Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/000267.htm

Acalasia

El conducto que lleva el alimento de la boca al estómago es el esófago o tubo de deglución. La acalasia le dificulta al esófago mover la comida hacia el estómago.

Causas

Hay un anillo muscular en el punto donde el esófago y el estómago se unen. Este se denomina esfínter esofágico inferior (EEI). Normalmente, este músculo se relaja cuando usted traga para dejar que la comida pase hacia el estómago. En personas con acalasia, este anillo muscular no se relaja como debería. Además, la actividad muscular normal del esófago (peristaltismo) se reduce o desaparece.

Este problema es causado por el daño a los nervios del esófago.

Otros problemas pueden causar síntomas similares, como cáncer del esófago o de la parte superior del estómago, y una infección parasitaria que causa la enfermedad de Chagas.

La acalasia es poco frecuente. Puede presentarse a cualquier edad, pero es más común en personas de 25 a 60 años. En algunas personas, el problema puede ser hereditario.

Síntomas

Los síntomas incluyen:

  • Reflujo (regurgitación) de alimento
  • Dolor torácico, que puede incrementarse después de comer o puede sentirse en la espalda, el cuello y los brazos
  • Tos
  • Dificultad para tragar líquidos y sólidos
  • Acidez gástrica
  • Pérdida de peso involuntaria

Pruebas y exámenes

El examen físico puede mostrar signos de anemia o desnutrición.

Los exámenes incluyen:

Tratamiento

El objetivo del tratamiento es reducir la presión a nivel músculo del esfínter y permitir que la comida y líquidos pasen fácilmente hacia el estómago. La terapia puede implicar:

  • Inyección con toxina botulínica (Botox). Esto puede ayudar a relajar los músculos del esfínter. Sin embargo, el beneficio desaparece en cuestión de semanas o meses.
  • Medicamentos, como los nitratos de acción prolongada o los bloqueadores de los canales de calcio. Estos fármacos se pueden emplear para relajar el esfínter esofágico inferior. Pero en pocas ocasiones es una solución a largo plazo para tratar la acalasia.
  • Cirugía (llamada miotomía). En este procedimiento, se corta el músculo del esfínter inferior.
  • Ensanchamiento (dilatación) del esófago. Esto se hace durante una esofagogastroduodenoscopia al estirar el EEI con un dilatador en forma de balón.

Su proveedor de atención médica puede ayudarle a decidir sobre cuál es el mejor tratamiento en su caso.

Expectativas (pronóstico)

Los pronósticos de la cirugía y de los tratamientos no quirúrgicos son similares. En ocasiones se necesitará más de un tratamiento.

Posibles complicaciones

Las complicaciones pueden incluir:

  • Reflujo (regurgitación) de ácido o alimento del estómago hacia el esófago (reflujo)
  • Aspiración de los alimentos hacia los pulmones (aspiración), que puede causar neumonía
  • Ruptura (perforación) del esófago

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor si:

  • Tiene dificultad o dolor para tragar
  • Sus síntomas continúan incluso con el tratamiento para la acalasia

Prevención

Muchas de las causas de la acalasia no se pueden prevenir. Sin embargo, el tratamiento puede ayudar a prevenir complicaciones.

Nombres alternativos

Acalasia esofágica; Problemas para tragar líquidos y sólidos; Cardioespasmo - espasmo del esfínter esofágico inferior

Referencias

Falk GW, Katzka DA. Diseases of the esophagus. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 26th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 129.

Hamer PW, Lamb PJ. The management of achalasia and other motility disorders of the oesophagus. In: Griffin SM, Lamb PJ, eds. Oesophagogastric Surgery: A Companion to Specialist Surgical Practice. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2019:chap 16.

Pandolfino JE, Kahrilas PJ. Esophageal neuromuscular function and motility disorders. In: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ, eds. Sleisenger and Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 43.

Ultima revisión 10/15/2019

Versión en inglés revisada por: Michael M. Phillips, MD, Clinical Professor of Medicine, The George Washington University School of Medicine, Washington, DC. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.