Dirección de esta página: https://medlineplus.gov/spanish/druginfo/natural/1040.html

Aceite de Hígado de Bacalao

¿Qué es?

El aceite de hígado de bacalao se puede obtener comiendo hígado de bacalao fresco o tomando suplementos.

El aceite de hígado de bacalao es una fuente de vitamina A y vitamina D. También se lo usa como fuente de una grasa llamada omega 3 para tratar la salud del corazón, la depresión, la artritis y otras condiciones; aunque no existe buena evidencia científica para apoyar ninguno de estos usos.

¿Qué tan efectivo es?

Natural Medicines Comprehensive Database (La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales) clasifica la eficacia, basada en evidencia científica, de acuerdo a la siguiente escala: Eficaz, Probablemente Eficaz, Posiblemente Eficaz, Posiblemente Ineficaz, Probablemente Ineficaz, Ineficaz, e Insuficiente Evidencia para Hacer una Determinación.

La clasificación de la eficacia para este producto es la siguiente:

Insuficiente evidencia para hacer una determinación para...

  • Una enfermedad ocular que causa pérdida de la visión en los ancianos (degeneración macular por la edad; DME). Las personas que comen mucho pescado y toman aceite de hígado de bacalao no presentan un bajo riesgo de tener esta condición, en comparación con las personas que solo comen mucho pescado.
  • Rinitis alérgica. La ingesta de aceite de hígado de bacalao durante el embarazo o la lactancia, o la administración de aceite de hígado de bacalao a los bebés hasta los 2 años de vida no parece prevenir la rinitis alérgica.
  • Latidos cardíacos irregulares (arritmias). La ingesta de aceite de hígado de bacalao podría disminuir un tipo específico de frecuencia cardiaca irregular en ciertas personas. No es claro si esto reduce el riesgo de muerte por problemas cardíacos. La ingesta de aceite de hígado de bacalao no parece reducir la frecuencia cardiaca irregular en hombres con frecuencia cardiaca irregular después de un infarto de miocardio.
  • Asma. La ingesta de aceite de hígado de bacalao durante el embarazo o la lactancia, o la administración del aceite de hígado de bacalao a un bebé hasta los 2 años de vida no parece prevenir el asma. Aunque la ingesta de aceite de hígado de bacalao 1-3 veces por semanas durante el embarazo podría reducir el riesgo de tener asma en los niños de 6 años.
  • Eccema (dermatitis atópica). La mayoría de la investigación muestra que la ingesta de aceite de hígado de bacalao durante el embarazo o la lactancia, o la administración del aceite de hígado de bacalao a un bebé hasta los 2 años de vida no parece prevenir el eccema. Aunque los bebés más pequeños tienen eccema al año de vida si toman aceite de hígado de bacalao al menos 4 veces por semana.
  • Depresión. El tomar aceite de hígado de bacalao por vía oral ha estado vinculado con un 29 % menos de probabilidades de tener síntomas de depresión en ancianos.
  • Diabetes. La ingesta de aceite de hígado de bacalao podría ayudar a controla el nivel de azúcar en la sangre en las mujeres con durante el embarazo. Esto podría ayudar a prevenir las complicaciones del embarazo. Podría llevar hasta 12 meses observar algún beneficio. La ingesta de aceite de hígado de bacalao no parece ayudar a controlar los niveles de azúcar en la sangre en las personas con diabetes tipo 1.
  • Una tendencia hereditaria a tener colesterol alto (hipercolesterolemia familiar). La investigación preliminar muestra que la ingesta de aceite de hígado de bacalao no parece ayudar a reducir los niveles de colesterol en las personas con hipercolesterolemia familiar.
  • Colesterol alto. La ingesta de aceite de hígado de bacalao no disminuye los niveles de colesterol en personas con altos niveles de colesterol. No obstante, podría aumentar los niveles de colesterol de lipoproteína de alta densidad "bueno" en personas con diabetes tipo 1 y altos niveles de colesterol. Además, podría disminuir los niveles de grasa en la sangre, llamados «triglicéridos» en hombres que tuvieron un infarto de miocardio.
  • Presión arterial alta. La ingesta de aceite de hígado de bacalao parece disminuir levemente la presión arterial en personas sanas y en aquellas con presión arterial levemente alta. No obstante, no está claro su esta disminución es clínicamente significativa en personas con niveles de colesterol muy altos.
  • Hinchazón crónica (inflamación) en las vías digestivas (enfermedad intestinal inflamatoria; EII). Ciertas personas con enfermedad inflamatoria intestinal tienen dolor en las articulaciones. La ingesta de aceite de hígado de bacalao podría reducir el dolor en las articulaciones en ciertas con esta condición.
  • Artrosis. La ingesta de aceite de hígado de bacalao con AINE no disminuye la inflamación en personas con artrosis en mejor medida que la ingesta de AINE solamente.
  • Infección de oído (otitis media). La ingesta de aceite de hígado de bacalao y multivitaminas podría reducir la necesidad de usar medicamentos para tratar las infecciones en los oídos en niños pequeños.
  • Infección en las vías respiratorias. La administración de aceite de hígado de bacalao en niños pequeños parece reducir la cantidad de consultas médicas por afecciones de las vías respiratorias.
  • Artritis reumatoidea (AR). La ingesta de aceite de hígado de bacalao podría disminuir el dolor, la rigidez matinal y la inflamación en ciertos pacientes con artritis reumatoide. Además, la ingesta de aceite de hígado de bacalao y aceite de pescado parece disminuir la necesidad de recurrir a medicamentos para tratar la inflamación de las articulaciones en personas con esta condición.
  • Carencia de vitamina D. La ingesta de aceite de hígado de bacalao parece aumentar los niveles de vitamina D en la sangre en ciertas personas. No obstante, no es claro si el aceite de hígado de bacalao eleva los niveles de vitamina D a los valores normales en personas con bajos niveles de vitamina D.
  • Cicatrización de las heridas.
  • Otras condiciones.
Se necesita más evidencia antes de poder considerar al aceite de hígado de bacalao para estos usos.

¿Cómo funciona?

El aceite de hígado de bacalao contiene ciertos “ácidos grasos” que impiden que la sangre coagule fácilmente. Los ácidos grasos omega 3 disminuyen el dolor e hinchazón.

¿Hay preocupación por la seguridad de su uso?

Ingerido por boca: La ingesta de aceite de hígado de bacalao es PROBABLEMENTE SEGURO para la mayoría de los adultos y de los niños. Puede producir efectos secundarios incluyendo eructos, mal aliento, acidez, heces blandas y náuseas. Estos efectos secundarios pueden a menudo disminuir si se toma el aceite de hígado de bacalao con las comidas.

Altas dosis de aceite de hígado de bacalao NO SON POSIBLEMENTE SEGURAS. Podrían impedir la coagulación de la sangre y pueden aumentar la probabilidad de sangrado. Altas dosis de aceite de hígado podrían también aumentar demasiado los niveles de vitamina A y vitamina D.

Aplicado en la piel: No existe suficiente información confiable para saber si el aceite de hígado de bacalao es seguro o cuáles podrían ser sus efectos secundarios.

Advertencias y precauciones especiales:

Embarazo y lactancia: El aceite de hígado de bacalao ES POSIBLEMENTE SEGURO cuando se usa en cantidades que brindan no más de la ingesta diaria recomendada de vitamina A y vitamina D. El aceite de hígado de bacalao NO ES POSIBLEMENTE SEGURO cuando se ingiere en grandes cantidades. Las mujeres embarazadas o lactantes no deberían ingerir aceite de hígado de bacalao que suministren cantidades mayores que alrededor de 3000 mcg de vitamina A y 100 mcg de vitamina D.

Ninos: El aceite de hígado de bacalao ES PROBABLEMENTE SEGURO para la mayoría de los niños solamente en las cantidades que proporcionan las ingestas diarias recomendadas de vitamina A y vitamina D. El aceite de hígado de bacalao NO ES POSSIBLEMENTE SEGURO cuando se ingiere en grandes cantidades.

Diabetes: Ha habido cierta preocupación de que aceite de hígado de bacalao u otros aceites podrían aumentar los niveles de azúcar en la sangre en personas con diabetes. No obstante, no existe suficiente investigación que apoye esta inquietud. Aunque existe cierta evidencia de que el aceite de hígado de bacalao podría reducir los niveles de azúcar en la sangre e incrementar los efectos hipoglucémicos de ciertos medicamentos. Existe cierta inquietud de que podría causar una marcada disminución de los niveles de azúcar en la sangre. Si tiene diabetes y consume aceite de hígado de bacalao, controle minuciosamente su nivel de azúcar en la sangre.

Presión arterial alta: El aceite de hígado de bacalao puede bajar la presión arterial y si se usa junto con medicamentos para la presión arterial alta podría hacer que la presión arterial bajara demasiado. Tenga cuidado cuando tome aceite de hígado de bacalao si usted está tomando medicamentos para la presión arterial alta.

¿Existen interacciones con medicamentos?

Moderadas
Tenga cuidado con esta combinación
Medicamentos para la diabetes (antidiabéticos)
El aceite de hígado de bacalao podría disminuir los niveles de azúcar en sangre. Los medicamentos para tratar la diabetes se usan para bajar los niveles de azúcar en la sangre. La ingesta de aceite de hígado de bacalao junto on los medicamentos contra la diabetes podría causar una marcada disminución de los niveles de azúcar. Controle minuciosamente sus niveles de azúcar en la sangre. Podría ser necesario modificar la dosis de los medicamentos contra la diabetes.

Algunos medicamentos para la diabetes incluyen glimepirida (Amaryl), gliburida (DiaBeta, Glynase PresTab, Micronase), insulina, metformina (Glucophage), pioglitazona (Actos), rosiglitazona (Avandia), clorpropamida (Diabinese), glipizida (Glucotrol), tolbutamida (Orinase), entre otros.
Medicamentos para la presión arterial alta (antihipertensivos)
El aceite de hígado de bacalao parece disminuir la presión arterial. El tomar aceite de hígado de bacalao junto con medicamentos para la presión arterial alta puede hacer que su presión arterial baje demasiado.

Algunos de los medicamentos para la presión arterial alta incluyen captopril (Capoten), enalapril (Vasotec), losartan (Cozaar), valsartan (Diovan), diltiazem (Cardizem), Amlodipina (Norvasc), hidroclorotiazida (HydroDiuril), furosemida (Lasix) y muchos otros.
Medicamentos que retardan la coagulación sanguínea (Anticoagulantes / fármacos Antiplaquetarios)
El aceite de hígado de bacalao podría retardar la coagulación sanguínea. El tomar aceite de hígado de bacalao junto con medicamentos que también retardan la coagulación podría aumentar las posibilidades de moretones y pérdida de sangre.

Algunos de los medicamentos que retardan la coagulación sanguínea incluyen aspirina, clopidogrel (Plavix), diclofenac (Voltaren, Cataflam, otros), dipiridamol (Persantine), ibuprofeno (Advil, Motrin, otros), naproxeno (Anaprox, Naprosyn, otros), dalteparin (Fragmin), enoxaparin (Lovenox), heparina, ticlopidina (Ticlid), warfarina (Coumadin), y otros.

¿Existen interacciones con hierbas y suplementos?

Hierbas y suplementos que podrían disminuir la coagulación de la sangre
El aceite de hígado de bacalao podría retardar la coagulación sanguínea. El usar aceite de hígado de bacalao con hierbas y suplementos, que también retardan la coagulación sanguínea, podría aumentar las posibilidades de hematomas y de pérdida de sangre en algunas personas. Estas hierbas incluyen angélica, aceite de semilla de borraja, clavos de olor, salvia miltiorrhiza, ajo, jengibre, ginkgo, trébol rojo, cúrcuma, sauce y otras.
Hierbas y suplementos que podrían disminuir la presión arterial
El aceite de hígado de bacalao podría disminuir la presión arterial. Posee el valor agregado de disminuir la presión arterial al igual que otras hierbas y suplementos que también disminuyen la presión arterial. Otra hierbas y suplementos que pueden disminuir la presión arterial incluyen andrographis, péptidos de caseína, uña de gato, coenzima Q10, L-arginina, licio, ortiga brava, teanina, entre otros.
Hierbas y suplementos que podrían disminuir los niveles de azúcar en la sangre
El aceite de hígado de bacalao podría disminuir los niveles de azúcar en sangre. Si se lo ingiere junto con otras hierbas y suplementos que podrían disminuir los niveles de azúcar en la sangre, los niveles de azúcar en la sangre en algunas personas podrían disminuir hasta llegar a niveles muy bajos. Algunos hierbas y suplementos que podrían disminuir los niveles de azúcar en la sangre incluyen ácido alfalipoico, melón amargo, cromo, uña de gato, alholva, ajo, goma guar, castaño de Indias, ginseng Panax, psilio, ginseng siberiano, entre otros.

¿Existen interacciones con alimentos?

No se conoce ninguna interacción con alimentos.

¿Qué dosis se utiliza?

La dosis apropiada de aceite de hígado de bacalao depende de varios factores como la edad, la salud y muchas otras condiciones. Hasta el momento, no existe suficiente información científica para determinar un rango apropiado de dosis de aceite de hígado de bacalao. Recuerde que los productos naturales no siempre son necesariamente naturales, y las dosificaciones pueden ser importantes. Asegúrese de seguir las instrucciones correspondientes en los rótulos de los productos, y consulte con su farmacéutico, médico o proveedor de salud antes de usarla.

Otros nombres

Acides Gras Oméga 3, Acides Gras N-3, Acides Gras Polyinsaturés, Cod Oil, Fish Liver Oil, Fish Oil, Halibut Liver Oil, Huile de Foie, Huile de Foie de Flétan, Huile de Foie de Morue, Huile de Foie de Poisson, Huile de Morue, Huile de Poisson, Liver Oil, N-3 Fatty Acids, Omega 3, Oméga 3, Omega 3 Fatty Acids, Omega-3, Omega-3 Fatty Acids, Polyunsaturated Fatty Acids.

Metodología

Para saber más sobre cómo este artículo fue escrito, refiérase a la metodología de la Base exhaustiva de datos de medicamentos naturales.

Referencias

  1. Conus N, Burgher-Kennedy N, van den Berg F, Kaur Datta G. A randomized trial comparing omega-3 fatty acid plasma levels after ingestion of emulsified and non-emulsified cod liver oil formulations. Curr Med Res Opin. 2019;35:587-593. View abstract.
  2. Øien T, Schjelvaag A, Storrø O, Johnsen R, Simpson MR. Fish consumption at one year of age reduces the risk of eczema, asthma and wheeze at six years of age. Nutrients. 2019;11. pii: E1969. View abstract.
  3. Yang S, Lin R, Si L, et al. Cod-liver oil improves metabolic indices and hs-CRP levels in gestational diabetes mellitus patients: A double-blind randomized controlled trial. J Diabetes Res. 2019;2019:7074042. View abstract.
  4. Helland IB, Saarem K, Saugstad OD, Drevon CA. Fatty acid composition in maternal milk and plasma during supplementation with cod liver oil. Eur J Clin Nutr 1998;52:839-45. View abstract.
  5. Bartolucci G, Giocaliere E, Boscaro F, et al. Vitamin D3 quantification in a cod liver oil-based supplement. J Pharm Biomed Anal 2011;55:64-70. View abstract.
  6. Linday LA. Cod liver oil, young children, and upper respiratory tract infections. J Am Coll Nutr 2010;29:559-62. View abstract.
  7. Olafsdottir AS, Thorsdottir I, Wagner KH, Elmadfa I. Polyunsaturated fatty acids in the diet and breast milk of lactating Icelandic women with traditional fish and cod liver oil consumption. Ann Nutr Metab 2006;50:270-6. View abstract.
  8. Helland IB, Saugstad OD, Saarem K, et al. Supplementation of n-3 fatty acids during pregnancy and lactation reduces maternal plasma lipid levels and provides DHA to the infants. J Matern Fetal Neonatal Med 2006;19:397-406. View abstract.
  9. Foti C, Bonamonte D, Conserva A, Pepe ML, Angelini G. Allergic contact dermatitis to cod liver oil contained in a topical ointment. Contact Dermatitis 2007;57:281-2. View abstract.
  10. Mavroeidi A, Aucott L, Black AJ, et al. Seasonal variation in 25(OH)D at Aberdeen (57°N) and bone health indicators--could holidays in the sun and cod liver oil supplements alleviate deficiency? PLoS One 2013;8:e53381. View abstract.
  11. Eysteinsdottir T, Halldorsson TI, Thorsdottir I, et al. Cod liver oil consumption at different periods of life and bone mineral density in old age. Br J Nutr 2015;114:248-56. View abstract.
  12. Hardarson T, Kristinsson A, Skúladóttir G, Asvaldsdóttir H, Snorrason SP. Cod liver oil does not reduce ventricular extrasystoles after myocardial infarction. J Intern Med 1989;226:33-7. View abstract.
  13. Skúladóttir GV, Gudmundsdóttir E, Olafsdóttir E, et al. Influence of dietary cod liver oil on fatty acid composition of plasma lipids in human male subjects after myocardial infarction. J Intern Med 1990;228:563-8. View abstract.
  14. Gruenwald J, Graubaum HJ, Harde A. Effect of cod liver oil on symptoms of rheumatoid arthritis. Adv Ther 2002;19:101-7. View abstract.
  15. Linday LA, Shindledecker RD, Tapia-Mendoza J, Dolitsky JN. Effect of daily cod liver oil and a multivitamin-multimineral supplement with selenium on upper respiratory tract pediatric visits by young, inner-city, Latino children: randomized pediatric sites. Ann Otol Rhinol Laryngol 2004;113:891-901. View abstract.
  16. Porojnicu AC, Bruland OS, Aksnes L, Brant WB, Moan J. Sun beds and cod liver oil as vitamin D sources. J Photochem Photobiol B Biol 2008;91:125-31. View abstract.
  17. Brunborg LA, Madland TM, Lind RA, et al. Effects of short-term oral administration of dietary marine oils in patients with inflammatory bowel disease and joint pain: a pilot study comparing seal oil and cod liver oil. Clin Nutr 2008;27:614-22. View abstract.
  18. Jonasson F, Fisher DE, Eiriksdottir G, et al. Five-year incidence, progression, and risk factors for age-related macular degeneration: the age, gene/environment susceptibility study. Ophthalmology 2014;121:1766-72. View abstract.
  19. Mai XM, Langhammer A, Chen Y, Camargo CA. Cod liver oil intake and incidence of asthma in Norwegian adults - the HUNT study. Thorax 2013;68:25-30. View abstract.
  20. Detopoulou P, Papamikos V. Gastrointestinal bleeding after high intake of omega-3 fatty acids, cortisone and antibiotic therapy: a case study. Int J Sport Nutr Exerc Metab 2014;24:253-7. View abstract.
  21. Ross AC, Taylor CL, Yaktine AL, Del Valle HB (eds). Dietary reference intakes for calcium and vitamin D. Institute of Medicine, 2011. Available at: www.nap.edu/catalog/13050/dietary-reference-intakes-for-calcium-and-vitamin-d (accessed April 17, 2016).
  22. Ahmed AA, Holub BJ. Alteration and recovery of bleeding times, platelet aggregation and fatty acid composition of individual phospholipids in platelets of human subjects receiving a supplement of cod-liver oil. Lipids 1984;19:617-24. View abstract.
  23. Lorenz R, Spengler U, Fischer S, Duhm J, Weber PC. Platelet function, thromboxane formation and blood pressure control during supplementation of the Western diet with cod liver oil. Circulation 1983;67:504-11. View abstract.
  24. Galarraga, B., Ho, M., Youssef, H. M., Hill, A., McMahon, H., Hall, C., Ogston, S., Nuki, G., and Belch, J. J. Cod liver oil (n-3 fatty acids) as an non-steroidal anti-inflammatory drug sparing agent in rheumatoid arthritis. Rheumatology.(Oxford) 2008;47:665-669. View abstract.
  25. Raeder MB, Steen VM, Vollset SE, Bjelland I. Associations between cod liver oil use and symptoms of depression: The Hordaland Health Study. J Affect Disord 2007;101:245-9. View abstract.
  26. Farmer A, Montori V, Dinneen S, Clar C. Fish oil in people with type 2 diabetes mellitus. Cochrane Database Syst Rev 2001;3:CD003205. View abstract.
  27. Linday LA, Dolitsky JN, Shindledecker RD, Pippenger CE. Lemon-flavored cod liver oil and multivitamin-mineral supplement for the secondary prevention of otitis media in young children: pilot research. Ann Otol Rhinol Laryngol 2002:111:642-52.. View abstract.
  28. Brox JH, Killie JE, Osterud B, et al. Effects of cod liver oil on platelets and coagulation in familial hypercholesterolemia (type IIa). Acta Med Scand 1983;213:137-44.. View abstract.
  29. Landymore RW, MacAulay MA, Cooper JH, Sheridan BL. Effects of cod-liver oil on intimal hyperplasia in vein grafts used for arterial bypass. Can J Surg 1986;29:129-31.. View abstract.
  30. al-Meshal MA, Lutfi KM, Tariq M. Cod liver oil inhibits indomethacin induced gastropathy without affecting its bioavailability and pharmacological activity. Life Sci 1991;48:1401-9.. View abstract.
  31. Hansen JB, Olsen JO, Wilsgard L, Osterud B. Effects of dietary supplementation with cod liver oil on monocyte thromboplastin synthesis, coagulation and fibrinolysis. J Intern Med Suppl 1989;225:133-9.. View abstract.
  32. Aviram M, Brox J, Nordoy A. Effects of postprandial plasma and chylomicrons on endothelial cells. Differences between dietary cream and cod liver oil. Acta Med Scand 1986;219:341-8.. View abstract.
  33. Sellmayer A, Witzgall H, Lorenz RL, Weber PC. Effects of dietary fish oil on ventricular premature complexes. Am J Cardiol 1995;76:974-7. View abstract.
  34. Food and Nutrition Board, Institute of Medicine. Dietary Reference Intakes for Vitamin A, Vitamin K, Arsenic, Boron, Chromium, Copper, Iodine, Iron, Manganese, Molybdenum, Nickel, Silicon, Vanadium, and Zinc. Washington, DC: National Academy Press, 2002. Available at: www.nap.edu/books/0309072794/html/.
  35. Sanders TA, Vickers M, Haines AP. Effect on blood lipids and haemostasis of a supplement of cod-liver oil, rich in eicosapentainoic and docosahexaenoic acids, in healthy young men. Clin Sci (Colch) 1981;61:317-24. View abstract.
  36. Brox JH, Killie JE, Gunnes S, Nordoy A. The effect of cod liver oil and corn oil on platelets and vessel wall in man. Thromb Haemost 1981;46:604-11. View abstract.
  37. Landymore RW, Kinley CE, Cooper JH, et al. Cod-liver oil in the prevention of intimal hyperplasia in autogenous vein grafts used for arterial bypass. J Thorac Cardiovasc Surg 1985;89:351-7. View abstract.
  38. Landymore RW, MacAulay M, Sheridan B, Cameron C. Comparison of cod-liver oil and aspirin-dipyridamole for the prevention of intimal hyperplasia in autologous vein grafts. Ann Thorac Surg 1986;41:54-7. View abstract.
  39. Henderson MJ, Jones RG. Cod liver oil or bust. Lancet 1987;2:274-5.
  40. Anon. Licensed fish-oil concentrate versus cod-liver oil. Lancet 1987;2:453.
  41. Jensen T, Stender S, Goldstein K, et al. Partial normalization by dietary cod-liver oil of increased microvascular albumin leakage in patients with insulin-dependent diabetes and albuminuria. N Engl J Med 1989;321:1572-7. View abstract.
  42. Stammers T, Sibbald B, Freeling P. Efficacy of cod liver oil as an adjunct to non-steroidal anti-inflammatory drug treatment in the management of osteoarthritis in general practice. Ann Rheum Dis 1992;51:128-9. View abstract.
  43. Lombardo YB, Chicco A, D'Alessandro ME, et al. Dietary fish oil normalize dyslipidemia and glucose intolerance with unchanged insulin levels in rats fed a high sucrose diet. Biochim Biophys Acta 1996;1299:175-82. View abstract.
  44. Dawson JK, Abernethy VE, Graham DR, Lynch MP. A woman who took cod-liver oil and smoked. Lancet 1996;347:1804.
  45. Veierod MB, Thelle DS, Laake P. Diet and risk of cutaneous malignant melanoma: a prospective study of 50,757 Norwegian men and women. Int J Cancer 1997;71:600-4. View abstract.
  46. Terkelsen LH, Eskild-Jensen A, Kjeldsen H, et al. Topical application of cod liver oil ointment accelerates wound healing: an experimental study in wounds in the ears of hairless mice. Scand J Plast Reconstr Surg Hand Surg 2000;34:15-20. View abstract.
  47. FDA. Center for Food Safety and Applied Nutrition. Letter regarding dietary supplement health claim for omega-3 fatty acids and coronary heart disease. Available at: http://www.fda.gov/ohrms/dockets/dockets/95s0316/95s-0316-Rpt0272-38-Appendix-D-Reference-F-FDA-vol205.pdf. (Accessed February 7, 2017).
  48. Shimizu H, Ohtani K, Tanaka Y, et al. Long-term effect of eicosapentaenoic acid ethyl (EPA-E) on albuminuria of non-insulin dependent diabetic patients. Diabetes Res Clin Pract 1995;28:35-40. View abstract.
  49. Toft I, Bonaa KH, Ingebretsen OC, et al. Effects of n-3 polyunsaturated fatty acids on glucose homeostasis and blood pressure in essential hypertension. A randomized, controlled trial. Ann Intern Med 1995;123:911-8. View abstract.
  50. Prisco D, Paniccia R, Bandinelli B, et al. Effect of medium-term supplementation with a moderate dose of n-3 polyunsaturated fatty acids on blood pressure in mild hypertensive patients. Thromb Res 1998;1:105-12. View abstract.
  51. Gibson RA. Long-chain polyunsaturated fatty acids and infant development (editorial). Lancet 1999;354:1919.
  52. Lucas A, Stafford M, Morley R, et al. Efficacy and safety of long-chain polyunsaturated fatty acid supplementation of infant-formula milk: a randomized trial. Lancet 1999;354:1948-54. View abstract.
Documento revisado - 02/12/2021