Dirección de esta página: https://medlineplus.gov/spanish/druginfo/meds/a601066-es.html

Lamivudina y zidovudina

Advertencia:

La lamivudina y zidovudina pueden disminuir la cantidad de determinadas células en la sangre, incluso los glóbulos rojos y blancos. Informe a su médico si tiene o alguna vez ha tenido algún conteo bajo en cualquier tipo de glóbulos sanguíneos o algún trastorno de la sangre como anemia (un número de glóbulos rojos más bajo que lo normal) o problemas de médula ósea. Si experimenta alguno de los síntomas siguientes, llame a su médico inmediatamente: sangrado o moretones inusuales, dificultad para respirar, piel pálida, fiebre, dolor de garganta, escalofríos y otros signos de infección; o cansancio o debilidad inusuales.

La lamivudina y zidovudina pueden causar trastornos musculares, especialmente cuando se usan por un período largo. Informe a su médico si usted tiene o alguna vez ha tenido alguna enfermedad de los músculos o debilidad muscular. Si experimenta dolor muscular o debilidad muscular, llame a su médico de inmediato.

La lamivudina y zidovudina pueden ocasionar daño que representa un peligro para la vida del hígado y una afección que potencialmente representa un peligro para la vida conocida como acidosis láctica (acumulación de ácido láctico en la sangre). Informe a su médico si sufre o alguna vez sufrió alguna enfermedad del hígado. Si alguna vez tuvo enfermedad del hígado, su médico probablemente le dirá que no tome lamivudina y zidovudina. Si experimenta algunos de los siguientes síntomas, llame a su médico inmediatamente o busque tratamiento médico de emergencia: náusea, vómitos, dolor en la parte superior derecha del estómago, pérdida de apetito, cansancio extremo, sangrado o moretones inusuales, debilidad, mareos, aturdimiento, ritmo cardiaco irregular o rápido, problemas para respirar, orina de color amarillo oscuro o marrón, deposiciones de color claro, ictericia en la piel u ojos, sensación de frío, especialmente en los brazos o las piernas o dolor muscular que es diferente a cualquier dolor muscular que experimenta usualmente.

Informe a su médico si tiene o cree que pueda tener una infección por el virus de hepatitis B (VHB; una infección continua del hígado). Es posible que su médico le haga unas pruebas para saber si tiene VHB antes de empezar su tratamiento con lamivudina y zidovudina. Si tiene VHB y toma lamivudina y zidovudina, es posible que su afección empeore repentinamente cuando deje de tomar esos medicamentos. Su médico le examinará y ordenará pruebas de laboratorio regularmente, por varios meses después de dejar de tomar la lamivudina, para ver si el VHB ha empeorado.

Asista a todas las citas con su médico y del laboratorio. El médico ordenará algunas pruebas de laboratorio durante y después de su tratamiento para comprobar la respuesta del cuerpo a la lamivudina y zidovudina.

¿Para cuáles condiciones o enfermedades se prescribe este medicamento?

La combinación de lamivudina y zidovudina se usa junto con otros medicamentos para tratar la infección por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH). La lamivudina y zidovudina se encuentran en la clase de medicamentos conocidos como inhibidores nucleósidos de la transcriptasa inversa (NRTI). Funcionan al disminuir la cantidad de VIH en la sangre. Aunque la combinación de lamivudina y zidovudina no cura el VIH, puede reducir la posibilidad de desarrollar el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) y enfermedades relacionadas con el VIH como infecciones graves o cáncer. Tomar estos medicamentos junto con la práctica de relaciones sexuales seguras y hacer otros cambios en el estilo de vida puede disminuir el riesgo de contagiar (esparcir) el virus del VIH a otras personas.

¿Cómo se debe usar este medicamento?

La presentación de la combinación de lamivudina y zidovudina es en tabletas para tomar por vía oral. Usualmente se toma dos veces al día, con o sin alimentos. Tome lamivudina y zidovudina aproximadamente a la misma hora todos los días. Siga atentamente las instrucciones que se encuentran en la etiqueta de su receta médica y pida a su médico o farmacéutico que le explique cualquier parte que no comprenda. Tome este medicamento exactamente como se le indique. No tome una cantidad mayor ni menor del medicamento, ni lo tome con más frecuencia de la que el médico le indique.

La lamivudina y zidovudina controlan la infección del VIH, pero no la curan. Continúe tomando lamivudina y zidovudina incluso si se siente bien. No deje de tomar lamivudina y zidovudina sin hablar antes con su médico. Cuando su suministro de lamivudina y zidovudina empiece a agotarse, pida más a su médico o farmacéutico. Si omite una dosis o deja de tomar lamivudina y zidovudina, su enfermedad podría volverse más difícil de tratar.

¿Qué otro uso se le da a este medicamento?

Este medicamento se puede recetar para otros usos; pida más información a su médico o farmacéutico.

¿Cuáles son las precauciones especiales que debo seguir?

Antes de tomar lamivudina y zidovudina,

  • informe a su médico o farmacéutico si es alérgico a la lamivudina (Epivir, Epivir HBV, otros); a la zidovudina (Retrovir); a cualquier otro medicamento o bien, a alguno de los ingredientes de las tabletas de lamivudina y zidovudina. Pídale a su farmacéutico una lista de los ingredientes.
  • Informe a su médico y farmacéutico qué medicamentos con y sin receta, vitaminas, suplementos nutricionales y productos de hierbas está tomando. Asegúrese de mencionar cualquiera de los siguientes: atovaquone (Malarone, Mepron), ciertos medicamentos para el cáncer como doxorrubicina (Doxil), fluconazol (Diflucan), ganciclovir (Cytovene, Valcyte), interferón alfa, metadona (Dolophine, Methadose), ribavirina (Copegus, Rebetrol, otros), rifampicina (Rifadin, Rimactane, en Rifamate, en Rifater) y estavudina (Zerit). Es posible que su médico deba cambiar las dosis de sus medicamentos o monitorearle atentamente para saber si sufre efectos secundarios. Muchos otros medicamentos también podrían interactuar con lamivudina y zidovudina, así que asegúrese de informar a su médico sobre todos los medicamentos que esté tomando, incluso los que no aparezcan en esta lista.
  • Además de las enfermedades que se menciona en la sección ADVERTENCIA IMPORTANTE, informe a su médico si tiene o alguna vez ha tenido pancreatitis (inflamación del páncreas que no cede) o enfermedades renales.
  • Informe al médico si está embarazada, si tiene planes de quedar embarazada o si está amamantando. Si queda embarazada mientras toma lamivudina y zidovudina, llame a su médico. No debe amamantar si está infectada con VIH o si está tomando lamivudina o zidovudina.
  • Debe estar consciente de que la grasa corporal podría aumentar o moverse a diferentes áreas del cuerpo, como la parte superior de la espalda, cuello (''joroba de búfalo''), pecho y alrededor del estómago. Es posible que observe una pérdida de grasa corporal en la cara, piernas y brazos.
  • Debe saber que mientras está tomando medicamentos para tratar la infección por VIH, su sistema inmune puede volverse más fuerte y empezar a combatir otras infecciones que ya estaban en el cuerpo. Esto puede ocasionar que desarrolle síntomas de esas infecciones. Si tiene síntomas nuevos o que empeoran en cualquier momento durante su tratamiento con lamivudina y zidovudina, asegúrese de informarlo a su médico.

¿Qué dieta especial debo seguir mientras tomo este medicamento?

A menos que su médico le indique lo contrario, continúe con su dieta normal.

¿Qué tengo que hacer si me olvido de tomar una dosis?

Tome la dosis que omitió tan pronto como la recuerde. Sin embargo, si ya casi es hora de la próxima dosis, omita la dosis que le faltó y continúe con su programa regular de dosificación. No duplique la dosis para compensar la dosis omitida.

¿Cuáles son los efectos secundarios que podría provocar este medicamento?

La lamivudina y zidovudina pueden ocasionar efectos secundarios. Informe a su médico si alguno de estos síntomas es intenso o no desaparece:

  • dolor de cabeza.
  • diarrea,
  • acidez,
  • dificultad para conciliar el sueño o permanecer dormido,
  • depresión
  • nariz congestionada,
  • tos,
  • dolor de articulaciones.

Algunos efectos secundarios pueden ser graves. Los siguientes efectos secundarios no son comunes, pero si experimenta alguno de estos, o cualquiera de los que se indican en la sección ADVERTENCIA IMPORTANTE, llame a su médico de inmediato:

  • urticaria,
  • sarpullido,
  • picazón,
  • dificultad para respirar o tragar,
  • entumecimiento, hormigueo o ardor en los dedos de las manos o de los pies,
  • fiebre,
  • sibilancia.

La lamivudina y zidovudina pueden ocasionar otros efectos secundarios. Llame a su médico si tiene algún problema inusual mientras toma lamivudina y zidovudina.

Si desarrolla un efecto secundario grave, usted o su doctor puede enviar un informe al programa de divulgación de efectos adversos 'MedWatch' de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés) en la página de Internet (http://www.fda.gov/Safety/MedWatch) o por teléfono al 1-800-332-1088.

¿Cómo debo almacenar o desechar este medicamento?

Mantenga este medicamento en su envase original, cerrado herméticamente y fuera del alcance de los niños. Almacene las tabletas en el refrigerador o a temperatura ambiente, pero lejos del exceso de calor y humedad (no en el baño).

Es importante que mantenga todos los medicamentos fuera de la vista y el alcance de los niños, debido a que muchos envases (tales como los pastilleros de uso semanal, y aquellos que contienen gotas oftálmicas, cremas, parches e inhaladores) no son a prueba de niños pequeños, quienes pueden abrirlos fácilmente. Con el fin de protegerlos de una intoxicación, siempre use tapaderas de seguridad e inmediatamente coloque los medicamentos en un lugar seguro, uno que se encuentre arriba y lejos de su vista y alcance. http://www.upandaway.org/es/

Los medicamentos que ya no son necesarios se deben desechar de una manera apropiada para asegurarse de que las mascotas, los niños y otras personas no puedan consumirlos. Sin embargo, no debe desechar estos medicamentos por el inodoro. En su lugar, la mejor manera de deshacerse de sus medicamentos es a través de un programa de devolución de medicamentos. Hable con su farmacéutico o póngase en contacto con su departamento de basura/reciclaje local para conocer acerca de los programas de devolución de medicamentos de su comunidad. Consulte el sitio web de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA), (https://goo.gl/xRXbPn) para obtener más información de cómo desechar de forma segura los medicamentos, si no tiene acceso al programa de devolución de medicamentos.

¿Qué debo hacer en caso de una sobredosis?

En caso de sobredosis, llame a la línea de ayuda de control de envenenamiento al 1-800-222-1222. La información también está disponible en línea en https://www.poisonhelp.org/help. Si la víctima se ha derrumbado, ha tenido una convulsión, tiene dificultad para respirar, o no puede despertarse, llame inmediamente a los servicios de emergencia al 911.

Los síntomas de una sobredosis pueden incluir los siguientes:

  • dolor de cabeza.
  • vómitos,
  • cansancio extremo.

¿Qué otra información de importancia debería saber?

No deje que nadie más use su medicamento. Pregunte a su farmacéutico cualquier duda que tenga sobre cómo volver a surtir su receta médica.

Mantenga un suministro de lamivudina y zidovudina a mano. No espere hasta quedarse sin medicamento para volver a surtir su receta médica.

Es importante que Ud. mantenga una lista escrita de todas las medicinas que Ud. está tomando, incluyendo las que recibió con receta médica y las que Ud. compró sin receta, incluyendo vitaminas y suplementos de dieta. Ud. debe tener la lista cada vez que visita su médico o cuando es admitido a un hospital. También es una información importante en casos de emergencia.

Marcas comerciales de producto combinados

  • Combivir® (contiene lamivudina, zidovudina)

Otros nombres

  • 3TC y ZDV
  • 3TC y AZT
  • 3TC y azidotimidina
Documento revisado - 15/05/2018