Dirección de esta página: https://medlineplus.gov/spanish/druginfo/natural/1534.html

Niacinamida

¿Qué es?

Hay dos formas de vitamina B3: Una forma es la niacina, la otra es la niacinamida. La niacinamida se encuentra en muchos alimentos incluidos levadura, carne, pescado, leche, huevos, verduras, frijoles y cereales. La niacinamida también se encuentra en muchos suplementos vitamínicos del complejo B. Además puede formarse en el cuerpo gracias a la injerta de niacina en la dieta.

No debería confundirse la niacinamida con la niacina, el nicotinato de inositol (hexaniacinato de inositol) o triptofano. Vea los otros listados sobre este tema.

La niacinamida se ingiere para prevenir la carencia de vitamina B3 y condiciones relacionadas como la pelagra. También se ingiere para tratar la esquizofrenia, alucinaciones debido a ciertos medicamentos, enfermedad de Alzheimer, pérdidas de la capacidad del razonamiento debido a la edad, síndrome cerebral crónico, calambres musculares, depresión, mareos por movimiento, dependencia al alcohol, inflamación de los vasos sanguíneos causada por lesiones en la piel y acumulación de líquidos (edema). La niacinamida además se ingiere para tratar la diabetes dos condiciones de la piel, llamadas penfigoide ampolloso y granuloma anular.

Ciertas personas ingieren niacinamida para tratar acné, lepra, trastorno de hiperactividad y déficit de atención (THDA), pérdida de la memoria, artritis, prevención de la cefalea premenstrual, mejora d ela digestión, protección contra toxinas y contaminantes, disminución de los efectos de la edad, disminución de la presion arterial, mejoría de la circulación, mejora de la relajación, mejora del orgasmo y prevención de las cataratas.

La niacinamida se aplica en la piel para tratar una condición de la piel, llamada acné vulgar.

¿Qué tan efectivo es?

Natural Medicines Comprehensive Database (La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales) clasifica la eficacia, basada en evidencia científica, de acuerdo a la siguiente escala: Eficaz, Probablemente Eficaz, Posiblemente Eficaz, Posiblemente Ineficaz, Probablemente Ineficaz, Ineficaz, e Insuficiente Evidencia para Hacer una Determinación.

La clasificación de la eficacia para este producto es la siguiente:

Probablemente eficaz para...

  • Tratamiento y prevención de la carencia de niacina, y ciertas condiciones relacionadas con la carencia de niacina, como la pelagra. La niacinamida está aprobada por la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA) para estos usos. A veces se prefiere la niacinamida en vez de la niacina porque no causa "enrojecimiento" (picazón y cosquilleo), un efecto secundario del tratamiento de la niacina.

Posiblemente eficaz para...

  • Diabetes. Cierta investigación sugiere que la ingesta de niacinamida podría ayudar a prevenir la pérdida de producción de insulina en niños y adultos en riesgo de sufrir diabetes tipo 1. Podría además prevenir la pérdida de producción de insulina y disminuir la dosis de insulina necesaria en los niños recientemente diagnosticados con diabetes tipo 1. Sin embargo, la niacinamida no parece prevenir el desarrollo de la diabetes tipo 1 en niños con riesgo de contraerla. En personas con diabetes tipo 2, la niacinamida parece ayudar a proteger la producción de insulina y mejorar el control de azúcar en la sangre.
  • Artrosis. La ingesta de niacinamida parece mejorar la flexibilidad articular y disminuir el dolor y la inflamación. La ingesta de niacina en muchas personas podría ayudar a disminuir la ingesta de medicamentos antinflamatorios convencionales.

Posiblemente ineficaz para...

  • Cáncer. La investigación sugiere que el tratamiento del cáncer de vejiga o la extirpación quirúrgica de los tumores cerebrales con radioterapia, carbógeno y niacinamida no mejora la supervivencia o el control del tumor en comparación con la radioterapia y el carbógeno solo.

Insuficiente evidencia para hacer una determinación para...

  • Acné. La investigación preliminar sugiere que la ingesta de comprimidos que contiene niacinamida, cinc, cobre y ácido fólico durante 8 semanas mejora la apariencia de la piel en personas con acné.
  • Pérdida de visión relacionada con la edad debido a daño en la retina. La investigación preliminar sugiere que la ingesta de niacina, vitamina E y luteína durante un año mejora el funcionamiento de la retina en personas con pérdida de visión relacionada con la edad debido a daño en la retina.
  • Envejecimiento de la piel. La investigación preliminar sugiere que la aplicación en la cara de una crema que contiene niacinamida al 5% mejora las manchas, arrugas, elasticidad y enrojecimiento en mujeres con envejecimiento de la piel debido a la exposición al sol.
  • Eccema. La investigación preliminar sugiere que la aplicación de una crema que contiene niacinamida al 2% disminuye la pérdida de agua y mejora la hidratación en mujeres con eccema.
  • Trastorno de hiperactividad y déficit de atención (THDA). Existe evidencia contradictoria en relación con el uso de la niacinamida en combinación con otras vitaminas para el tratamiento del TDHD.
  • Parches de piel oscurecida en la piel. La investigación preliminar sugiere que la aplicación de una crema humectante, que contiene niacinamida al 5% durante 4semanas aclara la piel en personas con parches de piel oscurecidos. Sin embargo, no parece aclarar más la piel después de 8 semanas.
  • Insuficiencia renal. La investigación preliminar sugiere que la ingesta de niacinamida durante 12 semanas disminuye el exceso de los niveles de fosfato y hormona paratiroidea en la sangre en personas sometidas a diálisis, debido a insuficiencia renal.
  • Dependencia al alcohol.
  • Enfermedad de Alzheimer y disminución mental debido a la edad.
  • Artritis.
  • Depresión.
  • Presión arterial alta.
  • Mal de las alturas.
  • Cefaleas premenstruales.
  • Otras condiciones.
Se necesita más evidencia para evaluar el niacinamida para estos usos.

¿Cómo funciona?

La niacinamida puede formarse en el cuerpo gracias a partir de la niacina. La niacina se transforma en niacinamida cuando se ingiere en cantidades mayores a las que el cuerpo necesita. La niacinamida es fácilmente disuelta en agua y bien absorbida cuando se ingiere. La niacinamida es necesaria para el correcto funcionamiento de las grasas y azucares en el cuerpo para mantener las células sanas.

A diferencia de la niacina, la niacinamida no presenta efectos beneficioso para las grasas y no debería usarse para tratar los altos niveles de colesterol o los altos niveles de grasas en la sangre.

¿Hay preocupación por la seguridad de su uso?

La ingesta de niacinamida NO ES PROBABLEMENTE SEGURA para la mayoría de las personas cuando se ingiere. A diferencia de la niacina, la niacinamida no causa enrojecimiento. Sin embargo, la niacinamida podría causar leves efectos secundarios, como malestar estomacal, ases intestinales, mareos, sarpullidos, picazón, entre otros problemas.

Cuando se injieren más de 3 gramos de niacinamida por día, los efectos secundarios podrían ser raves. Estos incluyen problemas hepáticos o altos iveles de azúcar en sangre.

La niacinamida es POSIBLEMENTE SEGURA cuando se ingiere de manera apropiada en niños o cuando se aplica en la piel de adultos.

Precauciones especiales y Advertencias:

Embarazo y lactancia: La niacinamida es PROBABLEMENTE SEGURA en embarazadas y lactantes cuando se ingiere en cantidades recomendadas. La cantidad de niacina recomendada para mujeres embarazadas y lactantes es de 30 mg por día para mujeres menores de 18 años, y de 35 mg para mujeres mayores de 18 años.

Alergias: La niacinamida puede empeorar las alergias porque estas causan la eliminación de la histamina, un químico responsable de los síntomas de la alergia.

Diabetes: La niacinamida podría aumentar los niveles de azúcar en la sangre. Las personas con diabetes que ingieren niacinamida deberían controlar minuciosamente sus niveles de azúcar en sangre.

Enfermedad hepática: La niacinamida podría empeorar la enfermedad hepática.

Gota: Grandes cantidades de niacinamida podría producir gota.

Enfermedad hepática: La niacinamida podría aumentar el daño hepático. No la use si tiene enfermedad hepática.

Úlceras intestinales o estomacales: La niacinamida podría empeorar las úlceras. No la use si tiene úlceras.

Cirugía: Esto podría interferir con los controles de azúcar en la sangre durante y después de una cirugía. Suspenda la ingesta de niacina al menos 2 semanas antes de un procedimiento quirúrgico programado.

¿Existen interacciones con medicamentos?

Moderadas
Tenga cuidado con esta combinación
Carbamazepina (Tegretol)
El cuerpo descompone la carbamazepina (Tegretol). Existe cierta inquietud de que la niacinamida podría disminuir la velocidad con la que el cuerpo descompone la carbamazepina (Tegretol). No existe suficiente información para saber si esto es importante.
Medicamentos que disminuyen la coagulación de la sangre (Anticoagulante / medicamentos antiplaquetarios)
La niacinamida podría disminuir la coagulación de la sangre. La ingesta de niacinamida junto con medicamentos que también disminuyen la coagulación de la sangre podría aumentar las probabilidades de hematomas y sangrado.

Algunos medicamentos que disminuyen la coagulación de la sangre incluyen aspirina, clopidogrel (Plavix), dalteparina (Fragmin), enoxaparina (Lovenox), heparina, indometacina (Indocin), ticlopidina (Ticlid), warfarina (Coumadin), entre otros.
Medicamentos que pueden dañar el hígado (medicamentos hepatotóxicos)
La niacinamida podría causar daño hepático, especialmente cuando se usa en altas dosis. La ingesta de niacinamida junto con medicamentos que podrían causar daño hepático puede aumentar el riesgo de daño hepático. No ingiera niacinamida si está tomando medicamentos que pueden dañar el hígado.

Ciertos medicamentos que pueden dañar el hígado incluyen acetaminofén (Tylenol y otros), amiodarona (Cordarone), carbamacepina (Tegretol), isoniazid (INH), metotrexato (Rheumatrex), metildopa (Aldomet), luconazol (Diflucan), itraconazol (Sporanox), eritromicina (Erythrocin, Ilosone, otros), fenitoína (Dilantin) , lovastatina (Mevacor), pravastatina (Pravachol), simvastatina (Zocor), entre otros.
Primidona (Mysoline)
El cuerpo descompone la primidona (Mysoline). Existe cierta inquietud de que la niacinamida podría disminuir la velocidad con la que el cuerpo descompone la primidona (Mysoline). No existe suficiente información para saber si esto es importante.

¿Existen interacciones con hierbas y suplementos?

Hierbas y suplementos que podrían dañar el hígado
La niacina, especialmente en altas dosis, puede causar daño hepático. La ingesta de niacina jun to con otras hierbas y suplementos que podría causar daño hepático podría aumentar el riesgo. Algunos de estos productos incluyen androstenediona, borraja, chaparral, consuelda, dehidroepiandrosterona (DHEA), camedrio, kava, aceite de poleo, levadura roja, entre otros.
Hierbas y suplementos que podrían disminuir la coagulación de la sangre
La niacinamida podría disminuir la coagulación de la sangre. El uso de niacinamida con otras hierbas y suplementos que pueden disminuir la coagulación de la sangre podría aumentar el riesgo de sangrado en algunas personas. Algunas las hierbas de este tipo incluyen angélica, clavo, danshen, ajo, jengibre, ginseng Panax, entre otros.

¿Existen interacciones con alimentos?

No se conoce ninguna interacción con alimentos.

¿Qué dosis se utiliza?

La siguientes dosis se han estudiado en investigación científica:

ADULTO
POR BOCA:
  • Para prevenir y tratar la carencia de vitamina B3 y la pelagra: Se usó 50-100 mg por día de niacinamida para tratar la carencia leve de vitamina B3. se ha administrado 300-500 mg de niacinamida por día en dosis separadas para tratar la pelagra.
  • Para detener el progreso de la enfermedad en perdonas recientemente dianosticadas con diabetes tipo 1: se usó 25 mg/kg de niacinamida por día.
  • Para tratar la diabetes tipo 2: se usó 0.5 gramos de niacinamida 3 veces por día durante 6 meses.
  • Para tratar la artrosis: se usó 3 gramos of niacinamida por día en dosis separadas durante 12 semanas.
NIÑOS
POR BOCA:
  • Para tratar la pelagra: se ha administrado 100-300 mg de niacinamida por día en dosis separadas.
  • Para prevenir la diabetes tipo 1 en niños con alto riesgo: se usó 1.2 gramo/m2 (superficie corporal) de niacinamida de liberación lenta por día.
  • Para detener el progreso de la enfermedad en perdonas recientemente diagnosticadas con diabetes tipo 1: Niacinamida25 mg/kg por día.
La cantidad diaria recomendada (CDR)de niacina es la siguiente: Bebés 0-6 meses, 2 mg; bebés 7-12 meses, 4 mg; niños 1-3 years, 6 mg; niños 4-8 years, 8 mg; niños 9-13 años, 12 mg; hombres desde 14 años en adelante, 16 mg; mujeres desde 14 años en adelante, 14 mg; mujeres embarazadas, 18 mg; and mujeres lactantes, 17 mg. La dosis máxima de niacina es la siguiente: Niños 1-3 años, 10 mg; niños 4-8 años, 15 mg; años 9-13 años, 20 mg; adultos, incluidas mujeres embarazadas y lactantes, 14-18 años, 30 mg; y adultos, incluidas mujeres embarazadas y lactantes, mayores de 18 años, 35 mg

Otros nombres

-Pyridine Carboxamide, Amide de l'Acide Nicotinique, B Complex Vitamin, Complexe de Vitamines B, Niacinamida, Nicamid, Nicosedine, Nicotinamide, Nicotinic Acid Amide, Nicotylamidum, Vitamin B3, Vitamina B3, Vitamine B3.

Metodología

Para saber más sobre cómo este artículo fue escrito, refiérase a la metodología de la Base exhaustiva de datos de medicamentos naturales.

Referencias

  1. Falsini, B., Piccardi, M., Iarossi, G., Fadda, A., Merendino, E., and Valentini, P. Influence of short-term antioxidant supplementation on macular function in age-related maculopathy: a pilot study including electrophysiologic assessment. Ophthalmology 2003;110:51-60. View abstract.
  2. Elliott RB, Pilcher CC, Stewart A, Fergusson D, McGregor MA. The use of nicotinamide in the prevention of type 1 diabetes. Ann N Y Acad Sci. 1993;696:333-41. View abstract.
  3. Rottembourg JB, Launay-Vacher V, Massard J. Thrombocytopenia induced by nicotinamide in hemodialysis patients. Kidney Int. 2005;68:2911-2. View abstract.
  4. Takahashi Y, Tanaka A, Nakamura T, et al. Nicotinamide suppresses hyperphosphatemia in hemodialysis patients. Kidney Int. 2004;65:1099-104. View abstract.
  5. Soma Y, Kashima M, Imaizumi A, et al. Moisturizing effects of topical nicotinamide on atopic dry skin. Int J Dermatol. 2005;44:197-202. View abstract.
  6. Powell ME, Hill SA, Saunders MI, Hoskin PJ, Chaplin DJ. Human tumor blood flow is enhanced by nicotinamide and carbogen breathing. Cancer Res. 1997;57:5261-4. View abstract.
  7. Hoskin PJ, Rojas AM, Phillips H, Saunders MI. Acute and late morbidity in the treatment of advanced bladder carcinoma with accelerated radiotherapy, carbogen, and nicotinamide. Cancer. 2005;103:2287-97. View abstract.
  8. Niren NM, Torok HM. The Nicomide Improvement in Clinical Outcomes Study (NICOS): results of an 8-week trial. Cutis. 2006;77(1 Suppl):17-28. View abstract.
  9. Kamal M, Abbasy AJ, Muslemani AA, Bener A. Effect of nicotinamide on newly diagnosed type 1 diabetic children. Acta Pharmacol Sin. 2006;27:724-7. View abstract.
  10. Olmos PR, Hodgson MI, Maiz A, et al. Nicotinamide protected first-phase insulin response (FPIR) and prevented clinical disease in first-degree relatives of type-1 diabetics. Diabetes Res Clin Pract. 2006;71:320-33. View abstract.
  11. Gale EA, Bingley PJ, Emmett CL, Collier T; European Nicotinamide Diabetes Intervention Trial (ENDIT) Group. European Nicotinamide Diabetes Intervention Trial (ENDIT): a randomised controlled trial of intervention before the onset of type 1 diabetes. Lancet. 2004;363:925-31. View abstract.
  12. Cabrera-Rode E, Molina G, Arranz C, Vera M, et al. Effect of standard nicotinamide in the prevention of type 1 diabetes in first degree relatives of persons with type 1 diabetes. Autoimmunity. 2006;39:333-40. View abstract.
  13. Hakozaki T, Minwalla L, Zhuang J, et al. The effect of niacinamide on reducing cutaneous pigmentation and suppression of melanosome transfer. Br J Dermatol. 2002 Jul;147:20-31. View abstract .
  14. Bissett DL, Oblong JE, Berge CA. Niacinamide: A B vitamin that improves aging facial skin appearance. Dermatol Surg. 2005;31(7 Pt 2):860-5; discussion 865. View abstract.
  15. Jorgensen J. Pellagra probably due to pyrazinamide: development during combined chemotherapy of tuberculosis. Int J Dermatol 1983;22:44-5. View abstract.
  16. Swash M, Roberts AH. Reversible pellagra-like encephalopathy with ethionamide and cycloserine. Tubercle 1972;53:132. View abstract.
  17. Brooks-Hill RW, Bishop ME, Vellend H. Pellagra-like encephalopathy complicating a multiple drug regimen for the treatment of pulmonary infection due to Mycobacterium avium-intracellulare (letter). Am Rev Resp Dis 1985;131:476. View abstract.
  18. Visalli N, Cavallo MG, Signore A, et al. A multi-centre randomized trial of two different doses of nicotinamide in patients with recent-onset type 1 diabetes (the IMDIAB VI). Diabetes Metab Res Rev 1999;15:181-5. View abstract.
  19. Bourgeois BF, Dodson WE, Ferrendelli JA. Interactions between primidone, carbamazepine, and nicotinamide. Neurology 1982;32:1122-6. View abstract.
  20. Papa CM. Niacinamide and acanthosis nigricans (letter). Arch Dermatol 1984;120:1281. View abstract.
  21. Winter SL, Boyer JL. Hepatic toxicity from large doses of vitamin B3 (nicotinamide). N Engl J Med 1973;289:1180-2. View abstract.
  22. McKenney J. New perspectives on the use of niacin in the treatment of lipid disorders. Arch Intern Med 2004;164:697-705. View abstract.
  23. Raising HDL and Niacin Use. Pharmacist's Letter/Prescriber's Letter 2004;20:200504.
  24. Hoskin PJ, Stratford MR, Saunders MI, et al. Administration of nicotinamide during chart: pharmacokinetics, dose escalation, and clinical toxicity. Int J Radiat Oncol Biol Phys 1995;32:1111-9. View abstract.
  25. Fatigante L, Ducci F, Cartei F, et al. Carbogen and nicotinamide combined with unconventional radiotherapy in glioblastoma multiforme: a new modality treatment. Int J Radiat Oncol Biol Phys 1997;37:499-504. View abstract.
  26. Miralbell R, Mornex F, Greiner R, et al. Accelerated radiotherapy, carbogen, and nicotinamide in glioblastoma multiforme: report of European Organization for Research and Treatment of Cancer trial 22933. J Clin Oncol 1999;17:3143-9. View abstract.
  27. Anon. Niacinamide Monograph. Alt Med Rev 2002;7:525-9. View abstract.
  28. Haslam RH, Dalby JT, Rademaker AW. Effects of megavitamin therapy on children with attention deficit disorders. Pediatrics 1984;74:103-11.. View abstract.
  29. Food and Nutrition Board, Institute of Medicine. Dietary Reference Intakes for Thiamin, Riboflavin, Niacin, Vitamin B6, Folate, Vitamin B12, Pantothenic Acid, Biotin, and Choline . Washington, DC: National Academy Press, 2000. Available at: http://books.nap.edu/books/0309065542/html/.
  30. Shalita AR, Smith JG, Parish LC, et al. Topical nicotinamide compared with clindamycin gel in the treatment of inflammatory acne vulgaris. Int J Dermatol 1995;34:434-7. View abstract.
  31. McCarty MF, Russell AL. Niacinamide therapy for osteoarthritis--does it inhibit nitric oxide synthase induction by interleukin 1 in chondrocytes? Med Hypotheses 1999;53:350-60. View abstract.
  32. Jonas WB, Rapoza CP, Blair WF. The effect of niacinamide on osteoarthritis: a pilot study. Inflamm Res 1996;45:330-4. View abstract.
  33. Polo V, Saibene A, Pontiroli AE. Nicotinamide improves insulin secretion and metabolic control in lean type 2 diabetic patients with secondary failure to sulphonylureas. Acta Diabetol 1998;35:61-4. View abstract.
  34. Greenbaum CJ, Kahn SE, Palmer JP. Nicotinamide's effects on glucose metabolism in subjects at risk for IDDM. Diabetes 1996;45:1631-4. View abstract.
  35. Pozzilli P, Browne PD, Kolb H. Meta-analysis of nicotinamide treatment in patients with recent-onset IDDM. The Nicotinamide Trialists. Diabetes Care 1996;19:1357-63. View abstract.
  36. Pozzilli P, Visalli N, Signore A, et al. Double blind trial of nicotinamide in recent-onset IDDM (the IMDIAB III study). Diabetologia 1995;38:848-52. View abstract.
  37. Visalli N, Cavallo MG, Signore A, et al. A multi-centre randomized trial of two different doses of nicotinamide in patients with recent-onset type 1 diabetes (the IMDIAB VI). Diabetes Metab Res Rev 1999;15:181-5. View abstract.
  38. Pozzilli P, Visalli N, Cavallo MG, et al. Vitamin E and nicotinamide have similar effects in maintaining residual beta cell function in recent onset insulin-dependent diabetes. Eur J Endocrinol 1997;137:234-9. View abstract.
  39. Reimers JI, Andersen HU, Pociot F. [Nicotinamide and prevention of insulin-dependent diabetes mellitus. Rationale, effects, toxicology and clinical experiences. ENDIT Group]. Ugeskr Laeger 1994;156:461-5. View abstract.
  40. Lampeter EF, Klinghammer A, Scherbaum WA, et al. The Deutsche Nicotinamide Intervention Study: an attempt to prevent type 1 diabetes. DENIS Group. Diabetes 1998;47:980-4. View abstract.
  41. Elliott RB, Pilcher CC, Fergusson DM, Stewart AW. A population based strategy to prevent insulin-dependent diabetes using nicotinamide. J Pediatr Endocrinol Metab 1996;9:501-9. View abstract.
  42. Gale EA. Theory and practice of nicotinamide trials in pre-type 1 diabetes. J Pediatr Endocrinol Metab 1996;9:375-9. View abstract.
  43. Kolb H, Burkart V. Nicotinamide in type 1 diabetes. Mechanism of action revisited. Diabetes Care 1999;22:B16-20. View abstract.
  44. American Society of Health-System Pharmacists. ASHP Therapeutic Position Statement on the safe use of niacin in the management of dyslipidemias. Am J Health Syst Pharm 1997;54:2815-9. View abstract.
  45. Garg A, Grundy SM. Nicotinic acid as therapy for dyslipidemia in non-insulin-dependent diabetes mellitus. JAMA 1990;264:723-6. View abstract.
  46. Crouse JR III. New developments in the use of niacin for treatment of hyperlipidemia: new considerations in the use of an old drug. Coron Artery Dis 1996;7:321-6. View abstract.
  47. Brenner A. The effects of megadoses of selected B complex vitamins on children with hyperkinesis: controlled studies with long-term follow-up. J Learn Disabil 1982;15:258-64. View abstract.
  48. Shils ME, Olson JA, Shike M, Ross AC, eds. Modern Nutrition in Health and Disease. 9th ed. Baltimore, MD: Williams & Wilkins, 1999.
  49. Harvengt C, Desager JP. HDL-cholesterol increase in normolipaemic subjects on khellin: a pilot study. Int J Clin Pharmacol Res 1983;3:363-6. View abstract.
  50. Hardman JG, Limbird LL, Molinoff PB, eds. Goodman and Gillman's The Pharmacological Basis of Therapeutics, 9th ed. New York, NY: McGraw-Hill, 1996.
  51. McEvoy GK, ed. AHFS Drug Information. Bethesda, MD: American Society of Health-System Pharmacists, 1998.
  52. Blumenthal M, ed. The Complete German Commission E Monographs: Therapeutic Guide to Herbal Medicines. Trans. S. Klein. Boston, MA: American Botanical Council, 1998.
Documento revisado - 03/09/2017