Dirección de esta página: https://medlineplus.gov/spanish/druginfo/meds/a608052-es.html

Inyección de metilnaltrexona

¿Para cuáles condiciones o enfermedades se prescribe este medicamento?

La inyección de metilnaltrexona se usa para tratar el estreñimiento causado por los medicamentos opioides (narcóticos) para el dolor en personas con dolor crónico (continuo), que no es causado por el cáncer, pero que podría estar relacionado con un cáncer anterior o un tratamiento para el cáncer. También se usa para tratar el estreñimiento ocasionado por los opioides en las personas que padecen de una enfermedad avanzada o para el dolor de un cáncer activo. La inyección de metilnaltrexona pertenece a una clase de medicamentos llamados antagonistas del receptor de opioide mu de acción periférica. Funciona al proteger el intestino de los efectos de los medicamentos opioides (narcóticos).

¿Cómo se debe usar este medicamento?

La presentación de la inyección de metilnaltrexona es como una solución (líquido) para inyectar de forma subcutánea (debajo de la piel). Cuando se usa para tratar el estreñimiento causado por los opioides en personas con dolor crónico (continuo), que no es causado por cáncer, por lo general se inyecta una vez al día. Cuando se usa para tratar el estreñimiento causado por los opioides en personas con una enfermedad avanzada o cáncer, por lo general, se inyecta una vez cada dos días según sea necesario, pero se puede usar hasta una vez cada 24 horas si es necesario. Siga atentamente las instrucciones que se encuentran en la etiqueta de su receta médica y pida a su médico o farmacéutico que le explique cualquier parte que no comprenda. Use la inyección de metilnaltrexona exactamente como se le indica. No use una cantidad mayor ni menor del medicamento, ni lo use con más frecuencia de lo que su médico le indique.

La inyección de metilnaltrexona la tienen que usar las personas que están tomando medicamentos opioides (narcóticos). Hable con su médico si cambia la cantidad o la frecuencia con la que toma sus medicamentos opioides. Si deja de tomar los medicamentos opioides, también debe dejar de usar la inyección de metilnaltrexona.

Debe dejar de tomar otros medicamentos laxantes cuando empiece a usar la inyección de metilnaltrexona. Sin embargo, asegúrese de informar a su médico si la inyección de metilnaltrexona no funciona para usted después de usarla durante 3 días. Su médico podría indicarle que tome otros medicamentos laxantes.

Puede colocarse la inyección de metilnaltrexona o pedirle a un amigo o familiar que le aplique las inyecciones. Lea atentamente las instrucciones del fabricante que describen cómo preparar e inyectar una dosis de metilnaltrexona. Pídale al médico o al farmacéutico que le muestre a usted o a la persona que le inyectará el medicamento cómo inyectarlo. Si tiene alguna pregunta acerca de cómo preparar o inyectar este medicamento, asegúrese de preguntarle a su farmacéutico o médico.

La inyección de metilnaltrexona viene en jeringas precargadas y en frascos para usarlos con jeringas desechables. El frasco puede venir en una bandeja con una jeringa o posiblemente tenga que comprar las jeringas por separado. Pregunte a su médico o farmacéutico si tiene preguntas sobre el tipo de jeringas a usar. Use las jeringas precargadas, los frascos y las jeringas desechables solo una vez. Deseche la jeringa precargada, o el frasco y la jeringa, después de un uso, incluso si no están vacíos. Estos se deben desechar en un contenedor resistente a las perforaciones, fuera del alcance de los niños. No deseche un recipiente resistente a perforaciones lleno en la basura del hogar ni en la basura para reciclar. Hable con su médico o farmacéutico sobre cómo tirar el recipiente resistente a perforaciones.

Puede inyectar la metilnaltrexona debajo de la piel en el estómago o muslos. Si alguien más le inyectará el medicamento, esa persona también puede inyectar en el antebrazo. Elija un nuevo lugar cada vez que use la inyección de metilnaltrexona. No inyecte la inyección de metilnaltrexona en un área sensible, adolorida, enrojecida o dura. Además, no la inyecte en áreas con cicatrices ni estrías.

Su médico o farmacéutico le dará la hoja de información del fabricante para el paciente (Guía del medicamento) cuando inicie su tratamiento con la inyección de metilnaltrexona y cada vez que vuelva a surtir su receta médica. Lea la información atentamente y si tiene alguna duda, pregúntele a su médico o farmacéutico. También puede visitar el sitio web de la Administración de Medicamentos y Alimentos (Food and Drug Administration, FDA) (http://www.fda.gov/Drugs/DrugSafety/ucm085729.htm) para obtener la Guía del medicamento.

¿Qué otro uso se le da a este medicamento?

Este medicamento se puede recetar para otros usos; pida más información a su médico o farmacéutico.

¿Cuáles son las precauciones especiales que debo seguir?

Antes de usar la inyección de metilnaltrexona,

  • informe a su médico y farmacéutico si es alérgico a la metilnaltrexona, a cualquier otro medicamento o a alguno de los ingredientes que contienen la inyección de metilnaltrexona. Pídale a su farmacéutico una lista de los ingredientes.
  • Informe a su médico y farmacéutico acerca de qué otros medicamentos con y sin receta médica, vitaminas, suplementos nutricionales y productos a base de hierbas está tomando o tiene planificado tomar. Asegúrese de mencionar cualquiera de los siguientes: alvimopán (Entereg), naldemedina (Symproic), naloxegol (Movantik), naloxona (Evzio, Narcan en Bunavail, Suboxona, Zubsolv) o naltrexona (Vivitrol, en Contrave, Embeda). Es posible que su médico deba cambiar las dosis de sus medicamentos o monitorearle atentamente para saber si sufre efectos secundarios.
  • Informe a su médico si tiene o alguna vez ha tenido una obstrucción gastrointestinal (un bloqueo en el intestino). Su médico probablemente le dirá que no utilice la inyección de metilnaltrexona.
  • Informe a su médico si tiene o alguna vez ha tenido problemas estomacales o intestinales, incluyendo una úlcera estomacal (llagas en el recubrimiento del estómago), cáncer de estómago o intestino, la enfermedad de Crohn (una afección en la que el cuerpo ataca el revestimiento del tracto digestivo y que causa dolor, diarrea, pérdida de peso y fiebre), diverticulitis (pequeñas bolsas en el recubrimiento del intestino grueso que pueden inflamarse), Síndrome de Ogilvie (una afección en la que hay una protuberancia en el intestino), o enfermedad renal o hepática.
  • Informe a su médico si está embarazada o si planea quedar embarazada. Si queda embarazada mientras usa la inyección de metilnaltrexona, llame a su médico. Si recibe metilnaltrexona durante el embarazo, su bebé podría experimentar síntomas de abstinencia de opioides.
  • Informe a su médico si está amamantando. No amamante mientras use la inyección de metilnaltrexona.
  • Debe saber que la mayoría de las personas tienen la necesidad de evacuar en el transcurso de algunos minutos o algunas horas después de usar la inyección de metilnaltrexona. Asegúrese de estar cerca de un baño cuando use este medicamento.

¿Qué dieta especial debo seguir mientras tomo este medicamento?

A menos que su médico le indique lo contrario, continúe con su dieta normal.

¿Qué tengo que hacer si me olvido de tomar una dosis?

Para algunas personas, este medicamento se usa según sea necesario, pero para otros pacientes, este medicamento se usa a diario. Si su médico le indicó que debe usar la inyección de metilnaltrexona regularmente, use la dosis omitida tan pronto como lo recuerde. Sin embargo, si ya casi es hora de la próxima dosis, omita la dosis que le faltó y continúe con su programa regular de dosificación. No duplique una dosis para compensar la que omitió.

¿Cuáles son los efectos secundarios que podría provocar este medicamento?

La inyección de metilnaltrexona puede ocasionar efectos secundarios. Informe a su médico si alguno de estos síntomas es intenso o no desaparece:

  • dolor abdominal,
  • gases,
  • náusea,
  • vómitos,
  • diarrea,
  • mareos,
  • sudoración,
  • escalofríos,
  • ansiedad,
  • bostezos,
  • temblores,
  • bochornos.

Algunos efectos secundarios pueden ser graves. Si experimenta este síntoma, deje de usar la metilnaltrexona y llame a su médico de inmediato:

  • diarrea intensa,
  • dolor abdominal intenso.

La inyección de metilnaltrexona puede ocasionar otros efectos secundarios. Llame a su médico si tiene algún problema inusual mientras usa este medicamento.

Si desarrolla un efecto secundario grave, usted o su doctor puede enviar un informe al programa de divulgación de efectos adversos 'MedWatch' de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés) en la página de Internet (http://www.fda.gov/Safety/MedWatch) o por teléfono al 1-800-332-1088.

¿Cómo debo almacenar o desechar este medicamento?

Mantenga este medicamento en su envase original, cerrado herméticamente y fuera del alcance de los niños. Almacénelo a temperatura ambiente y no lo congele. Protéjalo de la luz. Si extrae la metilnaltrexona en una jeringa, pero no puede usarla de inmediato, puede guardarla a temperatura ambiente hasta por 24 horas. No es necesario que la jeringa esté protegida de la luz durante este tiempo.

Es importante que mantenga todos los medicamentos fuera de la vista y el alcance de los niños, debido a que muchos envases (tales como los pastilleros de uso semanal, y aquellos que contienen gotas oftálmicas, cremas, parches e inhaladores) no son a prueba de niños pequeños, quienes pueden abrirlos fácilmente. Con el fin de protegerlos de una intoxicación, siempre use tapaderas de seguridad e inmediatamente coloque los medicamentos en un lugar seguro, uno que se encuentre arriba y lejos de su vista y alcance. http://www.upandaway.org/es/

Los medicamentos que ya no son necesarios se deben desechar de una manera apropiada para asegurarse de que las mascotas, los niños y otras personas no puedan consumirlos. Sin embargo, no debe desechar estos medicamentos por el inodoro. En su lugar, la mejor manera de deshacerse de sus medicamentos es a través de un programa de devolución de medicamentos. Hable con su farmacéutico o póngase en contacto con su departamento de basura/reciclaje local para conocer acerca de los programas de devolución de medicamentos de su comunidad. Consulte el sitio web de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA), (https://goo.gl/xRXbPn) para obtener más información de cómo desechar de forma segura los medicamentos, si no tiene acceso al programa de devolución de medicamentos.

¿Qué debo hacer en caso de una sobredosis?

En caso de sobredosis, llame a la línea de ayuda de control de envenenamiento al 1-800-222-1222. La información también está disponible en línea en https://www.poisonhelp.org/help. Si la víctima se ha derrumbado, ha tenido una convulsión, tiene dificultad para respirar, o no puede despertarse, llame inmediamente a los servicios de emergencia al 911.

Los síntomas de una sobredosis pueden incluir los siguientes:

  • mareos, aturdimiento y desmayo cuando se levanta muy rápido después de estar acostado,
  • escalofríos,
  • sudoración,
  • secreción nasal,
  • diarrea,
  • dolor abdominal,
  • ansiedad,
  • bostezos,
  • disminución en los efectos para aliviar el dolor del medicamento opioide.

¿Qué otra información de importancia debería saber?

Asista a todas las citas con su médico.

No deje que nadie más use su medicamento. Pregunte a su farmacéutico cualquier duda que tenga sobre cómo volver a surtir su receta médica.

Es importante que Ud. mantenga una lista escrita de todas las medicinas que Ud. está tomando, incluyendo las que recibió con receta médica y las que Ud. compró sin receta, incluyendo vitaminas y suplementos de dieta. Ud. debe tener la lista cada vez que visita su médico o cuando es admitido a un hospital. También es una información importante en casos de emergencia.

Marcas comerciales

  • Relistor®
Documento revisado - 15/05/2018