Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/002571.htm

Sobredosis de óxido de zinc

El óxido de zinc es un ingrediente en muchos productos. Algunos de estos productos son ciertas cremas y ungüentos empleados para prevenir o tratar quemaduras e irritaciones cutáneas menores. La sobredosis de zinc ocurre cuando alguien ingiere uno de estos productos. Esto puede ser accidental o intencionalmente.

Esto es únicamente para información y no para el uso en el tratamiento o manejo de una sobredosis real. NO lo use para tratar o manejar una sobredosis real. Si usted o alguien con quien usted se encuentra sufre una sobredosis, llame al número local de emergencias (como el 911 en los Estados Unidos) o puede comunicarse directamente al centro de toxicología local llamando a la línea gratuita Poison Help (1-800-222-1222) desde cualquier parte de los Estados Unidos.

Elemento tóxico

El óxido de zinc puede causar síntomas si se ingiere, o si se inhalan sus vapores.

Dónde se encuentra

El óxido de zinc se puede encontrar en muchos productos diferentes, incluso:

  • Ungüentos de óxido de zinc
  • Medicinas para la dermatitis del pañal
  • Medicinas para las hemorroides
  • Lociones para la piel
  • Loción de Calamina
  • Loción Caladryl
  • Loción de protector solar
  • Cosméticos
  • Pintura
  • Productos de caucho
  • Revestimiento de papel

Otros productos también pueden contener óxido de zinc.

Síntomas

La intoxicación con óxido de zinc puede causar estos síntomas:

  • Escalofríos
  • Tos
  • Fiebre
  • Diarrea
  • Irritación en boca y garganta
  • Náuseas y vómitos
  • Dolor de estómago
  • Piel y ojos de color amarillo

La mayoría de los efectos del óxido de zinc provienen de la inhalación de la forma gaseosa del óxido de zinc en sitios industriales en la industria de los químicos o de la soldadura. Esto lleva a una afección conocida como "fiebre por vapores de metal". Los síntomas de la fiebre por vapores de metal incluyen un sabor metálico en la boca, fiebre, dolor de cabeza, dolor torácico y falta de aliento. Los síntomas comienzan de 4 a 12 horas después de inhalar los vapores.

Cuidados en el hogar

Si alguien ingirió mucho óxido de zinc, suminístrele agua o leche inmediatamente. NO le dé agua ni leche a la persona si está vomitando o tiene una disminución de su lucidez mental.

Si el químico entró en contacto con la piel o los ojos, enjuague con abundante agua durante al menos 15 minutos.

Si la persona aspiró (inhaló) el químico, trasládela a un sitio donde pueda tomar aire fresco.

Llame a su proveedor de atención médica o al centro de toxicología.

Antes de llamar a emergencias

Tenga esta información a la mano:

  • Edad, peso y estado de la persona
  • Nombre del producto (al igual que sus ingredientes y concentración, si se conocen)
  • Hora en que fue ingerido
  • Cantidad ingerida

Centro de Toxicología

Puede ponerse en contacto con su centro de toxicología local llamando directamente a la línea gratuita (Poison Help) 1-800-222-1222 desde cualquier parte de los Estados Unidos. Esta línea gratuita nacional le permitirá hablar con expertos en intoxicaciones, quienes le darán instrucciones adicionales.

Se trata de un servicio gratuito y confidencial. Todos los centros de toxicología locales en los Estados Unidos utilizan este número. Usted debe llamar si tiene cualquier inquietud acerca de las intoxicaciones o la manera de prevenirlas. NO tiene que ser necesariamente una emergencia. Puede llamar por cualquier razón, las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Lo que se puede esperar en la sala de emergencias

Si es posible, lleve consigo el recipiente al hospital.

El proveedor mide y vigila los signos vitales de la persona, incluso la temperatura, el pulso, la frecuencia respiratoria y la presión arterial. Los síntomas se tratarán.

La persona puede recibir:

  • Carbón activado
  • Exámenes de sangre y orina
  • Soporte respiratorio
  • Radiografía de tórax
  • ECG (electrocardiograma, o rastreo cardíaco)
  • Líquidos por vía intravenosa (administrados a través de una vena)
  • Laxante
  • Medicina para tratar los síntomas
  • Lavado de piel y ojos si el producto toca estos tejidos y se irritan o inflaman

Expectativas (pronóstico)

El óxido de zinc no es muy tóxico cuando se ingiere. La recuperación a largo plazo es muy probable.

Nombres alternativos

Sobredosis de Desitin; Sobredosis de loción de calamina; Sobredosis de Zinaderm; Sobredosis de Amalox; Sobredosis de Azo 22

Referencias

Blanc PD. Acute responses to toxic exposures. In: Broaddus VC, Mason RJ, Ernst JD, et al, eds. Murray and Nadel's Textbook of Respiratory Medicine. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 75.

Hall AH, Shannon MW. Other heavy metals. In: Shannon MW, Borron SW, Burns MJ, eds. Haddad and Winchester's Clinical Management of Poisoning and Drug Overdose. 4th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2007:chap 75.

Holland MG. Pulmonary toxicity. In: Shannon MW, Borron SW, Burns MJ, eds. Haddad and Winchester's Clinical Management of Poisoning and Drug Overdose. 4th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2007:chap 9.

Levy SB. Sunscreens. In: Wolverton SE, ed. Comprehensive Dermatologic Drug Therapy. 3rd ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2013:chap 46.

Actualizado 10/9/2015

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.