Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/004008.htm

Cambios en el sistema inmunitario con la edad

El sistema inmunitario ayuda a proteger su cuerpo de sustancias extrañas o dañinas. Algunos ejemplos son bacterias, virus, toxinas, células cancerígenas y la sangre o tejidos de otra persona. El sistema inmunitario produce células y anticuerpos que destruyen estas sustancias nocivas.

Cambios con la edad y sus efectos sobre el sistema inmunitario

A medida que usted envejece, el sistema inmunitario ya no trabaja tan bien. Pueden presentarse los siguientes cambios al sistema inmunitario:

  • El sistema inmunitario se vuelve más lento para responder. Esto aumenta su riesgo de enfermarse. Es posible que las vacunas antigripales u otras vacunas no funcionen tan bien ni lo protejan durante el tiempo que se esperaba.
  • Se puede presentar una enfermedad autoinmunitaria. Se trata de una enfermedad en la cual el sistema inmunitario ataca por error y destruye los tejidos sanos del cuerpo.
  • Su cuerpo puede sanar más lentamente. Hay una cantidad menor de células inmunitarias en el cuerpo para lograr la curación.
  • La capacidad del sistema inmunitario para detectar y corregir defectos celulares también disminuye. Esto puede ocasionar un mayor riesgo de cáncer.

Prevención

Para disminuir los riesgos del envejecimiento del sistema inmunitario:

  • Hágase aplicar las vacunas contra la gripe y la neumonía y cualquier otra vacuna que su proveedor de atención médica recomiende.
  • Haga mucho ejercicio. El ejercicio ayuda a reforzar su sistema inmunitario.
  • Coma alimentos saludables. Una buena nutrición mantiene su sistema inmunitario fuerte.
  • NO fume. Fumar debilita el sistema inmunitario.
  • Reduzca el consumo de alcohol. Pregúntele a su proveedor de atención cuál es el nivel seguro de alcohol para usted.
  • Considere medidas de seguridad para evitar caídas y lesiones. Un sistema inmunitario débil puede demorar la recuperación.

A medida que usted envejezca, experimentará otros cambios, por ejemplo:

Referencias

Hall WJ, Ahmed B. Pulmonary disorders. In: Duthie EH, Katz PR, Malone ML, eds. Practice of Geriatrics. 4th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Mosby; 2007:564.

McDevitt MA. Aging and the blood. In: Fillit HM, Rockwood K, Woodhouse K, eds. Brocklehurst's Textbook of Geriatric Medicine and Gerontology. 7th ed. Philadelphia PA: Elsevier Saunders; 2010:chap 21.

Minaker KL. Common clinical sequelae of aging. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman's Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2011:chap 24.

Tummala MK, Taub DT, Ershler WB. Clinical Immunology: Immune senescence and the acquired immune deficiency of aging. In: Fillit HM, Rockwood K, Woodhouse K, eds. Brocklehurst's Textbook of Geriatric Medicine and Gerontology. 7th ed. Philadelphia PA: Elsevier Saunders; 2010:chap 13.

Actualizado 10/27/2014

Versión en inglés revisada por: Laura J. Martin, MD, MPH, ABIM Board Certified in Internal Medicine and Hospice and Palliative Medicine, Atlanta, GA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.