Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/002864.htm

Lirio de agua

Este artículo describe la intoxicación causada por el consumo de partes de la planta llamada lirio de agua.

Este artículo es solamente informativo. NO lo use para tratar ni manejar una exposición real a un tóxico. Si usted o alguien con quien usted se encuentra sufre una exposición, llame al número local de emergencia (911 en los Estados Unidos), o puede comunicarse directamente con el centro de control de toxicología local llamando al número nacional gratuito de ayuda Poison Help (1-800-222-1222) desde cualquier parte de los Estados Unidos.

Elemento tóxico

Los ingredientes tóxicos incluyen:

Nota: Las raíces son la parte más peligrosa de la planta.

Dónde se encuentra

Los ingredientes se pueden encontrar en:

  • Lirio de agua del género Zantedeschia

Nota: Es posible que esta lista no los incluya a todos.

Síntomas

Los síntomas pueden incluir:

  • Ampollas en la boca
  • Ardor en la boca y la garganta
  • Diarrea
  • Voz ronca
  • Aumento en la producción de saliva
  • Náuseas y vómitos
  • Dolor al tragar
  • Enrojecimiento, inflamación, dolor, ardor en los ojos, y posible daño a la córnea
  • Hinchazón de la boca y la lengua

Las ampollas y la hinchazón de la boca pueden ser tan graves que impiden hablar y tragar normalmente.

Cuidados en el hogar

Busque ayuda médica de inmediato. Limpie la boca con un paño frío y húmedo. Si los ojos o la piel de la persona están irritados, enjuáguelos bien con agua.

Suminístrele leche a la persona, a menos que el proveedor de atención médica le haya dicho lo contrario. NO le suministre leche si la persona está presentando síntomas (tales como vómitos, convulsiones o disminución de la lucidez mental) que dificulten tragar.

Antes de llamar a emergencias

Consiga la siguiente información:

  • Edad, peso y estado de la persona
  • Nombre del producto (ingredientes y concentración, si se conocen)
  • Hora en que fue ingerido
  • Cantidad ingerida

Centro de Toxicología

Se puede comunicar directamente con el centro de control de toxicología local llamando al número nacional gratuito Poison Help (1-800-222-1222) desde cualquier parte de los Estados Unidos. Esta línea nacional le permitirá hablar con expertos en intoxicaciones. Ellos le darán instrucciones adicionales.

Se trata de un servicio gratuito y confidencial. Todos los centros de control de toxicología locales en los Estados Unidos utilizan este número. Usted debe llamar si tiene cualquier inquietud acerca de las intoxicaciones o la manera de prevenirlas. NO tiene que ser necesariamente una emergencia. Puede llamar por cualquier razón, las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Lo que se puede esperar en la sala de emergencias

Lleve la planta consigo al hospital, si es posible.

El proveedor medirá y vigilará los signos vitales de la persona, incluyendo la temperatura, el pulso, la frecuencia respiratoria y la presión arterial. Los síntomas se tratarán en la forma apropiada. La persona puede recibir líquidos por vía intravenosa (IV) y soporte respiratorio. El daño a la córnea requerirá tratamiento adicional, posiblemente de un oftalmólogo.

Expectativas (pronóstico)

Si el contacto con la boca de la persona no es grave, los síntomas generalmente se resuelven al cabo de unos cuantos días. Para las personas que en sí tienen contacto grave con la planta, puede ser necesario un tiempo de recuperación más prolongado.

En casos poco frecuentes, la hinchazón es lo suficientemente grave como para bloquear las vías respiratorias.

NO toque ni coma ninguna planta con la cual usted no esté familiarizado. Lávese las manos después de trabajar en el jardín o caminar en el bosque.

Referencias

Auerbach PS. Wild plant and mushroom poisoning. In: Auerbach PS, ed. Medicine for the Outdoors. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:374-404.

Graeme KA. Toxic plant ingestions. In: Auerbach PS, Cushing TA, Harris NS, eds. Auerbach's Wilderness Medicine. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 65.

Ultima revisión 9/28/2019

Versión en inglés revisada por: Jacob L. Heller, MD, MHA, Emergency Medicine, Emeritus, Virginia Mason Medical Center, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.