Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000754.htm

Cuidados personales - la regurgitación

La regurgitación es común en los bebés. Los bebés pueden regurgitar cuando eructan o babean. La regurgitación no debe causarle a su bebé ningún sufrimiento. Más a menudo los bebés dejan de regurgitar cuando tienen aproximadamente de 7 a 12 meses de edad.

Por qué los bebés regurgitan

Su bebé regurgita porque:

  • Es posible que el músculo en la parte superior de su estómago no esté completamente desarrollado. Por lo tanto, el estómago del bebé no puede contener la leche.
  • La válvula en la parte inferior del estómago puede estar demasiado tensa. Por lo tanto, el estómago se llena demasiado y la leche se sale.
  • Su bebé puede beber demasiada leche muy rápido y traga mucho aire en el proceso. Estas burbujas de aire llenan el estómago y la leche se sale.
  • La sobrealimentación provoca que su bebé resulte demasiado lleno. Entonces la leche sube.

A menudo la regurgitación no se debe a una intolerancia a la leche maternizada (fórmula) ni a una alergia a algo en la alimentación de la madre lactante.

La regurgitación por lo general es normal

Si su bebé está sano, feliz y creciendo bien, no hay necesidad de preocuparse. Los bebés que están creciendo bien a menudo aumentan al menos 6 onzas (170 gramos) a la semana y mojan pañales al menos cada 6 horas.

Cómo reducir la regurgitación

Para reducir la regurgitación usted puede:

  • Sacarle los gases a su bebé varias veces durante y después de alimentarlo. Para hacer esto, siéntelo erguido sosteniéndole la cabeza con su mano. Deje que el bebé se incline hacia adelante levemente, haciendo flexión a la altura de la cintura. Dele palmaditas suavemente en su espalda. (Sacarle los gases al bebé sobre su hombro ejerce presión en el estómago y esto podría causar más regurgitación).
  • Tratar de alimentarlo solo con una mama por cada comida mientras lo esté amamantando.
  • Darle cantidades más pequeñas de leche maternizada (fórmula) con mayor frecuencia. Evite grandes cantidades de una sola vez. Verifique que el agujero en la boquilla no sea demasiado grande mientras le esté dando el biberón.
  • Sostener al bebé erguido durante 15 a 30 minutos después de alimentarlo.
  • Evitar mucho movimiento durante e inmediatamente después de la alimentación.
  • Elevar ligeramente la cabecera de la cuna del bebé para que este pueda dormir con su cabeza un poco levantada.
  • Hablar con el proveedor de atención médica del bebé respecto a ensayar con una fórmula diferente o eliminar ciertos alimentos de la dieta de la madre (a menudo la leche de vaca).

Cuándo llamar al médico

Si la regurgitación de su bebé es fuerte, llame al proveedor. Usted necesita cerciorarse de que su bebé no tenga estenosis pilórica, un problema por el que la válvula en la parte inferior del estómago está demasiado estrecha y es necesario repararla.

Referencias

Khan S, Orenstein SR. Gastroesophageal reflux disease. In: Kliegman RM, Stanton BF, St Geme JW, Schor NF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 323.

Liacouras CA. Normal digestive tract phenomena. In: Kliegman RM, Stanton BF, St Geme JW, Schor NF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 305.

U.S. Food & Drug Administration. Babies spitting up-Normal in most cases. Updated April 22, 2016. www.fda.gov/ForConsumers/ConsumerUpdates/ucm363693.htm. Accessed September 30, 2016.

Ultima revisión 8/31/2016

Versión en inglés revisada por: Neil K. Kaneshiro, MD, MHA, Clinical Assistant Professor of Pediatrics, University of Washington School of Medicine, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.