Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/002476.htm

Mercurio

Este artículo aborda la intoxicación por mercurio.

Este artículo es solamente informativo. NO lo use para tratar ni manejar una exposición real a un tóxico. Si usted o alguien con quien usted se encuentra sufre una exposición, llame al número local de emergencia (911 en los Estados Unidos), o puede comunicarse directamente con el centro de toxicología local llamando al número nacional gratuito de ayuda (Poison Help) 1-800-222-1222 desde cualquier parte de los Estados Unidos.

Elemento tóxico

Existen 3 formas de mercurio diferentes que causan problemas de salud. Estas son:

  • Mercurio elemental, también conocido como mercurio líquido o azogue
  • Sales de mercurio inorgánico
  • Mercurio orgánico

Dónde se encuentra

El mercurio elemental se puede encontrar en:

  • Termómetros de vidrio
  • Interruptores eléctricos
  • Bombillas de luz fluorescente
  • Obturaciones dentales
  • Algunos equipos médicos

El mercurio inorgánico se puede encontrar en:

  • Pilas
  • Laboratorios de química
  • Algunos desinfectantes
  • Remedios de la cultura popular
  • Mineral cinabrio rojo

El mercurio orgánico se puede encontrar en:

  • Desinfectantes (antisépticos) viejos, como mercurocromo rojo (merbromin), una sustancia que actualmente está prohibida por la FDA
  • Vapores de la combustión del carbón
  • Peces que hayan ingerido una forma de mercurio orgánico llamado metilmercurio

Es posible que existan otras fuentes de estos tipos de mercurio.

Síntomas

MERCURIO ELEMENTAL

Por lo regular es inofensivo en caso de ser ingerido o tocado. Es tan denso y resbaladizo que generalmente se desprende de la piel o sale del estómago o los intestinos sin ser absorbido.

Aunque se puede presentar mucho daño si el mercurio elemental se mezcla con el aire en forma de gotitas pequeñas que se inhalan hacia los pulmones. Esto a menudo ocurre por error cuando la gente trata de aspirar el mercurio que se ha derramado en el suelo.

Inhalar suficiente mercurio elemental causa síntomas inmediatamente. Estos se llaman síntomas agudos. Se pueden presentar síntomas de larga duración si se inhalan pequeñas cantidades con el paso del tiempo. Estos se llaman síntomas crónicos. Los síntomas crónicos pueden incluir:

Dependiendo de la cantidad de mercurio inhalado, se puede presentar daño pulmonar permanente y la muerte. Asimismo, se puede presentar daño cerebral a largo plazo a raíz de la inhalación de mercurio elemental.

MERCURIO INORGÁNICO

A diferencia del mercurio elemental, el mercurio inorgánico generalmente es tóxico cuando se lo ingiere. Dependiendo de la cantidad ingerida, los síntomas pueden incluir:

  • Ardor en el estómago y en la garganta
  • Diarrea y vómitos con sangre

Si el mercurio inorgánico ingresa al torrente sanguíneo, puede atacar los riñones y el cerebro, y presentarse insuficiencia y daño renal permanente. Una cantidad grande en el torrente sanguíneo puede ocasionar sangrado profuso y pérdida de líquidos por la diarrea e insuficiencia renal, lo cual provoca la muerte.

MERCURIO ORGÁNICO

Puede causar enfermedad si se inhala, ingiere o se pone sobre la piel durante períodos de tiempo prolongados. Este tipo de mercurio generalmente causa problemas en años o décadas, mas no de inmediato. Esto significa que estar expuesto a pequeñas cantidades de mercurio orgánico todos los días durante años probablemente hará que los síntomas aparezcan posteriormente. Sin embargo, una sola exposición grande también puede causar problemas.

La exposición prolongada probablemente causará síntomas en el sistema nervioso, incluso:

  • Entumecimiento o dolor en ciertas partes de la piel
  • Estremecimiento o temblor incontrolable
  • Incapacidad para caminar bien
  • Ceguera y visión doble
  • Problemas con la memoria
  • Convulsiones y muerte (con grandes exposiciones)

Estar expuesto a grandes cantidades del mercurio orgánico llamado metilmercurio durante el embarazo puede causar daño cerebral permanente en el bebé. La mayoría de los proveedores de atención médica recomiendan comer menos pescado, especialmente pez espada, mientras se esté embarazada. Las mujeres deben hablar con su proveedor acerca de lo que deben y no deben comer mientras están embarazadas.

Antes de llamar a emergencias

Tenga esta información a la mano:

  • Edad, peso y estado de la persona (por ejemplo, ¿está despierto o consciente?)
  • La fuente del mercurio
  • Hora en que fue ingerido, inhalado o tocado
  • Cantidad ingerida, inhalada o tocada

NO se demore para pedir ayuda si no conoce la información mencionada anteriormente.

Centro de Toxicología

Se puede comunicar con el centro de toxicología local llamando al número nacional gratuito (Poison Help) 1-800-222-1222 desde cualquier parte de los Estados Unidos. Esta línea gratuita le permitirá hablar con expertos en intoxicaciones, quienes le darán instrucciones adicionales.

Se trata de un servicio gratuito y confidencial. Usted debe llamar si tiene inquietudes acerca de las intoxicaciones o la manera de prevenirlas. NO tiene que ser necesariamente una emergencia. Puede llamar por cualquier razón, las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Lo que se puede esperar en la sala de emergencias

El tratamiento general para la exposición al mercurio incluye los pasos mencionados a continuación. El tratamiento para la exposición a diferentes formas de mercurio se describe después de esta información general.

Se debe alejar a la persona de la fuente de la exposición.

El proveedor medirá y vigilará los signos vitales de la persona, incluso la temperatura, el pulso, la frecuencia respiratoria y la presión arterial.

El tratamiento puede incluir:

  • Carbón activado por vía oral o a por una sonda a través de la nariz hasta el estómago, si se ingirió el mercurio
  • Exámenes de sangre y orina
  • Radiografías del tórax
  • Diálisis (máquina renal)
  • ECG (electrocardiograma) o rastreo cardíaco
  • Líquidos a través de una vena (IV)
  • Medicina para tratar los síntomas

El tipo de exposición determinará qué otros exámenes y tratamientos son necesarios.

MERCURIO ELEMENTAL

La intoxicación con mercurio elemental inhalado puede ser difícil de tratar. La persona puede recibir:

  • Oxígeno o aire humidificado
  • Tubo de respiración dentro de los pulmones
  • Succión de mercurio de los pulmones
  • Medicina para eliminar el mercurio y metales pesados del cuerpo

MERCURIO INORGÁNICO

Para la intoxicación con mercurio inorgánico, el tratamiento generalmente comienza con terapia complementaria. La persona puede recibir:

  • Líquidos por vía IV (dentro de la vena)
  • Medicinas para tratar los síntomas
  • Carbón activado, una medicina que absorbe muchas sustancias desde el estómago
  • Medicinas llamadas queladores para eliminar el mercurio de la sangre

MERCURIO ORGÁNICO

El tratamiento del mercurio orgánico generalmente consiste en medicinas llamadas queladores para eliminar el mercurio de la sangre y mantenerlo alejado del cerebro y los riñones. A menudo estas medicinas se tienen que utilizar por semanas o meses.

Expectativas (pronóstico)

La inhalación de una pequeña cantidad de mercurio elemental causará muy pocos efectos secundarios a largo plazo, en caso de presentarse. Sin embargo, inhalar grandes cantidades puede llevar a una hospitalización prolongada. Es probable que se presente daño pulmonar permanente y puede haber daño cerebral. Las exposiciones muy grandes probablemente causen la muerte.

Una sobredosis alta de mercurio inorgánico puede causar sangrado profuso y pérdida de líquidos, insuficiencia renal y probablemente la muerte.

El daño cerebral crónico a causa de la intoxicación con mercurio orgánico es difícil de tratar. Algunas personas nunca se recuperan, pero ha habido algún éxito en personas que recibieron tratamiento con quelación.

Referencias

Baum CR. Mercury: Heavy metals and inorganic agents. In: Shannon MW, Borron SW, Burns MJ, eds. Haddad and Winchester's Clinical Management of Poisoning and Drug Overdose. 4th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2007:chap 71.

Bird TD. Dementia. In: Fauci AS, Harrison TR, eds. Harrison's Principles of Internal Medicine. 17th ed. New York, NY: McGraw Hill; 2008:chap 365.

Rusyniak DE, Arroyo A, Froberg B, Furbee B. Heavy metals. In: Vincent J-L, Abraham E, Moore FA, Kochanek PM, Fink MP, eds. Textbook of Critical Care. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2011:chap 178.

Velez LI, O'Connell EJ. Heavy metals. In: Marx JA, Hockberger RS, Walls RM, et al, eds. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 157.

Young-Jin S. Mercury. In: Goldfrank LR, Flomenbaum NE, Lewin NA, et al, eds. Goldfrank's Toxicologic Emergencies. 8th ed. New York, NY: McGraw Hill; 2006:chap 96.

Actualizado 10/9/2015

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados