Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/007642.htm

Cápsula endoscópica

Una endoscopia es una manera de ver el interior del cuerpo. La endoscopia a menudo se hace con una sonda (tubo) que se coloca en el cuerpo y que el médico puede usar para ver adentro de este.

Otra manera de ver el interior es colocar una cámara en una cápsula (cápsula endoscópica). Esta cápsula incluye una o dos cámaras diminutas, una bombilla, una batería y un radiotransmisor.

La cápsula es aproximadamente del tamaño de una píldora de vitaminas. La persona traga la cápsula y esta toma fotografías a lo largo del tracto digestivo (gastrointestinal).

  • El radiotransmisor envía las fotografías a una grabadora que la persona lleva puesta en la cintura o el hombro.
  • Un técnico descarga las fotografías de la grabadora a una computadora y el médico las analiza.
  • La cámara es expulsada y se desecha de manera segura en el inodoro.

Forma en que se realiza el examen

Este examen se puede iniciar en el consultorio del médico.

  • La cápsula es del tamaño de una píldora de vitaminas grande, aproximadamente una pulgada (2.5 centímetros) de largo y 1/2 pulgada (1.3 centimetros) de ancho. Cada cápsula se usa una sola vez.
  • El proveedor de atención médica puede solicitarle que se acueste o se siente mientras traga la cápsula. La cápsula endoscópica tendrá un recubrimiento resbaloso para que sea más fácil de tragar.

La cápsula no se digiere ni se absorbe. Viaja a lo largo del aparato digestivo siguiendo el mismo camino que recorre el alimento. Sale del cuerpo en una deposición (con las heces) y puede desecharse en el inodoro sin dañar la plomería.

La grabadora se colocará en su cintura u hombro. En algunas ocasiones, también se pueden colocar algunos parches antena en su cuerpo. Durante la prueba, la pequeña luz de la grabadora parpadeará. Si deja de hacerlo, llame a su proveedor.

La cápsula puede estar en su cuerpo por varias horas o varios días. Cada persona es diferente.

  • La mayoría de las veces, la cápsula sale del cuerpo en un lapso de 24 horas. Deseche la cápsula en el inodoro.
  • Si no ve la cápsula en el inodoro luego de dos semanas de ingerirla, infórmele al proveedor. Es posible que necesite una radiografía para ver si la cápsula sigue en su cuerpo.

Preparación para el examen

Siga las instrucciones de su proveedor. Si no sigue las instrucciones cuidadosamente, puede ser necesario hacer la prueba otro día.

Su proveedor puede pedirle que:

  • Tome un medicamento para vaciar sus intestinos antes de la prueba
  • Tome solo líquidos claros por 24 horas antes de la prueba
  • No coma ni beba nada, ni siquiera agua, por aproximadamente 12 horas antes de tragar la cápsula

NO fume 24 horas antes de esta prueba.

Asegúrese de informarle al médico:

  • Sobre todos los medicamentos y fármacos que tome, incluso medicamentos de venta con receta, medicamentos de venta libre, vitaminas, minerales, suplementos y hierbas. Es posible que le pidan que no tome medicamentos durante esta prueba porque pueden interferir con la cámara.
  • Si es alérgico a algún medicamento.
  • Si alguna vez ha tenido algún bloqueo intestinal.
  • Sobre cualquier padecimiento, como problemas para tragar o enfermedad del corazón o del pulmón.
  • Si tiene un marcapasos, desfibrilador u otro dispositivo implantado.
  • Si ha tenido cirugía abdominal o cualquier otro problema con los intestinos.

En el día de la prueba, visite el consultorio del proveedor usando ropa holgada de dos piezas.

Mientras la cápsula esté en su cuerpo no debe realizarse una resonancia magnética (RM).

Lo que se siente durante el examen

Le dirán qué puede esperar antes de que comience la prueba. La mayoría de las personas considera que esta prueba es cómoda.

Mientras la cápsula esté en su cuerpo, usted podrá hacer la mayor parte de sus actividades normales, pero no levante objetos pesados ni haga ejercicio extenuante. Si planea trabajar el día de la prueba, dígale al proveedor qué tan activo estará en el trabajo.

Su proveedor le indicará cuándo puede comer y beber de nuevo.

Razones por las que se realiza el examen

La cápsula endoscópica es una manera en la que el médico pueda ver el interior de su aparato digestivo.

Hay muchos problemas que puede detectar, por ejemplo:

  • Sangrado
  • Úlceras
  • Pólipos
  • Tumores o cáncer
  • Enfermedad inflamatoria intestinal
  • Enfermedad de Crohn
  • Enfermedad celíaca

Resultados normales

La cámara toma miles de fotografías a color de su tracto digestivo durante la prueba. Estas imágenes se descargan a una computadora y un programa las convierte en un video. Su proveedor ve el video y busca problemas. Puede pasar hasta una semana hasta que su proveedor le dé a conocer los resultados. Si no se encuentran problemas, sus resultados son normales.

Significado de los resultados anormales

Su proveedor le dirá si encuentra un problema con su tracto digestivo, lo que significa y cómo puede tratarse.

Riesgos

Hay muy pocos problemas que puedan ocurrir con una cápsula endoscópica. Llame a su proveedor de inmediato si, luego de tragarla, usted:

  • Tiene fiebre
  • Tiene problemas para tragar
  • Vomita
  • Tiene dolor torácico, cólicos o dolor abdominal

Si su intestino está obstruido o estrechado, la cápsula puede atascarse. En este caso, puede ser necesaria una cirugía para remover la cápsula.

Si se realiza una resonancia magnética o se acerca a un campo magnético poderoso (como un radio de un radioaficionado) podría sufrir daño grave en el tracto digestivo y el abdomen.

Nombres alternativos

Enteroscopia por cápsula; Endoscopia por cápsula inalámbrica; Endoscopia por videocápsula (EVC); Endoscopia por cápsula del intestino delgado (SBCE, por sus siglas en inglés)

Referencias

Huang CS, Wolfe MM. Endoscopic and imaging procedures. In: Benjamin IJ, Griggs RC, Wing EJ, Fitz JG, eds. Andreoli and Carpenter's Cecil Essentials of Medicine. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 34.

Huprich JE, Alexander JA, Mullan BP, Stanson AW. Gastrointestinal hemorrhage. In: Gore RM, Levine MS, eds. Textbook of Gastrointestinal Radiology. 4th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 125.

Savides TJ, Jensen DM. Gastrointestinal bleeding. In: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ, eds. Sleisenger and Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease: Pathophysiology/Diagnosis/Management. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 20.

Ultima revisión 8/1/2017

Versión en inglés revisada por: Subodh K. Lal, MD, gastroenterologist with Gastrointestinal Specialists of Georgia, Austell, GA. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.