Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/001392.htm

Faringitis viral

La faringitis, o dolor garganta, es la inflamación, molestia, dolor o picazón en la garganta y justo debajo de las amígdalas.

Causas

La faringitis puede ocurrir como parte de una infección viral que también compromete otros órganos, como los pulmones o el intestino.

La mayoría de los dolores de garganta son causados por virus.

Síntomas

Los síntomas de la faringitis pueden incluir:

Pruebas y exámenes

Generalmente su proveedor hace un diagnóstico de faringitis examinando la garganta. Un examen de laboratorio del líquido de la garganta mostrará que la bacteria (como el estreptococo del grupo A) no es la causa del dolor de garganta.

Tratamiento

No hay ningún tratamiento específico para la faringitis viral. Usted puede aliviar los síntomas haciendo gárgaras con agua tibia con sal (use media cucharadita de sal en un vaso de agua tibia) varias veces al día. Tomar medicinas antiinflamatorias, como el paracetamol, puede controlar la fiebre. El uso excesivo de pastillas o aerosoles antiinflamatorios puede agravar el dolor de garganta.

Es importante NO tomar antibióticos cuando el dolor de garganta se debe a una infección viral, ya que estos no ayudarán. Usarlos para tratar infecciones virales ayuda a que las bacterias se vuelvan resistentes a los antibióticos.

Con algunos dolores de garganta (como los causados por mononucleosis infecciosa), los ganglios linfáticos en el cuello pueden inflamarse mucho. Su proveedor puede recetar antiinflamatorios, como la prednisona, para tratarlos.

Expectativas (pronóstico)

Normalmente los síntomas desaparecen en el lapso de una semana a 10 días.

Posibles complicaciones

Las complicaciones de la faringitis viral son muy raras.

Cuándo contactar a un profesional médico

Solicite una cita con su proveedor si los síntomas duran más tiempo de lo esperado o no mejoran con los cuidados personales. Siempre busque atención médica si presenta dolor de garganta y experimenta molestia extrema o dificultad para deglutir o respirar.

Prevención

La mayoría de los dolores de garganta no se pueden prevenir, debido a que los microbios que los causan se encuentran en nuestro medio ambiente. Sin embargo, siempre lávese las manos después del contacto con una persona que tenga dolor de garganta y evite besar o compartir tazas y utensilios para comer con personas enfermas.

Imágenes

Referencias

Melio FR, Berge LR. Upper respiratory tract infections. In: Marx JA, Hockberger RS, Walls RM, et al, eds. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 75.

Nussenbaum B, Bradford CR. Pharyngitis in adults. In: Flint PW, Haughey BH, Lund LV, et al, eds. Cummings Otolaryngology: Head & Neck Surgery. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 9.

Weber R. Pharyngitis. Prim Care. 2014;41(1):91-98. PMID: 24439883 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24439883.

Actualizado 1/10/2016

Versión en inglés revisada por: Linda J. Vorvick, MD, Medical Director and Director of Didactic Curriculum, MEDEX Northwest Division of Physician Assistant Studies, Department of Family Medicine, UW Medicine, School of Medicine, University of Washington, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados