Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/007211.htm

Extracción de garrapatas

Las garrapatas son criaturas pequeñas, similares a insectos que viven en los bosques y campos. Se adhieren a usted al rozar los arbustos, las plantas y el césped. Una vez en usted, las garrapatas de desplazan hasta lugares calientes y húmedos. A menudo se encuentran en las axilas, la ingle y el cabello. Las garrapatas se adhieren firmemente a la piel y comienzan a chupar sangre para alimentarse. Este proceso no es doloroso. La mayoría de la gente no se dará cuenta de la picadura de la garrapata.

Las garrapatas pueden ser bastante grandes, aproximadamente del tamaño de un borrador de lápiz. También pueden ser tan pequeñas que son muy difíciles de ver. Las garrapatas pueden transmitir bacterias causantes de enfermedades. Algunas de estas pueden ser graves.

Consideraciones

Si bien la mayoría de las garrapatas no son portadoras de bacterias que causen enfermedades a los humanos, algunas si. Estas bacterias pueden causar:

Primeros auxilios

Si una garrapata se adhiere a usted, siga estos pasos para eliminarla:

  1. Utilice pinzas para agarrar a la garrapata cerca de la cabeza o la boca. NO utilice sus dedos desnudos. Si no tiene pinzas y necesita usar sus dedos, use un pañuelo o toalla de papel.
  2. Tire de la garrapata hacia afuera con un movimiento lento y constante. Evite apretar o aplastar a la garrapata. Tenga cuidado de no dejar la cabeza incrustada en la piel.
  3. Limpie bien la zona con agua y jabón. También lave sus manos cuidadosamente.
  4. Guarde la garrapata en un frasco. Vigile atentamente a la persona que fue mordida durante la siguiente semana o dos, para detectar los síntomas de la enfermedad de Lyme.
  5. Si no se pueden eliminar todas las partes de la garrapata, obtenga ayuda médica. Lleve la garrapata en el frasco a la cita con su médico.

No se debe

  • NO trate de incinerar la garrapata con un fósforo u otro objeto caliente.
  • NO retuerza la garrapata al quitarla.
  • NO trate de matar, ahogar ni lubricar a la garrapata con aceite, alcohol, Vaselina u otro material similar, mientras que la garrapata aún está incrustada en la piel.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame al médico si no ha podido extraer toda la garrapata. Igualmente, consulte si en los días siguientes a la picadura de la garrapata desarrolla:

  • Erupción
  • Síntomas seudogripales, incluyendo fiebre y dolor de cabeza
  • Dolor o enrojecimiento en las articulaciones
  • Inflamación de los ganglios linfáticos

Llame al número local de emergencias (como el 911 en los Estados Unidos) si tiene signos de:

  • Dolor torácico
  • Palpitaciones cardíacas
  • Dolor de cabeza cada vez más fuerte que no responde a los medicamentos
  • Parálisis
  • Dolor de cabeza fuerte
  • Dificultad respiratoria

Prevención

Para evitar las picaduras de garrapatas:

  • Use pantalones y camisas de manga larga al caminar por áreas de vegetación densa, pastizales altos o zonas muy boscosas.
  • Introduzca los pantalones por dentro de los calcetines para impedir que las garrapatas se trepen por su pierna.
  • Mantenga la camisa siempre por dentro del pantalón.
  • Use prendas de vestir de colores claros de manera que las garrapatas se puedan ver fácilmente.
  • Rocíe la ropa con repelente de insectos.
  • Revise su ropa y la piel con frecuencia mientras está en el bosque.

Después de volver a la casa:

  • Quítese la ropa. Inspeccione muy bien todas las áreas de la piel, incluyendo el cuero cabelludo. Las garrapatas pueden trepar rápidamente por todo el cuerpo.
  • Algunas garrapatas son grandes y fáciles de localizar. Otras pueden ser muy pequeñas, por lo que se deben evaluar muy bien todas las manchas negras o cafés en la piel.
  • De ser posible, solicítele a alguien que le ayude a examinar su cuerpo para ver si hay garrapatas.
  • Un adulto debe examinar cuidadosamente a los niños.

Referencias

Bolgiano EB, Sexton J. Tickborne illnesses. In: Walls RM, Hockberger RS, Gausche-Hill M, eds. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 126.

Cummins GA, Traub SJ. Tick-borne diseases. In: Auerbach PS, Cushing TA, Harris NS, eds. Auerbach's Wilderness Medicine. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 42.

Diaz JH. Ticks, including tick paralysis. In: Bennett JE, Dolin R, Blaser MJ, eds. Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases, Updated Edition. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 298.

Ultima revisión 2/17/2017

Versión en inglés revisada por: Jatin M. Vyas, MD, PhD, Assistant Professor in Medicine, Harvard Medical School; Assistant in Medicine, Division of Infectious Disease, Department of Medicine, Massachusetts General Hospital, Boston, MA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.