persona alineadas mientras usted la voltea hacia un lado.

No se debe

  • No doble, tuerza, ni levante la cabeza ni el cuerpo de la persona.
  • No intente mover a la persona antes de que llegue la ayuda médica, a menos que sea absolutamente necesario.
  • No retire el casco ni las almohadillas que se usan en el fútbol americano si se sospecha de una lesión de columna.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame al número local de emergencias (como el 911 en los Estados Unidos) si piensa que alguien tiene una lesión en la médula espinal. No mueva a la persona, a menos que haya un peligro inminente.

Prevención

Lo siguiente puede disminuir el riesgo de una lesión en la columna:

  • Usar cinturones de seguridad.
  • No consumir alcohol y conducir.
  • No zambullirse de cabeza en charcos, lagos, ríos y otros espejos de agua, especialmente si usted no puede determinar la profundidad del agua o si el agua no es transparente.
  • No atajar ni embestir a una persona con la cabeza.

Nombres alternativos

Lesión de cuello o lesión cervical

Referencias

American Red Cross. First Aid/CPR/AED Participant's Manual. 2nd ed. Dallas, TX: American Red Cross; 2014.

Kaji AH, Newton E, Hockberger RS. Spinal injuries. In: Marx JA, Hockberger RS, Walls RM, eds. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 43. 

Ultima revisión 4/13/2015

Versión en inglés revisada por: Dennis Ogiela, MD, orthopedic surgery and physical medicine and rehabilitation, Danbury Hospital, Danbury, CT. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados