Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000939.htm

Dermatitis atópica - niños - cuidado en casa

La dermatitis atópica es un trastorno de la piel a largo plazo (crónica) que consiste en erupciones pruriginosas y descamativas. También se la llama el eczema. La condición se debe a una reacción hipersensible de la piel que es similar a una alergia. Esto conduce a la inflamación permanente de la piel.

La dermatitis atópica es más común en bebés y niños. Puede aparecer tan pronto como la edad de 2 a 6 meses. Muchas personas lo superan en la edad adulta temprana.

Esta condición puede ser difícil de controlar en los niños, por lo que es importante trabajar en estrecha colaboración con el proveedor de atención médica de su hijo. El cuidado diario de la piel es importante para ayudar a prevenir los brotes y evitar que la piel se inflame.

Ayuda para la picazón y el rascado

La picazón severa es común. Esta puede comenzar incluso antes de que aparezca la erupción. La dermatitis atópica se llama a menudo "erupciones que pican" debido a que primero comienza la picazón, y luego sigue la erupción de la piel como consecuencia del rascado.

Para ayudar a su hijo a evitar rascarse:

  • Use una crema hidratante, crema con esteroides tópicos, u otros medicamentos que prescriba el proveedor del niño.
  • Mantenga las uñas del niño cortas. Haga que use guantes livianos mientras duerme si rascarse por la noche es un problema.
  • Déle antihistamínicos u otros medicamentos por vía oral, según lo indicado por el proveedor de su hijo.
  • Tanto como sea posible, enseñar a los niños de más edad a no rascarse la piel irritada.

Cuidado de la piel diario

El cuidado de la piel todos los días con productos libres de alergenos puede reducir la necesidad de medicamentos.

Utilice pomadas hidratantes (como vaselina), cremas o lociones. Elija productos para la piel que se fabrican para personas con eczema o piel sensible. Estos productos no contienen alcohol, aromas, colorantes y otros productos químicos. Tener un humidificador para mantener la humedad del aire también ayudará.

Las cremas hidratantes y emolientes funcionan mejor cuando se aplican a la piel que está mojada o húmeda. Después de lavarse o bañarse, acaricie la piel seca y luego aplique la crema hidratante de inmediato. Su proveedor también puede recomendar la colocación de un vendaje sobre estos ungüentos hidratantes para la piel.

Al lavar o bañar a su hijo:

  • Báñelo con menos frecuencia y que el contacto con el agua sea lo más más breve posible. Los baños cortos y más fríos son mejores que los baños calientes prolongados.
  • Utilice limpiadores suaves para la piel en lugar de jabones tradicionales, y úselos sólo en la cara, las axilas, las zonas genitales, manos y pies de su niño.
  • NO frote ni reseque la piel demasiado fuerte o por demasiado tiempo.
  • Justo después del baño, aplique crema, loción o ungüento lubricante mientras la piel está todavía húmeda para mantener la humedad.

Vista al niño con ropa suave y cómoda, como ropa de algodón. Que el niño beba mucha agua. Esto puede ayudar a aumentar la humedad a la piel.

Enseñe a los niños de más edad estos mismos consejos para el cuidado de la piel.

La erupción en sí, así como el rascado, a menudo causan heridas en la piel y pueden conducir a infección. Observe por señales de enrojecimiento, calor, hinchazón, u otros signos de infección. Llame al proveedor de su hijo a la primera señal de infección.

Evite disparadores

Los siguientes factores desencadenantes pueden hacer que los síntomas de la dermatitis atópica empeores:

  • Alergias al polen, moho, ácaros del polvo, o de los animales
  • El aire frío y seco en el invierno
  • Resfriados o la gripe
  • El contacto con sustancias irritantes y sustancias químicas
  • El contacto con materiales muy gruesos, tales como lana
  • Piel seca
  • Estrés emocional
  • Los baños frecuentes o ducha y la natación a menudo, lo que puede secar la piel
  • Estar demasiado caliente o demasiado frío, así como cambios bruscos de temperatura
  • Perfumes o colorantes añadidos a lociones o jabones para la piel

Para prevenir los brotes, trate de evitar:

  • Alimentos como huevos, que pueden causar una reacción alérgica en un niño muy pequeño. Siempre hable con su proveedor primero.
  • Lana, lanolina y otras telas que pican. Utilice, ropa de textura lisa y ropa de cama, como de algodón.
  • Transpiración. Tenga cuidado de no vestir de más a su hijo durante épicas cálidas.
  • Los jabones fuertes o detergentes, así como productos químicos y disolventes.
  • Los cambios repentinos en la temperatura corporal, que pueden causar sudoración y empeorar la condición de su hijo.
  • Estrés. Observe si hay señales de que su hijo se siente frustrado o estresado y enséñele maneras de reducir el estrés, tales como tomar respiraciones profundas o pensar en las cosas que disfrutan.
  • Disparadores que causan los síntomas de la alergia. Haga lo que pueda para mantener su hogar libre de los desencadenantes de alergias como el moho, el polvo y la caspa de mascotas.
  • Evite el uso de productos de cuidado de la piel que contienen alcohol.

El uso de cremas hidratantes, cremas, o ungüentos todos los días según las indicaciones puede ayudar a prevenir las erupciones.

Medicamentos que indica el médico

Los antihistamínicos tomados por vía oral pueden ayudar si las alergias causan picazón en la piel de su hijo. Estos medicamentos a menudo son de venta libre y no requieren receta médica. Consulte con el proveedor de su hijo qué tipo es adecuado para su hijo.

La dermatitis atópica suele tratarse con medicamentos aplicados directamente sobre la piel o el cuero cabelludo. Estos son los llamados medicamentos tópicos:

  • El proveedor probablemente le recetará una crema o pomada de cortisona (esteroide) leve al principio. Los esteroides tópicos contienen una hormona que ayuda a "calmar" la piel del niño cuando está hinchada o inflamada. Su niño puede necesitar un medicamento más fuerte si esto no funciona.
  • Los medicamentos llamados inmunomoduladores tópicos se pueden prescribir para cualquier persona mayor de 2 años.
  • Las cremas o ungüentos que contengan alquitrán de hulla o antralina se pueden utilizar para las áreas engrosadas de la piel.
  • Las cremas hidratantes y cremas que restauran la barrera de la piel también son útiles.

Otros tratamientos que se pueden usar incluyen:

  • Cremas o pastillas antibióticas si la piel de su niño está infectada
  • Medicamentos que suprimen el sistema inmunológico
  • Fototerapia, un tratamiento médico en el que la piel del niño se expone cuidadosamente a la luz ultravioleta (UV)
  • El uso a corto plazo de esteroides sistémicos (esteroides administrados por vía oral oral o a través de una vena)

El proveedor de su hijo le dirá qué cantidad de estos medicamentos usar y con qué frecuencia. NO use más cantidad de medicamento ni lo use con más frecuencia de lo que el proveedor indica.

Cuándo llamar al médico

Llame al proveedor de su hijo si:

  • La dermatitis atópica no mejora con el cuidado en el hogar
  • Los síntomas empeoran o el tratamiento no funciona
  • Su niño tiene signos de infección, tales como enrojecimiento, pus o protuberancias llenas de líquido en la piel, fiebre, o dolor

Nombres alternativos

Eczema infantil; Dermatitis - atópica niños; Eczema - atópico - niños

Referencias

Habif TP. Atopic dermatitis. In: Habif TP, ed. Clinical Dermatology. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 5.

Eichenfield LF, Tom WL, Berger TG, et al. Guidelines of care for the management of atopic dermatitis: section 2. Management and treatment of atopic dermatitis with topical therapies. J Am Acad Dermatol. 2014 Jul;71(1):116-32. PMID: 24813302 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24813302.

Eichenfield LF, Tom WL, Chamlin SL, et al. Guidelines of care for the management of atopic dermatitis: section 1. Diagnosis and assessment of atopic dermatitis. J Am Acad Dermatol. 2014 Feb;70(2):338-51. PMID: 24290431 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24290431.

Sidbury R, Davis DM, Cohen DE, et al. Guidelines of care for the management of atopic dermatitis: section 3. Management and treatment with phototherapy and systemic agents. J Am Acad Dermatol. 2014 Aug;71(2):327-49. PMID: 24813298 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24813298.

Sidbury R, Tom WL, Bergman JN, et al. Guidelines of care for the management of atopic dermatitis: section 4. Prevention of disease flares and use of adjunctive therapies and approaches. J Am Acad Dermatol. 2014 Dec;71(6):1218-33. PMID: 25264237 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25264237.

Ultima revisión 8/30/2016

Versión en inglés revisada por: Kevin Berman, MD, PhD, Atlanta Center for Dermatologic Disease, Atlanta, GA. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados