Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/007354.htm

Resonancia magnética cervical

Una resonancia magnética (RM) cervical utiliza energía de imanes potentes para crear imágenes de la parte de la columna que pasa a través de la zona del cuello (columna cervical).

La RM no emplea radiación (rayos X).

Las imágenes por resonancia magnética se denominan cortes. Se pueden almacenar en una computadora o imprimir en una película. Un examen produce muchas imágenes.

Forma en que se realiza el examen

Usted usará una bata de hospital o prendas de vestir sin broches ni cremalleras metálicas (como pantalones de sudadera y una camiseta). Asegúrese de quitarse el reloj, las joyas y la cartera. Algunos tipos de metal pueden causar imágenes borrosas.

Se acostará sobre una mesa angosta que se desliza dentro de un escáner en forma de túnel.

En algunos exámenes, se usa un tinte especial (medio de contraste). La mayoría de las veces, usted recibirá el tinte a través de una vena en la mano o el brazo antes del examen. El tinte también puede administrarse a través de una inyección. Este medio de contraste ayuda al radiólogo a observar ciertas zonas con mayor claridad.

Durante la resonancia magnética, la persona que opera la máquina lo vigilará desde otro cuarto. El examen casi siempre dura de 30 a 60 minutos, pero puede demorar más tiempo.

Preparación para el examen

Se le puede solicitar no comer ni beber nada durante un período de 4 a 6 horas antes del examen.

Si usted le teme a los espacios cerrados (sufre de claustrofobia), coméntele al proveedor de atención médica. Le pueden dar un medicamento para ayudarlo a que le dé sueño y que esté menos ansioso. El proveedor de atención puede recomendar una resonancia magnética “abierta”, en la cual la máquina no está tan cerca del cuerpo.

Antes del examen, coméntele al proveedor de atención médica si usted tiene:

  • Clips para aneurisma cerebral
  • Ciertos tipos de válvulas cardíacas artificiales
  • Desfibrilador o marcapasos cardíaco
  • Implantes en el oído interno (cocleares)
  • Nefropatía o diálisis (posiblemente no pueda recibir el medio de contraste)
  • Articulaciones artificiales recientemente puestas
  • Ciertos tipos de stents (endoprótesis vasculares)
  • Ha trabajado con láminas de metal en el pasado (puede necesitar exámenes para verificar si tiene partículas de metal en los ojos)

Debido a que el equipo para la resonancia magnética contiene imanes potentes, no se permiten objetos de metal dentro de la sala donde está el escáner.

  • Lapiceras, navajas y anteojos pueden salir volando a través del cuarto.
  • Artículos como joyas, relojes, tarjetas de crédito y audífonos pueden dañarse.
  • Los prendedores, los ganchos para el cabello, las cremalleras metálicas u otros artículos metálicos similares pueden distorsionar las imágenes.
  • Las prótesis dentales removibles se deben retirar justo antes del examen.

Lo que se siente durante el examen

Una resonancia magnética no causa dolor. Será necesario que permanezca quieto, ya que el movimiento excesivo puede distorsionar las imágenes en la RM y causar errores.

La mesa puede estar dura o fría, pero usted puede solicitar una frazada o una almohada. Dado que la máquina produce ruidos sordos o zumbidos fuertes al encenderse, se pueden usar protectores de oídos con el fin de bloquear el ruido.

Un intercomunicador en el cuarto le permite a usted hablar con alguien en cualquier momento. Asimismo, algunos equipos para resonancia magnética tienen televisores y audífonos especiales para ayudarlo a pasar el tiempo.

No hay un período de recuperación, a menos que le hayan dado un medicamento para relajarlo. Después de una resonancia magnética, usted puede volver a su dieta, actividades y medicamentos normales.

Razones por las que se realiza el examen

Las razones más comunes para este examen son: 

  • Dolor intenso en el cuello o el brazo que no mejora después de tratamiento
  • Dolor en el cuello junto con debilidad, entumecimiento u otros síntomas

Una resonancia magnética del cuello también se puede hacer para:

  • Defectos congénitos de la columna vertebral
  • Infección que involucra la columna vertebral
  • Lesión o traumatismo en la columna vertebral
  • Esclerosis múltiple
  • Escoliosis grave
  • Tumor o cáncer en la columna vertebral
  • Artritis en la columna vertebral

En la mayoría de los casos, la resonancia magnética funciona mejor que la tomografía computarizada en el diagnóstico de estos problemas.

También se puede hacer una RM del cuello antes de una cirugía de la columna.

Resultados normales

Un resultado normal significa que la parte de la columna que pasa a través del cuello y los nervios cercanos tiene apariencia normal.

Significado de los resultados anormales

Las razones más comunes de un resultado anormal son:

Los resultados anormales también pueden deberse a:

Hable con su proveedor de atención respecto a sus inquietudes y preocupaciones.

Riesgos

La resonancia magnética no contiene radiación. No se ha informado de efectos secundarios a causa de los campos magnéticos y las ondas de radio.

El tipo de medio de contraste (tinte) utilizado más comúnmente es el gadolinio. Este es muy seguro. Las reacciones alérgicas a esta sustancia son infrecuentes. Sin embargo, el gadolinio puede ser dañino para personas con problemas renales que requieran diálisis. Si usted tiene problemas en el riñón, por favor coméntelo al proveedor de atención antes del examen.

Los fuertes campos magnéticos que se crean durante una resonancia magnética pueden provocar que los marcapasos cardíacos y otros implantes no funcionen igual de bien. También pueden provocar que un pedazo de metal dentro del cuerpo se desplace o cambie de posición. Por razones de seguridad, por favor no lleve nada que contenga metal al cuarto del escáner.

Nombres alternativos

Resonancia magnética de la columna cervical; Resonancia magnética del cuello

Referencias

Chou R, Qaseem A, Owens DK, Shekelle P; for the Clinical Guidelines Committee of the American College of Physicians. Diagnostic Imaging for Low Back Pain: Advice for High-Value Health Care From the American College of Physicians. Ann Intern Med. 2011 Feb 1;154(3):181-9. PMID: 21282698 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21282698.

Even JL, Eskander MS, Donaldson WF. Cervical spine injuries. In: Miller MD, Thompson SR, eds. DeLee and Drez's Orthopaedic Sports Medicine. 4th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 126.

Gardocki RJ, Camillo FX. Other disorders of the spine. In: Canale ST, Beaty JH, eds. Campbell's Operative Orthopaedics. 12th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Modby; 2012:chap 44.

Wilkinson ID, Graves MJ. Magnetic resonance imaging: In: Adam A, Dixon AK, Gillard JH, Schaefer-Prokop CM, eds. Grainger & Allison's Diagnostic Radiology: A Textbook of Medical Imaging. 6th ed. New York, NY: Churchill Livingstone; 2014:chap 5.

Actualizado 3/5/2015

Versión en inglés revisada por: C. Benjamin Ma, MD, Assistant Professor, Chief, Sports Medicine and Shoulder Service, UCSF Department of Orthopaedic Surgery, San Francisco, CA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.