Dirección de esta página: https://medlineplus.gov/spanish/druginfo/meds/a618023-es.html

Vacuna contra el zóster (culebrilla) recombinante (RZV, en inglés)

¿Por qué vacunarse?

Herpes (también conocido como herpes zóster o solamente zóster) es un sarpullido doloroso en la piel, generalmente con ampollas. El herpes es ocasionado por el virus de la varicela zóster, el mismo virus que provoca la varicela. Después de haber tenido varicela, el virus permanece en el cuerpo y puede ocasionar herpes más adelante en la vida.

El herpes no se contagia por medio del contacto con otra persona. Sin embargo, una persona que nunca ha tenido varicela (o la vacuna contra la varicela) podría contagiarse de varicela por medio del contacto con alguien que tiene herpes.

Un sarpullido de herpes aparece en un lado de la cara o del cuerpo y se cura en un lapso de 2 a 4 semanas. Su principal síntoma es el dolor, que puede ser grave. Otros síntomas incluyen fiebre, dolor de cabeza, escalofríos y malestar estomacal. En pocas ocasiones, una infección de herpes puede provocar neumonía, problemas del oído, ceguera, inflamación del cerebro (encefalitis) o la muerte.

Aproximadamente, 1 de cada 5 personas puede continuar con dolor grave incluso después de que haya desaparecido el sarpullido. Este dolor duradero se conoce como neuralgia post herpes (post-herpetic neuralgia, PHN).

El herpes es mucho más común en las personas mayores a los 50 años que en las personas jóvenes, y el riesgo aumenta con la edad. También es más común en personas cuyo sistema inmune está debilitado debido a una enfermedad como el cáncer o por medicamentos como los esteroides o quimioterapia.

Al menos 1 millón de personas al año en los Estados Unidos se contagia con herpes.

Vacuna contra el zóster (recombinante)

La FDA aprobó la vacuna contra el zóster recombinante en 2017 para la prevención del herpes. En las pruebas clínicas, tuvo más de 90% de eficacia en la prevención del herpes. También puede reducir las probabilidades de PHN.

Dos dosis, con 2 a 6 meses de diferencia, se recomiendan para los adultos mayores de 50 años.

Esta vacuna también se recomienda para personas que ya hayan recibido la vacuna viva contra el herpes (Zostavax). No hay un virus vivo en esta vacuna.

Algunas personas no deben recibir esta vacuna.

Indique a su proveedor de vacunas si usted:

  • Tiene alguna alergia grave o que amenaza su vida. Una persona que haya tenido una reacción alérgica que ponga en peligro su vida después de una dosis de la vacuna recombinante contra el herpes o haya tenido una alergia grave a cualquier componente de esta vacuna, no debería vacunarse. Solicite más información al proveedor de atención médica si desea saber más sobre los componentes de la vacuna.
  • Está embarazada o en período de lactancia materna. No hay mucha información sobre el uso de la vacuna contra el herpes recombinante en mujeres embarazadas o en período de lactancia. Su proveedor de atención médica podría recomendar el retraso de la vacuna.
  • No se siente bien. Si usted tiene una enfermedad leve, como un resfriado, probablemente se le administre la vacuna hoy. Si usted tiene una enfermedad moderada o grave, probablemente tendrá que esperar hasta recuperarse. Su médico puede aconsejarle.

Riesgos de reacción a una vacuna

Con cualquier medicamento, incluyendo las vacunas, existe el riesgo de tener alguna reacción.

Después de la vacuna contra el herpes recombinante, es posible que una persona presente:

  • Dolor, enrojecimiento, malestar o hinchazón en el sitio de la inyección.
  • Dolor de cabeza, dolores musculares, fiebre, temblores, fatiga.

En las pruebas clínicas, la mayoría de las personas tuvieron un dolor de brazo leve o moderado después de la vacunación y algunos también tuvieron enrojecimiento e hinchazón donde se les aplicó la inyección. Algunas personas se sintieron cansadas, tuvieron dolor muscular, dolor de cabeza, temblores, fiebre, dolor de estómago o náuseas. Aproximadamente 1 de 6 personas a las que se les aplicó la vacuna contra el zóster recombinante experimentaron efectos secundarios que no les permitió realizar sus actividades regulares. Los síntomas desaparecieron por sí solos aproximadamente de 2 a 3 días. Los efectos secundarios fueron más comunes en personas más jóvenes.

Debe ponerse la segunda dosis de la vacuna contra el zóster recombinante incluso si tuvo alguna de estas reacciones después de la primera dosis.

  • Algunas personas se desmayan después de los procedimientos médicos, incluyendo la vacunación. Sentarse o recostarse aproximadamente 15 minutos puede ayudar a evitar el desmayo y lesiones ocasionadas por una caída. Indique a su proveedor si siente mareos o tiene cambios en la visión o zumbido en los oídos.
  • Algunas personas pueden tener dolor de hombro que puede ser más grave y durar más que el dolor de rutina que puede seguir a las inyecciones. Esto sucede muy poco.
  • Cualquier medicamento puede ocasionar una reacción alérgica grave. Dichas reacciones a una vacuna se calculan aproximadamente 1 en un millón de dosis, y podría suceder de unos pocos minutos a unas pocas horas después de la vacunación.

Como con cualquier medicamento, existe una muy remota probabilidad de que una vacuna ocasione una lesión o enfermedad grave.

La seguridad de las vacunas siempre se supervisa. Para obtener más información, visite: http://www.cdc.gov/vaccinesafety/

¿Qué sucede si se presenta un problema grave?

  • Busque cualquier cosa que le preocupe, como señales de una reacción alérgica grave, fiebre muy alta o un comportamiento inusual.
  • Las señales de una reacción alérgica grave pueden incluir urticaria, hinchazón de la cara y la garganta, dificultad para respirar, un ritmo cardiaco rápido, mareos y debilidad. Estas comienzan generalmente unos cuantos minutos u horas después de la vacuna.
  • Si cree que tiene una reacción alérgica grave u otra emergencia que no puede esperar, llame al 9-1-1 y vaya al hospital más cercano. De lo contrario, comuníquese con su proveedor de atención médica.
  • Posteriormente, la reacción se debe reportar al sistema de informes de eventos adversos de la vacunación (Vaccine Adverse Event Reporting System, VAERS). Su médico presentará este informe o puede hacerlo usted mismo a través del sitio web VAERS en http://vaers.hhs.gov/index, o llamando al 1-800-822-7967.VAERS no provee asesoría médica.

¿Cómo puedo obtener más información?

  • Pregúntele a su proveedor de atención médica. Él o ella pueden darle un inserto de paquete de vacunas o sugerirle otras fuentes de información.
  • Llame a su departamento de salud estatal o local.
  • Comuníquese con los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (Disease Control and Prevention, CDC):
  • Llame al 1-800-232-4636 (1-800-CDC-INFO) o
  • Visite el sitio web de CDC en http://www.cdc.gov/vaccines

Declaración de información sobre la vacuna contra el herpes recombinante. Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU./Centros para el Control y Prevención de Enfermedades. 12/02/2018.

Marcas comerciales

  • Shingrix®
Documento actualizado - 15/04/2018