Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000700.htm

EPOC - manejo del estrés y del estado de ánimo

Las personas con EPOC tienen un mayor riesgo de depresión, estrés y ansiedad. Estar estresado o deprimido puede empeorar los síntomas de EPOC y hacer más difícil cuidar de sí mismo.

Cuando usted tiene EPOC, cuidar su salud emocional es tan importante como cuidar su salud física. Aprender a hacerle frente al estrés y a la ansiedad y buscar atención para la depresión puede ayudarle a manejar la EPOC y sentirse mejor en general.

La EPOC y sus emociones

Tener la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) puede afectar su estado de ánimo y las emociones por varias razones:

  • No puede hacer todas las cosas que solía hacer.
  • Tiene que hacer las cosas mucho más lentamente que antes.
  • A menudo puede sentirse cansado.
  • Puede tener dificultades para dormir.
  • Puede sentir vergüenza o culparse por tener EPOC.
  • Puede estar más aislado de los demás porque es más difícil salir a hacer cosas.
  • Los problemas respiratorios pueden ser estresantes y atemorizantes.

Todos estos factores pueden hacerlo sentir deprimido, ansioso o estresado.

Cómo pueden sus emociones afectar la EPOC

Tener EPOC puede cambiar la forma como usted se siente respecto a sí mismo, lo que a su vez puede afectar los síntomas de la EPOC y cuán bien se cuida usted.

Las personas con EPOC que estén deprimidas pueden tener más reagudizaciones de esta enfermedad y posiblemente tengan que ir al hospital con más frecuencia. La depresión agota su energía y motivación. Cuando usted está deprimido, tiene menos probabilidades de:

  • Comer bien y hacer ejercicio.
  • Tomar sus medicinas como se lo indicaron.
  • Seguir su plan de tratamiento.
  • Descansar lo suficiente. O bien, puede llegar descansar demasiado.

El estrés es un desencadenante conocido de la EPOC. Cuando se siente estresado y ansioso, usted quizás respira más rápido, lo cual puede hacerlo sentir con falta de aliento. Cuando tiene más dificultad para respirar, se siente más ansioso y el ciclo continúa, llevándolo a que se sienta incluso peor.

Cómo manejar el estrés y evitar la depresión

Hay medidas que usted puede y debe tomar para proteger su salud emocional. Aunque usted no puede librarse de todo el estrés en su vida, puede aprender a manejarlo. Estas sugerencias pueden ayudarle a aliviar el estrés y mantener una actitud positiva.

  • Identifique a las personas, lugares y situaciones que le causan estrés. Conocer lo que le causa estrés puede ayudarle a evitarlo o manejarlo.
  • Intente evitar las situaciones que lo ponen ansioso. Por ejemplo, NO pase tiempo con personas que lo estresen. En vez de esto, busque personas que le enseñen y lo apoyen. Vaya de compras durante horas más tranquilas cuando hay menos tráfico y menos gente alrededor.
  • Practique ejercicios de relajación. La respiración profunda, la visualización, abandonar los pensamientos negativos y los ejercicios de relajación muscular son todas formas simples para liberar tensión y reducir el estrés.
  • NO asuma demasiadas responsabilidades. Cuídese dejando que las cosas pasen y aprendiendo a decir no. Por ejemplo, tal vez usted solía invitar a 25 personas para la cena de Acción de Gracias. Reduzca esto a 8. O mejor aun, pídale a otra persona que los atienda. Si usted trabaja, hable con su jefe sobre formas de manejar su carga laboral para que no se sienta abrumado.
  • Involúcrese. NO se aísle. Haga tiempo cada semana para pasar un rato con amigos o asistir a eventos sociales.
  • Practique hábitos positivos de salud diariamente. Levántese y vístase todas las mañanas. Mueva su cuerpo todos los días. El ejercicio es uno de los mejores eliminadores del estrés y estimuladores del estado de ánimo. Consuma una dieta saludable y duerma bien todas las noches.
  • Exprese las cosas. Comparta sus sentimientos con amigos y familiares de confianza o hable con un miembro del clero. NO se guarde las cosas.
  • Siga su plan de tratamiento. Cuando la EPOC está bien manejada, usted tiene más energía para las actividades que disfruta.
  • NO SE DEMORE. Consiga ayuda para la depresión.

Sentirse enojado, molesto, triste, o ansioso en momentos es comprensible. Tener EPOC cambia su vida, y puede ser difícil aceptar una nueva forma de vida. Sin embargo, la depresión es más que tristeza o frustración ocasional. Los síntomas de depresión incluyen:

  • Un estado de ánimo bajo la mayor parte del tiempo
  • Irritabilidad frecuente
  • No disfrutar sus actividades usuales
  • Problemas para dormir o dormir demasiado
  • Un cambio grande en el apetito, a menudo con aumento o pérdida de peso
  • Incremento en el cansancio y falta de energía
  • Sentimientos de inutilidad, odio contra sí mismo, y culpa
  • Problemas para concentrarse
  • Sentirse desesperado o desamparado
  • Pensamientos repetitivos de muerte o suicidio

Si tiene síntomas de depresión que duran 2 semanas o más, llame a su médico. No tiene que vivir con estos sentimientos. El tratamiento puede ayudarlo a sentirse mejor.

Cuándo llamar al médico

Llame al número local de emergencias (911 en los Estados Unidos), a una línea de atención para casos de suicidio o acuda a la sala de emergencias más cercana si tiene pensamientos de hacerse daño o dañar a los demás.

Llame al médico si:

  • Escucha voces que no existen.
  • Llora a menudo sin causa aparente.
  • La depresión ha afectado su trabajo, el colegio o la vida familiar durante más de 2 semanas.
  • Tiene 3 o más síntomas de depresión.
  • Cree que una de sus medicinas actuales puede estar causándole depresión. NO cambie ni deje de tomar ninguna medicina sin consultar con su médico.
  • Cree que debe reducir el consumo de alcohol o un amigo o miembro de la familia le ha pedido esto.
  • Se siente culpable por la cantidad de alcohol que bebe o lo primero que hace en la mañana es tomar alcohol.

Igualmente debe llamar al médico si sus síntomas de EPOC empeoran, a pesar de seguir su plan de tratamiento.

Referencias

Celli BR, Zuwallack RL. Pulmonary rehabilitation. In: Broaddus VC, Mason RJ, Ernst JD, et al, eds. Murray and Nadel's Textbook of Respiratory Medicine. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 105.

Global Initiative for Chronic Obstructive Lung Disease (GOLD). Global strategy for the diagnosis, management, and prevention of chronic obstructive pulmonary disease. Vancouver, WA: GOLD; 2013. Available at: www.goldcopd.org/uploads/users/files/GOLD_Report_2013_Feb20.pdf. Accessed November 1, 2015.

Lu Y, Feng L, Feng L, Nyunt MS, Yap KB, Ng TP. Systemic inflammation, depression and obstructive pulmonary function: a population-based study. Respir Res. 2013;14:53. PMID: 23676005 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23676005.

Qaseem A, Wilt TJ, Weinberger SE, et al. Diagnosis and management of stable chronic obstructive pulmonary disease: A clinical practice guideline update from the American College of Physicians, American College of Chest Physicians, American Thoracic Society, and European Respiratory Society. Ann Intern Med. 2011;155(3):179-91. PMID: 21810710 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21810710.

Strollo HC, Bon JM, Tedrow JR, Karoleski CM, et al. Systemic Inflammation Associated With Depression In COPD Independent Of Airflow Obstruction Severity. In: D93. Impact of comorbid conditions in chronic obstructive pulmonary disease. American Thoracic Society. 2013. A5702-A5702.

Actualizado 11/1/2015

Versión en inglés revisada por: Laura J. Martin, MD, MPH, ABIM Board Certified in Internal Medicine and Hospice and Palliative Medicine, Atlanta, GA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.