Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/000012.htm

RCP en niños (1 a 8 años)

RCP corresponde a las siglas de reanimación cardiopulmonar. Es un procedimiento de salvamento que se lleva a cabo cuando la respiración o los latidos cardíacos de un niño han cesado. Esto puede suceder después de ahogamiento, sofoco, asfixia u otras lesiones. La reanimación cardiopulmonar (RCP) consiste en:

  • Respiración boca a boca, la cual provee oxígeno a los pulmones del niño.
  • Compresiones cardíacas, las cuales mantienen la sangre del niño circulando.

Se puede presentar daño cerebral permanente o la muerte en unos pocos minutos si el flujo de sangre en un niño se detiene. Por lo tanto, se debe continuar con estos procedimientos hasta que los latidos y la respiración del niño retornen o hasta que llegue ayuda médica entrenada.

Consideraciones

Es mejor que la RCP sea realizada por alguien que haya recibido entrenamiento para tal fin en un curso acreditado. Las técnicas más novedosas hacen más énfasis en las compresiones cardíacas más que en la respiración boca a boca y la vía respiratoria, lo que revoca la vieja práctica.

Todos los padres de familia y aquellos que se encargan de cuidar niños deben aprender RCP para bebés y niños si todavía no lo han hecho. Consulte www.heart.org para buscar clases cerca de usted.

El tiempo es muy importante cuando se trata de un niño inconsciente que no está respirando. El daño cerebral permanente comienza después de tan solo 4 minutos sin oxígeno y la muerte puede ocurrir de 4 a 6 minutos más tarde.

Las máquinas llamadas desfibriladores externos automáticos (AED, por sus siglas en inglés) se pueden encontrar en muchos lugares públicos y están disponibles para uso casero. Estas máquinas tienen almohadillas o paletas que se colocan sobre el pecho durante una emergencia potencialmente mortal. Dichas máquinas utilizan computadoras para revisar automáticamente el ritmo cardíaco y dar un choque súbito si, y sólo si, se necesita para hacer que el corazón recobre su ritmo correcto. Al usar un desfibrilador externo automático, siga las instrucciones al pie de la letra.

Los procedimientos descritos en este artículo NO sustituyen el entrenamiento en RCP.

Causas

Hay muchas situaciones que provocan que los latidos cardíacos y la respiración de un niño se detengan. Algunas razones por las cuales usted tal vez necesite realizar RCP en un niño incluyen:

  • Asfixia
  • Ahogamiento
  • Descarga eléctrica
  • Sangrado excesivo
  • Traumatismo craneal o lesión grave
  • Enfermedad pulmonar
  • Intoxicación
  • Sofoco

Síntomas

La RCP se debe llevar a cabo si el niño tiene alguno de los siguientes síntomas:

Primeros auxilios

1. Verifique si hay lucidez mental. Sacuda o palmotee al niño suavemente. Observe si se mueve o hace algún ruido. Pregúntele en voz alta "¿Estás bien?".

2. Si no hay respuesta, pida ayuda. Pídale a alguien que llame al número local de emergencias (911 en los Estados Unidos) y consiga un desfibrilador externo automático o AED, de haber uno disponible. No deje al niño solo sino hasta que le haya practicado RCP aproximadamente por 2 minutos.

3. Coloque al niño cuidadosamente boca arriba. Si existe la posibilidad de que el niño tenga una lesión en la columna, dos personas deben moverlo para evitar torcerle la cabeza y el cuello.

4. Realice compresiones cardíacas:

  • Coloque la base de una mano en el esternón, justo debajo de los pezones. Asegúrese de que la mano no esté en el extremo del esternón. 
  • Mantenga la otra mano en la frente del niño, sosteniendo la cabeza inclinada hacia atrás. 
  • Aplique presión en el pecho del niño de tal manera que se comprima entre 1/3 y 1/2 de su profundidad. 
  • Aplique 30 compresiones de pecho. En cada ocasión, permita que el pecho se levante completamente. Estas compresiones deben efectuarse de manera rápida y fuerte sin pausa. Cuente las 30 compresiones rápidamente: "1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12, 13, 14, 15, 16, 17, 18, 19, 20, 21, 22, 23, 24, 25, 26, 27, 28, 29, 30, ya".  

5. Abra la vía respiratoria. Levante la barbilla con una mano. Al mismo tiempo, incline la cabeza hacia atrás empujando la frente hacia abajo con la otra mano.

6. Observe, escuche y sienta si hay respiración. Ponga el oído cerca de la nariz y boca del niño. Observe si hay movimiento del pecho. Sienta con la mejilla si hay respiración.

7. Si el niño no está respirando:

  • Cubra firmemente con su boca la boca del niño. 
  • Cierre la nariz apretando con los dedos. 
  • Mantenga la barbilla levantada y la cabeza inclinada. 
  • Dé dos insuflaciones boca a boca. Cada insuflación debe tomar alrededor de un segundo y hacer que el pecho se levante.

8. Después de aproximadamente 2 minutos de RCP, si el niño aún no presenta respiración normal, tos o algún movimiento, déjelo solo si no hay alguien más y llame al número local de emergencias (como el 911). Si hay un AED para niños disponible, utilícelo en ese momento.

9. Repita la respiración boca a boca y las compresiones cardíacas hasta que el niño se recupere o hasta que llegue la ayuda.

Si el niño comienza a respirar de nuevo por sí mismo, colóquelo en posición de recuperación. Verifique periódicamente la respiración hasta que llegue la ayuda.

No se debe

  • Si cree que el niño tiene una lesión de columna, jale la mandíbula hacia adelante sin mover la cabeza y el cuello. NO permita que la boca se cierre.
  • Si el niño tiene signos de respiración normal, tos o movimiento, NO inicie las compresiones cardíacas. Hacerlo puede causar un paro cardíaco.
  • A menos que se sea un profesional de la salud, NO debe verificar si hay pulso. Solo un profesional de la salud está entrenado apropiadamente para hacer esto.

Cuándo contactar a un profesional médico

  • Si tiene ayuda, solicítele a una persona que llame al número local de emergencias (911 en los Estados Unidos) mientras otra persona comienza a administrar RCP.
  • Si está solo, grite fuertemente pidiendo auxilio y luego inicie la RCP. Después de aproximadamente 2 minutos de practicar RCP, si no ha llegado ayuda, llame al número local de emergencias (como el 911). Usted puede llevar al niño consigo hasta el teléfono más cercano (a menos que sospeche lesión en la columna).

Prevención

La mayoría de los niños necesitan RCP debido a un accidente que se pudo prevenir. Los siguientes consejos pueden ayudar a prevenir algunos accidentes:

  • Enséñele a sus hijos los principios básicos de seguridad familiar.
  • Enséñele a su hijo a nadar.
  • Enséñele a su hijo a estar atento a los automóviles y a montar en bicicleta en forma segura.
  • Asegúrese de seguir las pautas para el uso de sillas de automóvil para niños.
  • Enséñele a su hijo medidas de seguridad con respecto a las armas de fuego. Si tiene armas de fuego en su casa, manténgalas bajo llave en un gabinete aislado.
  • Enséñele a su hijo el significado de "no tocar".

Nunca subestime lo que puede hacer un niño. Suponga que el niño puede desplazarse y tomar cosas más de lo que usted piensa. Piense en lo que le puede suceder al niño y esté listo. Es de esperarse que los niños trepen y se contorsionen. Utilice siempre cinturones de seguridad en las sillas altas y carritos.

Seleccione juguetes que sean apropiados para la edad del niño. No les dé juguetes pesados o frágiles a niños pequeños. Inspeccione los juguetes para ver si tienen piezas sueltas o pequeñas, bordes filosos, puntas, pilas sueltas u otros peligros. Mantenga las soluciones de limpieza y químicos tóxicos almacenados con seguridad en gabinetes a prueba de niños.

Cree un ambiente seguro y supervise a los niños cuidadosamente, en particular alrededor del agua y cerca de los muebles. Los enchufes eléctricos, las hornillas de estufas y los gabinetes de medicinas pueden ser peligrosos para los niños pequeños.

Nombres alternativos

Respiración boca a boca y compresiones cardíacas - niño; Reanimación - cardiopulmonar - niño; RCP - niño

Imágenes

Referencias

American Red Cross. Pediatric First Aid/CPR/AED Ready Reference. Revised 6/14. Dallas, TX: American Red Cross; 2014.

Berg MD, Schexnayder SM, Chameides L, et al. Part 13: pediatric basic life support: 2010 American Heart Association guidelines for cardiopulmonary resuscitation and emergency cardiovascular care. Circulation. 2010;122(18 Suppl 3):S862-S875. PMID: 20956229 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20956229.

Cukor J, Manno M. Pediatric respiratory emergencies. In: Marx J, Hockberger RS, Walls RM, eds. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 168.

Donoghue AJ, Berg RA, Nadkarni V. Pediatric resuscitation. In: Marx JA, Hockberger RS, Walls RM, et al, eds. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 10. 

Actualizado 4/12/2015

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados