Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/000759.htm

Parkinsonismo secundario

Es cuando síntomas similares al mal de Parkinson son causados por ciertos medicamentos, un trastorno diferente del sistema nervioso, u otra enfermedad.

El parkinsonismo se refiere a cualquier afección que implique los tipos de problemas de movimiento observados en el mal de Parkinson. Estos problemas incluyen temblores, movimiento lento, y rigidez de los brazos y piernas.

Causas

El parkinsonismo secundario puede ser causado por problemas de salud, incluyendo:

Otras causas de parkinsonismo secundario incluyen:

  • Daño cerebral causado por fármacos anestésicos (como durante una cirugía)
  • Intoxicación con monóxido de carbono
  • Ciertos medicamentos utilizados para tratar trastornos mentales o náuseas (metoclopramida o proclorperazina)
  • Intoxicación con mercurio y otros químicos tóxicos
  • Sobredosis de narcóticos
  • MPTP (un contaminante en algunas drogas ilegales)

Ha habido casos poco frecuentes de parkinsonismo secundario entre consumidores de drogas intravenosas que se inyectaron una sustancia llamada MPTP, la cual se puede producir cuando se fabrica una forma de heroína.

Síntomas

Los síntomas comunes incluyen:

  • Disminución en la expresión facial
  • Dificultad para comenzar y controlar el movimiento
  • Pérdida o debilidad del movimiento (parálisis)
  • Voz suave
  • Rigidez del tronco, los brazos, o las piernas
  • Temblor

La confusión y pérdida de memoria pueden ser probables en el parkinsonismo secundario. Esto es debido a que muchas enfermedades que causan parkinsonismo secundario conducen a la demencia.

Pruebas y exámenes

El proveedor de atención médica llevará a cabo un examen físico y hará preguntas acerca de la historia médica y los síntomas. Tenga en cuenta que los síntomas pueden ser difíciles de evaluar, particularmente en adultos mayores.

El examen puede mostrar:

  • Dificultad para iniciar o suspender los movimientos voluntarios
  • Músculos tensos
  • Problemas con la postura
  • Marcha lenta y arrastrando los pies
  • Temblores (sacudidas)

Los reflejos generalmente son normales.

Se puede ordenar exámenes para confirmar o descartar otros problemas que pueden ocasionar síntomas similares.

Tratamiento

Si la afección es causada por un medicamento, el proveedor puede recomendar cambiarlo o suspenderlo.

El tratamiento de afecciones subyacentes, como accidente cerebrovascular o infecciones, puede reducir los síntomas o prevenir que la afección empeore.

Si los síntomas dificultan llevar a cabo las actividades cotidianas, el proveedor puede recomendar medicamentos. Los medicamentos utilizados para tratar esta afección pueden causar efectos secundarios graves. Es importante que visite a su proveedor para que le realice chequeos. El parkinsonismo secundario tiende a ser menos sensible a la terapia médica que el mal de Parkinson.

Expectativas (pronóstico)

A diferencia del mal de Parkinson, algunos tipos de parkinsonismo secundario pueden estabilizarse o incluso mejorar si se trata la causa subyacente. Algunos problemas cerebrales, como la enfermedad por cuerpos de Lewy, no son reversibles.

Posibles complicaciones

Esta afección puede llevar a los siguientes problemas:

  • Dificultad para realizar actividades cotidianas
  • Dificultad para tragar (comer)
  • Discapacidad (en distintos grados)
  • Lesiones por caídas
  • Efectos secundarios de medicamentos usados para tratar la afección

Efectos secundarios por la pérdida de la fuerza (debilitamiento):

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor si:

  • Síntomas de parkinsonismo secundario se desarrollan, reaparecen, o empeoran.
  • Nuevos síntomas aparecen, incluyendo confusión y movimientos que no puede controlar.
  • Usted no es capaz de cuidar a la persona en casa después que empezó el tratamiento.

Prevención

Tratar las afecciones que pueden causar el parkinsonismo secundario puede disminuir el riesgo.

Las personas que toman medicamentos que pueden causar parkinsonismo secundario deben ser vigiladas cuidadosamente por el proveedor para prevenir que la afección se desarrolle.

Nombres alternativos

Parkinsonismo de tipo secundario; Enfermedad de Parkinson atípica

Referencias

Fox SH, Katzenschlager R, Lim SY, et al; Movement Disorder Society Evidence-Based Medicine Committee. International Parkinson and Movement Disorder Society evidence-based medicine review: update on treatments for the motor symptoms of Parkinson's disease. Mov Disord. 2018;33(8):1248-1266. PMID: 29570866 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29570866/.

Jankovic J. Parkinson disease and other movement disorders. In: Daroff RB, Jankovic J, Mazziotta JC, Pomeroy SL, eds. Bradley's Neurology in Clinical Practice. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 96.

Okun MS, Lang AE. Parkinsonism. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 26th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 381.

Tate J. Parkinson disease. In: Kellerman RD, Rakel DP, eds. Conn's Current Therapy 2020. Philadelphia, PA: Elsevier 2020: 721-725.

Ultima revisión 2/4/2020

Versión en inglés revisada por: Amit M. Shelat, DO, FACP, FAAN, Attending Neurologist and Assistant Professor of Clinical Neurology, Stony Brook University School of Medicine, Stony Brook, NY. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.