Dirección de esta página: https://medlineplus.gov/spanish/druginfo/meds/a618023-es.html

Vacuna recombinante contra el zóster (culebrilla)

¿Por qué vacunarse?

La vacuna recombinante contra el herpes zóster (culebrilla) puede prevenir que contraiga herpes zóster.

El herpes zóster (también llamado culebrilla, o solo herpes) es una erupción cutánea dolorosa, a menudo con ampollas. Además de la erupción cutánea, el herpes zóster puede provocar fiebre, dolor de cabeza, escalofríos o malestar estomacal. Con muy poca frecuencia, el herpes zóster puede provocar neumonía, problemas de audición, ceguera, inflamación del cerebro (encefalitis) o la muerte.

La complicación más frecuente del herpes zóster es dolor de los nervios a largo plazo, denominada neuralgia postherpética (NPH). La NPH se presenta en zonas donde se encontraba la erupción cutánea por herpes zóster, incluso después de que esta desaparece. Puede durar meses o años después de que la erupción desaparece. El dolor de la NPH puede ser intenso y debilitante.

Alrededor del 10 al 18 % de las personas que padecen herpes zóster experimentarán NPH. El riesgo de sufrir NPH aumenta con la edad. Un adulto mayor con herpes zóster tiene más probabilidades de padecer NPH y tener dolor más intenso y por más tiempo que una persona joven con herpes zóster.

El herpes es causado por el virus de la varicela zóster, el mismo virus que causa la varicela. Después de tener varicela, el virus permanece en su cuerpo y puede causar herpes más adelante en la vida. El herpes no puede transmitirse de una persona a otra, pero el virus que provoca herpes puede diseminarse y provocar varicela en alguien que nunca haya tenido varicela o recibido la vacuna contra la varicela.

Vacuna recombinante contra el herpes zóster

La vacuna recombinante contra el herpes zóster brinda una fuerte protección contra el herpes. Al prevenir el herpes, la vacuna recombinante contra el herpes zóster también protege contra la NPH.

La vacuna recombinante contra el herpes zóster es la vacuna más conveniente para la prevención del herpes. Sin embargo, una vacuna distinta, la vacuna elaborada con virus vivos contra el herpes zóster, puede usarse en ciertas circunstancias.

La vacuna recombinante contra el herpes zóster se recomienda para adultos de 50 años y mayores, que no tengan problemas inmunitarios graves. Se administra en dos dosis.

Esta vacuna también se recomienda para personas que ya han recibido otro tipo de vacuna contra el herpes, la vacuna elaborada con virus vivos contra el herpes zóster. No hay virus vivos en esta vacuna.

La vacuna contra el herpes zóster puede aplicarse al mismo tiempo que otras vacunas.

Hable con su proveedor de atención médica

Informe a su proveedor de vacunas si la persona que va a recibir la vacuna:

  • Ha tenido una reacción alérgica después de una dosis previa de la vacuna recombinante contra el herpes zóster, o si ha tenido cualquier alergia grave y potencialmente mortal.
  • Está embarazada o amamantando.
  • Actualmente, está experimentando un episodio de herpes.

En algunos casos, su proveedor de atención médica podría decidir que se posponga la vacuna contra el herpes zóster para una visita futura.

Se puede vacunar a personas con enfermedades leves, como la gripe. Personas con enfermedades moderadas o graves usualmente deben esperar hasta recuperarse para recibir la vacuna recombinante contra el herpes zóster.

Su proveedor de atención médica puede proporcionarle más información.

Riesgos de una reacción a la vacuna

  • Es muy frecuente tener dolor leve o moderado en el brazo después de recibir la vacuna recombinante contra el herpes zóster; esto afecta a alrededor de 80 % de las personas vacunadas. También se puede presentar enrojecimiento e hinchazón en el lugar de la inyección.
  • Se presenta cansancio, dolor muscular, dolor de cabeza, escalofríos, fiebre, dolor de estómago y náusea después de la vacunación en más de la mitad de las personas que reciben la vacuna recombinante contra el herpes zóster.

En ensayos clínicos, alrededor de 1 de cada 6 personas que recibieron la vacuna recombinante contra el herpes experimentaron efectos secundarios que les impidieron realizar sus actividades habituales. Los síntomas desaparecieron por sí solos en 2 a 3 días.

Aún deberá recibir la segunda dosis de la vacuna recombinante contra el herpes, incluso si tuvo alguna de estas reacciones después de la primera dosis.

En algunos casos, las personas se desmayan después de un procedimiento médico, incluida la vacunación. Informe a su proveedor de atención médica si se siente mareado o si tiene cambios en la visión o zumbido en los oídos.

Al igual que con cualquier medicina, hay probabilidades muy remotas de que una vacuna cause una reacción alérgica grave, otra lesión grave o la muerte.

¿Qué hago si ocurre algún problema grave?

Podría ocurrir una reacción alérgica después de que la persona deje la clínica. Si observa signos de una reacción alérgica grave (ronchas, hinchazón de la cara y garganta, dificultad para respirar, latidos rápidos, mareo o debilidad), llame al 911 y lleve a la persona al hospital más cercano.

Llame a su proveedor de atención médica si hay otros signos que le preocupan.

Las reacciones adversas se deben reportar al Vaccine Adverse Event Reporting System, (VAERS) (Sistema de informes de eventos adversos derivados de vacunas). Es usual que el proveedor de atención médica informe sobre ello, o también puede hacerlo usted mismo. Visite el sitio web de VAERS en http://www.vaers.hhs.gov o llame al 1-800-822-7967. VAERS es solo para informar sobre reacciones y el personal de VAERS no proporciona consejos médicos.

¿Dónde puedo obtener más información?

  • Consulte a su proveedor de atención médica.
  • Llame a su departamento de salud local o estatal.
  • Comuníquese con los Centers for Disease Control and Prevention, (CDC) (Centros para Control y Prevención de Enfermedades): Llame al 1-800-232-4636 (1-800-CDC-INFO) o visite el sitio web de CDC en: http://www.cdc.gov/vaccines

Declaración de información sobre la vacuna contra el herpes recombinante. Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU./Centros para el Control y Prevención de Enfermedades. 30 octubre de 2019.

Marcas comerciales

  • Shingrix®
Documento actualizado - 15/03/2020