Usted esta aquí: https://medlineplus.gov/spanish/videos-de-medlineplus/antibioticos-versus-bacterias-combatiendo-la-resistencia/

Antibioticos versus Bacterias: Combatiendo la Resistencia

Para subtítulos, haga click en el botón que se encuentra en el margen derecho superior del video

Tabla de contenido

0:47 Epidemiología de la resistencia antimicrobial

1:18 Ejemplos de bacterias resistentes 

1:30 Tuberculosis

1:58 Gonorrea

2:17 SARM

2:51 ¿Cómo ocurre la resistencia antimicrobial?

4:22 ¿Qué podemos hacer para luchar contra la resistencia antimicrobial?

5:45 Investigaciones del NIAID

Transcripción

MedlinePlus presenta: Antibióticos versus Bacterias Combatiendo la Resistencia

¿Qué pasa si no podemos contraatacar?

Tuberculosis. Gonorrea. SARM.

Estos malos gérmenes son considerados por el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, o NIAID por su sigla en inglés, como unos de los organismos más peligrosos del planeta hoy en día.

Todos ellos se han sumado a la resistencia.

Esto es, la resistencia antimicrobiana, para ser claros. Bacterias como estas están ganando rápidamente la capacidad de derrotar a nuestros antibióticos, lo que hace que las infecciones sean mucho más difíciles de tratar. Y esto es un gran problema.

El CDC estima que cada año, más de dos millones de personas en los EE. UU. se enferman a causa de infecciones resistentes a los antimicrobianos, lo que resulta en al menos 23,000 muertes. El problema es que otras bacterias podrían unirse a esta resistencia más rápido que las soluciones que podamos encontrar, o que las bacterias se vuelvan inmunes a incluso más antibióticos, lo que conduce a enfermedades que no pueden tratarse.

¿Cuáles son estas bacterias?

Muchos tipos diferentes de bacterias han desarrollado resistencia a los antimicrobianos, pero algunas son más preocupantes que otras.

La tuberculosis, o TB, es la principal causa de muerte por enfermedades infecciosas en el mundo, ya que cobra más de un millón y medio de vidas cada año. La tuberculosis es difícil de tratar, y algunas cepas resistentes necesitan años de tratamiento diario con múltiples medicamentos, incluyendo meses de inyecciones dolorosas y efectos secundarios graves que pueden dejar a los pacientes sordos.

 La gonorrea es preocupante porque las cepas se han vuelto resistentes a todos, excepto a unos pocos antibióticos. Esta enfermedad de transmisión sexual puede compartir sus genes resistentes entre bacterias, aumentando la velocidad de la resistencia.

El estafilococo aureus está en todas partes: en nuestros artículos personales, nuestra piel, incluso en nuestra nariz. El estafilococo generalmente no es dañino. Pero cuando lo es, puede ser difícil de tratar, especialmente en los casos de estafilococo aureus resistente a la meticilina, o SARM, que ahora es portado por un 2% de los estadounidenses.

Estas son solo algunas de las bacterias líderes en la resistencia. Hay otras, y vienen más.

¿Cómo se produce la resistencia?

La resistencia ocurre rápidamente debido al uso excesivo e indebido de los antibióticos durante un largo período de tiempo, por ejemplo, cuando no se completa el tratamiento con antibióticos según lo prescrito, y cuando se usan de antibióticos en la agricultura para promover el crecimiento de los animales. Las bacterias se multiplican tan rápido, que incluso si tuviéramos el antibiótico perfecto, la resistencia aún podría ocurrir.

Y cada vez que usamos antibióticos, existe la posibilidad de que algunas bacterias sobrevivan debido a cambios en su ADN. El ADN puede crear esos cambios para la supervivencia, como por ejemplo:

Cambiar la superficie de la célula bacteriana, evitando que los antibióticos se adhieran o entren.

Hacer bombas que expulsen los antibióticos antes de que tengan la oportunidad de funcionar.

O crear enzimas que “neutralicen” los antibióticos.

Los antibióticos eliminarán a la mayoría de las bacterias, incluidas las bacterias buenas para nuestro cuerpo.

Pero las bacterias con estas ventajas pueden sobrevivir y reproducirse.

Las bacterias resistentes pueden transmitir los cambios en su ADN a sus descendientes, o incluso a veces entre sí, para generar nuevas cepas de bacterias resistentes a los antibióticos.

¿Qué podemos hacer para luchar contra la resistencia?

Como sociedad, usar menos antibióticos puede ayudar a prevenir la resistencia, para usarlos cuando sean más apropiados.

El primer paso es prevenir la necesidad de usar antibióticos al evitar infecciones, por ejemplo, mediante el lavado de manos, las vacunas y la preparación segura de alimentos.

Usar los antibióticos bien también ayuda, como tomarlos según las indicaciones prescritas con el fin de no darles la oportunidad a las bacterias de volverse resistentes. Las dosis omitidas de antibióticos pueden favorecer un mejor ambiente en que las bacterias resistentes se multipliquen y causen una infección resistente.

Al combinar los antibióticos específicos con las bacterias que causan las infecciones, los profesionales de la salud pueden combatir la resistencia a los antimicrobianos al reducir la cantidad y la potencia de los antibióticos que toman los pacientes. ¡Se debe tener cuidado de comprobar que las infecciones no sean ya resistentes a los antibióticos! Además, no se deben administrar antibióticos para las infecciones virales como los resfriados o la gripe, ya que los antibióticos no combaten a los virus.

Investigación en NIAID

El NIAID está investigando cómo luchar contra la resistencia a los antimicrobianos. Se están investigando muchas vías, incluyendo buscar nuevos antibióticos que expongan debilidades en el ciclo de vida de las bacterias, formas de estimular el sistema inmunitario para combatir infecciones bacterianas, crear comunidades bacterianas que eliminen los efectos de las bacterias infecciosas, utilizar virus especiales que ataquen y maten a las bacterias infecciosas, y mejorar las pruebas de diagnóstico para atacar con los antibióticos más apropiados a las bacterias.

Con buenas prácticas de salud pública e investigación de vanguardia, es posible que podamos enfrentar a la resistencia y a las enfermedades infecciosas en general, pero debemos trabajar todos juntos para mantenernos un paso delante de este problema.

Encuentre investigaciones específicas e información actualizada en medlineplus.gov/espanol o busque en la revista MedlinePlus de NIH, y obtenga más información sobre la investigación del NIAID visitando niaid.nih.gov

Información del video

Publicado el 6 de agosto de 2019 

Vea este video en la lista reproducción de MedlinePlus en el canal de YouTube de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. aquí: https://youtu.be/ODgdIVu1xac

ANIMACIÓN: Jeff Day

ALUMNA EN PRÁCTICA: Priscilla Seah

NARRACIÓN: Rodolfo Fernandez

MÚSICA: Da Bakkwo Instrumental, por Jin Yeop Cho, Marc Ferrari y Matt Hirt vía Killer Track