Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/001070.htm

Dislocación de la rótula

Ocurre cuando el hueso de forma triangular que cubre la rodilla se desplaza o se sale de lugar. La dislocación usualmente se presenta hacia la parte externa de la pierna.

Causas

La dislocación de la rótula con frecuencia ocurre como resultado de un cambio súbito de dirección de la pierna al pisar el suelo. Esto pone a su rótula bajo tensión. Puede ocurrir cuando se juegan ciertos deportes como básquetbol. 

La dislocación también puede ocurrir como resultado de una lesión directa. Cuando se disloca, la rótula se puede deslizar a los lados hacia la parte externa de la rodilla.

Síntomas

Los síntomas de la dislocación de la rótula incluyen:

  • La rodilla parece estar deformada.
  • La rodilla se flexiona y no se puede enderezar.
  • La rótula se disloca hacia afuera de la rodilla.
  • Sensibilidad y dolor de rodilla.
  • Hinchazón de la rodilla.
  • Rótula "suelta": usted puede mover la rótula excesivamente de derecha a izquierda (hipermovilidad rotuliana).

Las primeras veces que ocurra esto, usted sentirá dolor y será incapaz de caminar. Si sigue teniendo dislocaciones, es posible que no duela tanto y no va a incapacitarlo tanto. Esta no es una razón para evitar el tratamiento. La dislocación de la rótula daña la articulación de la rodilla puede causar lesiones al cartílago e incrementar el riesgo de desarrollar osteoartritis mientras aún es joven.

Primeros auxilios

Si puede, estire la rodilla. Si se le atranca y le duele para moverla, estabilícela (coloque una férula) y busque atención médica.

Su proveedor de atención médica le examinará la rodilla, lo cual podría confirmar la dislocación de la rótula.

Se debe tomar una radiografía de la rodilla y, algunas veces, debe hacerse una resonancia magnética para asegurarse de que la dislocación no haya causado la fractura de un hueso o daño al cartílago. Si los exámenes muestran que usted no tiene tal daño, se coloca la rodilla en un inmovilizador o férula de yeso para impedir que usted la mueva. Necesitará usarlo durante algunas semanas (generalmente 3 semanas).

Después de ese tiempo, la fisioterapia puede ayudar a devolver la fortaleza muscular y mejorar el rango de movimiento de la rodilla.

Si hay daño al hueso o al cartílago o si la rótula sigue estando inestable, se puede necesitar una cirugía para estabilizarla. Esto puede hacerse con cirugía artroscópica o cirugía abierta.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con su proveedor si se lesiona la rodilla y tiene síntomas de dislocación.

Asimismo, consúltelo si está recibiendo tratamiento para una rodilla dislocada y nota:

  • Un aumento en la inestabilidad en la rodilla.
  • El dolor o la hinchazón retornan después de haber desaparecido.
  • Su lesión no parece estar mejorando con el paso del tiempo.

Igualmente, llame a su proveedor si se lesiona la rodilla nuevamente.

Prevención

Use técnicas apropiadas para hacer ejercicio y practicar deporte. Mantenga la rodilla fuerte y flexible.

Es posible que algunos casos de dislocación de la rodilla no se puedan prevenir, especialmente si los factores físicos lo hacen a usted más propenso a sufrir este problema.

Nombres alternativos

Dislocación rotuliana; Dislocación o inestabilidad de la rótula

Referencias

Mascioli AA. Acute dislocations. In: Azar F, Beaty JH, Canale ST, eds. Campbell's Operative Orthopaedics. 13th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 60.

Naples RM, Ufberg JW. Management of common dislocations. In: Roberts JR, Custalow CB, Thomsen TW, eds. Roberts and Hedges' Clinical Procedures in Emergency Medicine and Acute Care. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2019:chap 49.  

Sherman SL, Hinckel BB, Farr J. Patellar instability. In: Miller MD, Thompson SR, eds. DeLee and Drez's Orthopaedic Sports Medicine. 5th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 105.

Ultima revisión 11/5/2018

Versión en inglés revisada por: C. Benjamin Ma, MD, Professor, Chief, Sports Medicine and Shoulder Service, UCSF Department of Orthopaedic Surgery, San Francisco, CA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.