Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/001135.htm

Hernia diafragmática

Es una anomalía congénita en la cual hay una abertura anormal en el diafragma, el músculo entre el pecho y el abdomen que le ayuda a respirar. Esta abertura permite que parte de los órganos abdominales se muevan hasta la cavidad torácica cerca de los pulmones.

Causas

Una hernia diafragmática es una rara anomalía que ocurre mientras el bebé se está desarrollando en el útero. Debido a que el diafragma no se ha desarrollado completamente, los órganos abdominales como el estómago, el intestino delgado, el bazo, parte del hígado y el riñón pueden ocupar parte de la cavidad torácica.

Una HDC con frecuencia involucra solo un lado del diafragma. Es más común que se presente en el lado izquierdo. A menudo, el tejido del pulmón y la zona de los vasos sanguíneos tampoco se desarrollan normalmente. No está claro si la hernia diafragmática causa el desarrollo deficiente del tejido pulmonar y los vasos sanguíneos, o si es al revés.

El 40% de los bebés con esta afección tienen otros problemas también. Tener un padre o hermano con esta afección incrementa el riesgo de padecerla.

Síntomas

Los problemas respiratorios graves casi siempre se presentan poco después de que el bebé nace, debido al movimiento ineficaz del músculo del diafragma y la aglomeración del tejido del pulmón. Los problemas respiratorios y los niveles de oxígeno a menudo se deben también al tejido pulmonar y los vasos sanguíneos subdesarrollados.

Otros síntomas incluyen:

Pruebas y exámenes

Una ecografía fetal puede mostrar órganos abdominales en la cavidad torácica. La madre embarazada puede tener una gran cantidad de líquido amniótico.

Un examen del bebé muestra:

  • Movimientos irregulares del tórax.
  • Falta de ruidos respiratorios en el lado de la hernia.
  • Borborigmos que se escuchan en el tórax.
  • Abdomen que se ve menos protuberante que el de un recién nacido normal y se siente menos lleno al tacto.

Una radiografía de tórax puede mostrar órganos abdominales en la cavidad torácica.

Tratamiento

Una reparación de una hernia diafragmática es una emergencia que requiere cirugía, la cual se practica para colocar los órganos abdominales en la posición apropiada y reparar la abertura en el diafragma.

El bebé necesitará soporte respiratorio durante el período de recuperación. A algunos bebés se les coloca una derivación cardiopulmonar para ayudar a suministrar suficiente oxígeno al cuerpo.

Si una hernia diafragmática se diagnostica temprano durante el embarazo (alrededor de 24 a 28 semanas), la cirugía fetal puede ser una opción en algunas situaciones.

Expectativas (pronóstico)

El desenlace clínico de la cirugía depende de qué tan bien se hayan desarrollado los pulmones del bebé y también de si hay o no algún otro problema congénito. Por lo regular, el pronóstico es muy bueno para los bebés que tengan suficiente tejido pulmonar y que no tengan otros problemas.

Los avances médicos han hecho posible que más de la mitad de los bebés con esta afección sobrevivan. Los bebés que sobreviven a menudo tienen problemas respiratorios, de alimentación y crecimiento.

Posibles complicaciones

Las complicaciones pueden incluir:

  • Infecciones pulmonares
  • Otros problemas congénitos

Cuándo contactar a un profesional médico

Acuda al servicio de urgencias o llame al número local de emergencias (como el 911 en Estados Unidos). Una hernia diafragmática es una emergencia quirúrgica.

Prevención

No se conoce ninguna forma de prevención. Las parejas con antecedentes familiares de este problema podrían querer buscar asesoría genética.

Nombres alternativos

Hernia del diafragma; Hernia congénita del diafragma (HDC)

Referencias

Keller RL, Guevara-Gallard S, Farmer DL. Surgical disorders of the chest and airways In: Gleason CA, Devaskar SU, eds. Avery's diseases of the newborn. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2012:chap 49.

Tsao KJ, Lally KP. Congenital diaphragmatic hernia and eventration In: Holcomb GW, Murphy JP, Ostlie DJ, eds. Ashcraft's Pediatric Surgery. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 24.

Ultima revisión 4/27/2015

Versión en inglés revisada por: Kimberly G Lee, MD, MSc, IBCLC, Associate Professor of Pediatrics, Division of Neonatology, Medical University of South Carolina, Charleston, SC. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados