Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/000864.htm

Ectima

Es una infección de la piel similar al impétigo que, a menudo, se denomina "impétigo profundo" porque ocurre en lo profundo de la piel.

Causas

La bacteria estreptococo es la causa del ectima normalmente. Algunas veces, la bacteria estafilococo también causa esta infección cutánea.

La infección puede empezar en la piel que ha resultado lesionada debido a una raspadura o picadura de un insecto y con frecuencia aparece en las piernas.

Síntomas

El síntoma principal del ectima es una pequeña ampolla con un borde enrojecido que puede estar llena de pus. La ampolla es similar a la que se observa en personas con impétigo, pero la infección se disemina mucho más profundo dentro de la piel.

Después de que la ampolla desaparece, aparece una úlcera con costra.

Pruebas y exámenes

El médico generalmente puede diagnosticar esta afección simplemente observando la piel. En casos poco comunes, el líquido que se encuentra dentro de la ampolla se envía a un laboratorio para un análisis minucioso, o se puede hacer una biopsia de piel.

Tratamiento

Generalmente, el médico prescribe antibióticos por vía oral. Los casos en etapas tempranas se pueden tratar con antibióticos que se aplican sobre la zona afectada (antibióticos tópicos). Las infecciones graves pueden necesitar antibióticos administrados a través de una vena (antibióticos intravenosos).

Colocar un paño de agua tibia sobre la zona puede ayudar a retirar las costras de la úlcera. El médico puede recomendar lavados con un jabón antiséptico o peróxido para acelerar la recuperación.

Expectativas (pronóstico)

A diferencia del impétigo, el ectima algunas veces puede ocasionar cicatrización.

Posibles complicaciones

Esta afección puede llevar a:

  • Propagación de la infección a otras partes del cuerpo
  • Daño permanente de la piel con cicatrización

Cuándo contactar a un profesional médico

Solicite una cita con el médico si tiene síntomas de ectima.

Prevención

Limpie cuidadosamente la piel después de una lesión (como una mordedura o raspadura) y evite rascar o hurgar en costras y úlceras o llagas.

Referencias

Millett CR, Halpern AV, Reboli AC, Heymann WR. Bacterial diseases. In: Bolognia JL, Jorizzo JL, Schaffer JV, eds. Dermatology. 3rd ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2012:chap 74.

Pasternack MS, Swartz MN. Cellulitis, necrotizing fasciitis, and subcutaneous tissue infections. In: Bennett JE, Dolin R, Blaser MJ, eds. Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 95.

Lea más

Actualizado 4/20/2015

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.