Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/001089.htm

Bisinosis

Es una enfermedad de los pulmones. Es causada por la inhalación del polvo del algodón o polvos de otras fibras vegetales como el lino, el cáñamo o el sisal al trabajar con ellas.

Causas

La inhalación del polvo producido por el algodón sin procesar puede causar bisinosis. Esto es más común en personas que trabajan en la industria textil.

Aquellas personas sensibles al polvo pueden tener una afección parecida al asma después de estar expuestas.

Los métodos de prevención en los Estados Unidos han disminuido la cantidad de casos. La bisinosis sigue siendo común en los países en desarrollo. El tabaquismo incrementa el riesgo de presentar esta enfermedad. Estar expuesto al polvo muchas veces puede provocar a una enfermedad pulmonar por tiempo prolongado (crónica).

Síntomas

Los síntomas pueden incluir cualquiera de los siguientes:

  • Opresión en el pecho
  • Tos
  • Sibilancias
  • Dificultad respiratoria

Los síntomas son peores al principio de la semana de trabajo y mejoran más adelante en la semana. Los síntomas también son menos graves cuando la persona está lejos del lugar de trabajo.

Pruebas y exámenes

Su proveedor de atención médica elaborará una historia clínica detallada. Le preguntarán si los síntomas se relacionan con ciertas exposiciones o cantidad de veces de la exposición. El proveedor llevará a cabo un examen físico, con especial atención en los pulmones.

Los exámenes que se pueden llevar a cabo incluyen:

Tratamiento

El tratamiento más importante es detener la exposición al polvo. La reducción de los niveles de polvo dentro de la fábrica (mejorando la maquinaria o la ventilación) ayudará a prevenir la bisinosis. Es posible que algunas personas deban cambiar de trabajo para evitar exposiciones futuras.

Los medicamentos usados para el asma, como los broncodilatadores, generalmente mejoran los síntomas. En los casos más graves, se pueden prescribir corticosteroides.

Es muy importante que las personas que padecen esta afección dejen de fumar. Se pueden prescribir tratamientos respiratorios, incluso nebulizadores, si el padecimiento se vuelve prolongado. Puede ser necesaria la oxigenoterapia en el hogar si los niveles de oxígeno en la sangre están bajos.

Los programas de ejercicios físicos, ejercicios de respiración y los programas de educación al paciente suelen ser de gran ayuda para las personas que han tenido una enfermedad pulmonar por mucho tiempo (crónica).

Expectativas (pronóstico)

Los síntomas suelen mejorar después de suspender la exposición al polvo. La exposición continua puede llevar a la reducción en la función pulmonar. En los Estados Unidos, puede haber disponibilidad de una compensación para los trabajadores con bisinosis.

Posibles complicaciones

Se puede desarrollar bronquitis crónica. Es la hinchazón (inflamación) de las vías respiratorias mayores.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor de atención si presenta síntomas de bisinosis.

Llámelo también si sospecha que ha estado expuesto al algodón o cualquier otra fibra de polvo en el trabajo y tiene problemas respiratorios. Tener bisinosis lo hace estar propenso a desarrollar infecciones pulmonares.

Hable con su proveedor sobre aplicarse una inyección contra la gripe y la neumonía.

Si ha sido diagnosticado con bisinosis, llame a su proveedor inmediatamente si presenta tos, dificultad respiratoria, fiebre u otras señales de infección pulmonar, especialmente si piensa que tiene gripe. Debido a que sus pulmones ya están dañados es muy importante tratar las infecciones oportunamente. Esto evitará que los problemas respiratorios se vuelvan graves y causar mayor daño a sus pulmones.

Prevención

El control del polvo, el uso de máscaras faciales y otras medidas pueden reducir el riesgo. Deje de fumar, en especial si trabaja en la manufactura de textiles.

Nombres alternativos

Pulmón de los algodoneros; Enfermedad causada por las brácteas del algodón; Fiebre de los molinos; Enfermedad del pulmón negro; Fiebre del lunes

Imágenes

Referencias

Cowie RL, Becklake MR. Pneumoconioses. In: Broaddus VC, Mason RJ, Ernst JD, et al, eds. Murray and Nadel's Textbook of Respiratory Medicine. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 73.

Tarlo SM. Occupational lung disease. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 93.

Ultima revisión 5/21/2017

Versión en inglés revisada por: Denis Hadjiliadis, MD, MHS, Paul F. Harron, Jr. Associate Professor of Medicine, Pulmonary, Allergy, and Critical Care, Perelman School of Medicine, University of Pennsylvania, Philadelphia, PA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.