Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000836.htm

Dolor de talón y tendinitis de Aquiles: cuidados posteriores

Cuando usted sobrecarga el tendón de Aquiles, este puede hincharse y doler cerca de la planta del pie y provocar dolor en el talón. Esto se conoce como tendinitis de Aquiles.

Más sobre su lesión

El tendón de Aquiles conecta los músculos de la pantorrilla con el calcáneo (hueso del talón). Juntos ayudan a levantar el talón del suelo cuando usted se para en las puntas de los pies. Usted utiliza estos músculos y el tendón de Aquiles cuando camina, corre y salta.

En la mayoría de los casos, el dolor de talón se debe a un uso excesivo del pie. Rara vez es provocado por una lesión.

La tendinitis debida al uso excesivo es más común entre los jóvenes. Puede suceder en marchistas, corredores u otros atletas.

La tendinitis a causa de la artritis es más común en personas de mediana edad y adultos mayores. Se puede formar un espolón o crecimiento óseo en la parte trasera del calcáneo. Esto puede irritar el tendón de Aquiles y causa dolor e hinchazón.

Qué esperar

Es posible que sienta dolor en el talón a lo largo del tendón al caminar o correr. El dolor y la rigidez pueden aumentar en la mañana. El tendón puede doler al tocarlo. La zona puede sentirse caliente e inflamada.

También es posible que tenga problemas para pararse sobre el dedo del pie o para mover el pie hacia arriba y hacia abajo.

Su proveedor de atención médica examinará su pie. Es posible que le realicen una radiografía o una resonancia magnética para buscar problemas con sus huesos o con su tendón de Aquiles.

Cuidados personales en casa

Siga estos pasos para aliviar los síntomas y ayudar a que su lesión sane:

  • Aplique hielo sobre el tendón de Aquiles por 15 a 20 minutos, de 2 a 3 veces al día. Utilice una compresa de hielo envuelta en un trapo. NO aplique hielo directamente sobre la piel.
  • Tome analgésicos, como ácido acetilsalicílico (aspirin), ibuprofeno (Advil o Motrin) o naproxeno (Aleve, Naprosyn) para reducir la inflamación y el dolor.
  • Si su proveedor de atención médica lo recomienda, use una bota para caminar o cuñas para el talón.

Hable con su proveedor de atención médica antes de usar analgésicos si tiene enfermedades cardíacas, presión arterial alta, enfermedad renal o si ha tenido úlceras estomacales o sangrado interno en el pasado. NO tome más de la cantidad recomendada en el envase o por su proveedor de atención médica.

Actividad

Para permitir que su tendón sane, usted debe suspender o disminuir las actividades que causan dolor, como correr o saltar.

  • Haga actividades que no sometan al tendón a tensión, como nadar o montar en bicicleta.
  • Al caminar o correr, elija superficies suaves y regulares. Evite las colinas.
  • Aumente gradualmente la cantidad de actividad que realiza.

Su proveedor de atención médica puede proporcionarle ejercicios para estirar y fortalecer los músculos y el tendón.

  • Los ejercicios de rango de movimiento lo ayudarán a recuperar el movimiento en todas las direcciones.
  • Haga los ejercicios con cuidado. NO se estire de más, pues hacerlo puede lesionar su tendón de Aquiles.
  • Los ejercicios de fortalecimiento le ayudarán a evitar que la tendinitis regrese.

Control

Si sus síntomas no mejoran con el cuidado personal en 2 semanas, consulte a su proveedor de atención médica. Si su lesión no se alivia con cuidados personales, es posible que necesite consultar a un fisioterapeuta.

Tener tendinitis lo pone en riesgo de una ruptura del tendón de Aquiles. Usted puede ayudar a prevenir más problemas al mantenerse al día con sus ejercicios de estiramiento y fortalecimiento para ayudar a que su pie se mantenga flexible y fuerte.

Cuándo contactar a un profesional médico

Usted debe llamar a su proveedor de atención médica si:

  • Sus síntomas no mejoran, o si empeoran.
  • Nota un dolor agudo en el tobillo.
  • Tiene problemas para caminar o pararse sobre el pie.

Referencias

Achilles Tendinitis. In: Safran MR, Zachazewski J, Stone DA, eds. Instructions for Sports Medicine Patients. 2nd ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2013:40-43.

Foot and Ankle Injuries. In: Brent BS, ed. Clinical Orthopaedic Rehabilitation: An Evidence-Based Approach. 3rd ed. Philadelphia, PA: Elsevier Mosby; 2011:chap 5.

Jevremovic T, Asem K, Bonin M, et al. Overview of Sport-Specific Injuries. In: Miller MD, Thompson SR, eds. DeLee and Drez's Orthopaedic Sports Medicine. 4th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 12.

Ultima revisión 6/12/2015

Versión en inglés revisada por: Dennis Ogiela, MD, Orthopedic Surgeon, Danbury Hospital, Danbury, CT. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados