Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000771.htm

Qué se debe saber respecto al abuso sexual en niños

Una de cada cuatro niñas y uno de cada diez niños son abusados sexualmente antes de cumplir los 18 años.

El abuso sexual de niños es cualquier actividad que el abusador hace para excitarse sexualmente, como:

  • Tocar los genitales de un niño
  • Frotar los genitales del abusador contra la piel o la ropa de un niño
  • Poner objetos en el ano o la vagina de un niño
  • Besar con la lengua
  • Sexo oral
  • Relaciones sexuales

El abuso sexual también puede ocurrir sin contacto físico, como:

  • Exponer los propios genitales
  • Hacer que un niño pose para la pornografía
  • Hacer que un niño mire pornografía
  • Masturbarse delante de un niño

Signos de abuso sexual en niños

Sospeche de abuso sexual cuando un niño o una niña:

  • Le comente que está siendo abusado sexualmente.
  • Tenga problemas para sentarse o estar de pie.
  • No se quiera cambiar para hacer gimnasia.
  • Tenga enfermedades de transmisión sexual o resulte embarazada.
  • Conozca y hable sobre sexo.
  • Se escape.
  • Tenga adultos en su vida que le impiden tener contacto con otros adultos.
  • Sea reservado y parezca tener secretos.

Los niños abusados sexualmente podrían tener:

  • Problemas de control intestinal, como defecarse (encopresis)
  • Trastornos alimentarios (anorexia nerviosa)
  • Problemas genitales o rectales, tales como dolor al ir al baño, o picazón o flujo vaginal
  • Dolores de cabeza
  • Problemas para dormir
  • Dolores de estómago

Los niños abusados sexualmente también pueden:

  • Consumir alcohol o drogas
  • Involucrarse en comportamientos sexuales de alto riesgo
  • Obtener malas calificaciones en la escuela
  • Tener muchos miedos
  • No querer realizar sus actividades normales

Cuándo contactar al médico

Si cree que un niño ha sido abusado sexualmente, hágalo examinar por un médico.

  • Busque un médico que conozca sobre abuso sexual. La mayoría de los pediatras, los médicos de medicina familiar y los médicos de urgencias han sido capacitados para examinar a personas que hayan sido abusadas sexualmente.
  • Haga examinar al niño inmediatamente o dentro de dos a tres días de descubrir el abuso. Los signos de abuso sexual no duran mucho tiempo y es posible que el médico no pueda informar si usted espera demasiado.

Durante el examen, el médico:

  • Buscará signos de abuso físico y sexual. El médico revisará la boca, la garganta, el ano y el pene o la vagina de un niño o una niña.
  • Hará exámenes de sangre para verificar si hay enfermedades de transmisión sexual y embarazo.
  • Tomará fotografías de cualquier tipo de lesiones, si es necesario.

Tratamiento

Consígale al niño la atención médica necesaria. Igualmente consigale asesoría en salud mental. Los grupos de apoyo activos que pueden ayudar abarcan:

  • Childhelp: www.childhelp.org
  • Rape, Abuse & Incest National Network: www.rainn.org

Sepa que los médicos, los maestros y los trabajadores que brindan cuidados a los niños están obligados por ley a reportar el abuso sexual. Si se sospecha de abuso, las entidades de protección infantil y la policía investigarán. El niño debe estar protegido contra el abuso y lo pueden dejar con un progenitor que no sea abusador, otro pariente o en un hogar adoptivo.

Nombres alternativos

Abuso sexual en niños

Referencias

Dubowitz H, Lane WG. Abused and Neglected Children. In: Kliegman RM, Stanton BF, St. Geme JW, Schor NF, Behrman RE, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 19th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2011:chap 37.

U.S. Department of Health and Human Services. Child Welfare Information Gateway. Identification of Sexual Abuse. https://www.childwelfare.gov/can/identifying/sex_abuse.cfm.Accessed November 21, 2014.U.S. Department of Health and Human Services. Child Welfare Information Gateway. Identification of Sexual Abuse. https://www.childwelfare.gov/can/identifying/sex_abuse.cfm. Accessed November 21, 2014.

Ultima revisión 11/20/2014

Versión en inglés revisada por: Neil K. Kaneshiro, MD, MHA, Clinical Assistant Professor of Pediatrics, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados