Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/quiz/000091.htm

Evalúe su conocimiento sobre los desencadenantes de la EPOC

Las personas con EPOC deben tomar precauciones para evitar contraer un resfriado o gripe.

La respuesta correcta es verdadero. Contraer un resfriado o una gripe puede desencadenar una reagudización de los síntomas. Reduzca su riesgo de infección lavándose las manos con frecuencia y evitando a personas con resfriado o gripe. Usted también debe hacerse vacunar contra la gripe cada año y hacerse aplicar una vacuna contra el neumococo (pregúntele a su médico con qué frecuencia).

La calidad del aire afuera puede afectar sus síntomas de la EPOC.

La respuesta correcta es verdadero. La contaminación y otros materiales en el aire pueden desencadenar síntomas de la EPOC. Usted puede verificar el índice de calidad del aire cada día para ver qué tan limpio está en su área. Busque este índice publicado en su periódico local o en la televisión o la radio.

El tabaquismo indirecto no afecta a las personas con EPOC.

La respuesta correcta es falso. El tabaquismo indirecto puede provocar una reagudización de los síntomas de EPOC. Para reducir su exposición, evite los lugares donde la gente fuma. Igualmente, solicíteles a sus amigos y familiares que no fumen cerca de usted, ni en su casa ni en sus alrededores.

El humo de una estufa de leña puede desencadenar una reagudización.

La respuesta correcta es verdadero. Si no se puede evitar el uso de una estufa de leña, escoja una que tenga certificación en emisiones por parte de la EPA (Agencia de Protección Ambiental). Además, asegúrese de hacer limpiar la estufa, el hogar y la chimenea cada año, y sólo queme madera que haya estado seca durante muchos meses.

Pintar la sala puede desencadenar síntomas de EPOC.

La respuesta correcta es verdadero. La pintura es uno más de los productos domésticos que contienen compuestos orgánicos volátiles (COV). Cuando se inhala, estos compuestos pueden provocar el empeoramiento de los síntomas de la EPOC. Para reducir su contacto, use un ventilador para airear las habitaciones al utilizar pintura o productos de limpieza.

Usted puede reducir su exposición al polen:

La respuesta correcta es todas las anteriores. El polen es otro posible desencadenante de los síntomas de la EPOC. Permanecer bajo techo cuando la cantidad de polen es alta ayuda a prevenir las reagudizaciones. El índice de polen es más alto entre las 5 y las 10 a.m. en los días calurosos, secos y ventosos. Retire las plantas de los interiores si éstas desencadenan los síntomas.

Usted puede evitar el moho en su casa mediante el control de la humedad.

La respuesta correcta es verdadero. El moho es otro factor desencadenante de la EPOC y prolifera en lugares húmedos. Reduzca el moho en su casa manteniendo la humedad interior baja. Usted puede hacer esto mediante el uso de un aire acondicionado o un deshumidificador.

Los ácaros del polvo son comunes en las zonas secas de su hogar.

La respuesta correcta es falso. Los ácaros viven en las partículas del polvo, pero proliferan en lugares húmedos. Los excrementos de los ácaros del polvo pueden desencadenar la EPOC. Usted puede reducir estos ácaros limpiando con un paño húmedo, aspirando con frecuencia, lavando la ropa de cama una vez por semana en agua caliente y empleando un aire acondicionado en clima cálido.

¿Cuáles de los siguientes factores pueden provocar una reagudización?

La respuesta correcta es todas las anteriores. Las mascotas pueden desencadenar los síntomas de la EPOC, pero usted no tiene que deshacerse de su peludo amigo. Reduzca el contacto con los desencadenantes manteniendo las mascotas fuera de su dormitorio y alejadas de las alfombras, la ropa de cama y los muebles tapizados. Si es posible, escoja mascotas sin pelo o sin plumas.

Sus aparatos domésticos pueden causar contaminación en espacios interiores.

La respuesta correcta es verdadero. Cualquier aparato que utilice gas, petróleo, propano, gas natural o queroseno puede producir emanaciones que pueden desencadenar los síntomas de la EPOC. Para reducir este riesgo, haga limpiar y revisar su horno y otros sistemas de calefacción y enfriamiento todos los años.