Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000585.htm

Tratamiento poshospitalario para la luxación rotuliana

La rótula (patela) descansa sobre la parte frontal de la articulación de la rodilla. Cuando usted flexiona o endereza la rodilla, la parte inferior de la rótula se desliza a lo largo de un surco en los huesos que forman la articulación de la rodilla.

  • Cuando la rótula se desliza parcialmente fuera del surco, se llama subluxación.
  • Cuando la rótula se desplaza completamente por fuera del surco, se denomina luxación.

Más respecto a su lesión

La rótula puede salirse del surco cuando la rodilla recibe un golpe lateral.

La rótula también se puede deslizar fuera del surco durante el movimiento normal o cuando hay movimiento de torsión o un giro repentino.

La subluxación o luxación rotuliana puede ocurrir más de una vez. Las primeras veces que sucede será doloroso y usted no será capaz de caminar.

Si las subluxaciones siguen ocurriendo y no se tratan, usted puede sentir menos dolor cuando se produzcan. Sin embargo puede haber más daño a la articulación de la rodilla cada vez que sucede.

Qué se debe esperar

A usted le pueden haber tomado una radiografía o una resonancia magnética de la rodilla para verificar que la rótula no se haya roto y que no haya habido daños en el cartílago o los tendones (otros tejidos de la articulación de la rodilla).

Si las pruebas muestran que usted no tiene daño:

  • Colocarán un dispositivo ortopédico, una férula o un yeso en la rodilla durante varias semanas.
  • Es posible que necesite usar muletas al principio para que no ponga demasiado peso en la rodilla.
  • Usted tendrá que asistir a control con su proveedor de atención primaria o un médico especialista en huesos (ortopedista).
  • Es posible que necesite fisioterapia para fortalecer y acondicionar la rodilla.
  • La mayoría de las personas se recupera completamente al cabo de 6 a 8 semanas.

Si su rótula está dañada o inestable, es posible que necesite una cirugía para repararla o estabilizarla. Su proveedor de atención médica casi siempre lo remitirá a un cirujano ortopédico.

Alivio de los síntomas

Siéntese con la rodilla levantada por lo menos 4 veces al día. Hacerlo le ayudará a reducir la hinchazón.

Póngase hielo en la rodilla. Elabore una compresa fría poniendo cubitos de hielo en una bolsa de plástico y envolviéndola en un paño.

  • Durante el primer día de la lesión, aplique la compresa fría cada hora durante 10 a 15 minutos.
  • Después del primer día, aplique hielo en la zona cada 3 a 4 horas durante 2 o 3 días o hasta que el dolor desaparezca.

Los analgésicos como el paracetamol, el ibuprofeno (Advil, Motrin y otros) o el naproxeno (Aleve, Naprosyn y otros) pueden ayudar a aliviar el dolor y la hinchazón.

  • Asegúrese de tomarlos como se indica. Lea cuidadosamente las advertencias de la etiqueta antes de tomarlos.
  • Hable con su proveedor antes de tomar estos medicamentos si usted tiene enfermedad del corazón, presión arterial alta, enfermedad renal, enfermedad hepática o si ha tenido úlcera gástrica o sangrado interno en el pasado.

Actividad

Usted tendrá que cambiar de actividad mientras esté usando una férula o un aparato ortopédico. Su proveedor le aconsejará respecto a:

  • Cuánto peso puede colocar en la rodilla
  • Cuándo se puede retirar la férula o el aparato ortopédico
  • Montar en bicicleta en lugar de correr mientras se recupera, si su actividad habitual es el atletismo

Muchos ejercicios pueden ayudar a estirar y fortalecer los músculos alrededor de la rodilla, el muslo y la cadera. Su proveedor puede hacerle demostraciones o puede mandarlo a trabajar con un fisioterapeuta para que los aprenda.

Antes de regresar a los deportes y actividades extenuantes, la pierna lesionada debe estar tan fuerte como la pierna que no lo está. Usted también debe poder:

  • Correr y saltar sobre la pierna lesionada sin sentir dolor
  • Estirar y flexionar completamente la rodilla lesionada sin sentir dolor
  • Trotar y correr a toda velocidad en línea recta sin cojear ni sentir dolor
  • Ser capaz de hacer quiebres de 45 y 90 grados al correr

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor de atención médica si:

  • Su rodilla se siente inestable.
  • El dolor o la hinchazón regresan después de haber desaparecido.
  • Su lesión no parece estar mejorando con el tiempo.
  • Presenta dolor cuando su rodilla se bloquea o se pega.

Nombres alternativos

Subluxación rotuliana - tratamiento poshospitalario; Subluxación femororrotuliana - tratamiento poshospitalario; Subluxación de la rótula - tratamiento poshospitalario

Referencias

Miller RH, Azar FM. Knee injuries. In: Azar FM, Beaty JH, Canale ST, eds. Campbell's Operative Orthopaedics. 13th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Mosby; 2017:chap 45.

Tan EW, Cosgarea AJ. Patellar instability. In: Miller MD, Thompson SR, eds. DeLee and Drez's Orthopaedic Sports Medicine. 4th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 104.

Ultima revisión 11/27/2016

Versión en inglés revisada por: C. Benjamin Ma, MD, Professor, Chief, Sports Medicine and Shoulder Service, UCSF Department of Orthopaedic Surgery, San Francisco, CA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.