Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/001113.htm

Persistencia del agujero oval

Es un agujero entre las aurículas izquierda y derecha (cámaras superiores) del corazón. Este agujero existe en todas las personas antes del nacimiento, pero frecuentemente se cierra poco después de nacer. La persistencia del agujero oval es como se llama a este agujero cuando no logra cerrarse de manera natural después de que el bebé nace.

Causas

Un agujero oval permite que la sangre se desvíe y eluda los pulmones. Los pulmones de un bebé no se usan cuando este crece dentro del útero, de tal manera que el agujero no causa problemas en un feto.

Se supone que el agujero se cierra poco después del nacimiento, pero algunas veces no lo hace, y en aproximadamente 1 de 4 personas nunca se cierra. Si no lo hace, esto se denomina persistencia del agujero oval (PFO, por sus siglas en inglés).

La causa de la PFO se desconoce y no existen factores de riesgo conocidos.

Síntomas

Los bebés que padecen PFO y sin otro defecto cardíaco no presentan síntomas.

Pruebas y exámenes

Se puede realizar una ecocardiografía para diagnosticar la persistencia de un agujero oval. Si este agujero no se puede observar fácilmente, un cardiólogo puede llevar a cabo una "prueba de la burbuja". Se inyecta una solución salina (agua salada) dentro del cuerpo mientras el cardiólogo observa el corazón en un monitor de ultrasonido (ecocardiografía). Si se presenta persistencia del agujero oval, se verán burbujas de aire diminutas desplazándose desde el lado derecho al izquierdo del corazón.

Tratamiento

Esta afección no se trata, a menos que existan otros problemas cardíacos o que la persona haya sufrido un accidente cerebrovascular causado por un coágulo de sangre en el cerebro.

El tratamiento con frecuencia requiere un procedimiento llamado cateterismo cardíaco, que está a cargo de un cardiólogo especialmente entrenado para sellar de manera permanente la persistencia del agujero oval.

Expectativas (pronóstico)

Un bebé que no tenga otros defectos cardíacos tendrá una salud y período de vida normales.

Posibles complicaciones

A menos que existan otras anomalías, no hay complicaciones a raíz de esta afección en la mayoría de los casos.

En muy raras ocasiones, las personas con persistencia del agujero oval tienen una tasa mayor de un cierto tipo de accidente cerebrovascular (llamado accidente cerebrovascular tromboembólico paradójico). En un accidente cerebrovascular paradójico, un coágulo sanguíneo que se forma en una vena (con frecuencia las venas de las piernas) se desprende y viaja hasta el lado derecho del corazón. Normalmente, este coágulo seguiría luego hacia los pulmones, pero en alguien con una persistencia del agujero oval, el coágulo podría pasar a través del orificio hasta el lado izquierdo del corazón. Luego, puede ser bombeado fuera del cuerpo, viajar al cerebro y alojarse allí, impidiendo el flujo de sangre a esa parte del cerebro (accidente cerebrovascular).

Algunas personas pueden tomar medicinas para prevenir coágulos sanguíneos.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor de atención médica si su bebé se torna azul cuando está llorando o defecando. Generalmente, este trastorno únicamente se descubre cuando el cardiólogo realiza una ecocardiografía (ecografía del corazón) para evaluar un soplo cardíaco que no tiene relación con esto.

Nombres alternativos

PFO; Defecto cardíaco congénito - PFO

Referencias

Ferri FF. Patent foramen ovale. In: Ferri FF, ed. Ferri's Clinical Advisor 2016. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:935.

Webb GD, Smallhorn JF, Therrien J, Redington AN. Congenital heart disease. In: Mann DL, Zipes DP, Libby P, Bonow RO, Braunwald E, eds. Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 62.

Actualizado 10/22/2015

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados