Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000720.htm

Ronquidos en adultos

Son ruidos respiratorios fuertes, roncos y ásperos que ocurren durante el sueño. Es común que los adultos ronquen.

El ronquido fuerte y frecuente puede dificultar dormir bien para usted y su pareja de cama. A veces los ronquidos pueden ser una señal de un trastorno del sueño llamado apnea del sueño.

Causas

Cuando usted duerme, los músculos de la garganta se relajan y la lengua se retrae en la boca. El ronquido se produce cuando algo impide que el aire fluya libremente a través de la boca y la nariz. Cuando usted respira, las paredes de la garganta vibran, provocando el sonido de los ronquidos.

Hay varios factores que pueden conducir al ronquido, entre ellos:

  • Tener sobrepeso. El tejido extra en su cuello ejerce presión sobre las vías respiratorias.
  • La hinchazón de tejidos durante el último mes de embarazo.
  • Tabique nasal torcido o doblado, que es la pared de hueso y cartílago entre las fosas nasales.
  • Neoplasias en sus fosas nasales (pólipos nasales).
  • Nariz congestionada por un resfriado o alergias.
  • Hinchazón en el techo de la boca (paladar blando) o la úvula, la porción de tejido que cuelga en la parte posterior de la boca. Estas áreas también pueden ser más largas de lo normal.
  • Inflamación de las adenoides y las amígdalas que bloquea las vías respiratorias. Esto es una causa común de los ronquidos en los niños.
  • Una lengua que es más ancha en la base o una lengua más grande en una boca más pequeña.
  • Tono muscular deficiente. Esto puede ser causado por el envejecimiento o por el uso de pastillas para dormir, antihistamínicos o alcohol a la hora de acostarse.

Algunas veces, roncar puede ser un signo de un trastorno del sueño llamado apnea del sueño.

  • Esto ocurre cuando usted deja de respirar total o parcialmente por más de 10 segundos mientras duerme.
  • Esto va seguido por un repentino resoplido o jadeo cuando empieza a respirar de nuevo. Durante ese tiempo, usted se despierta sin darse cuenta.
  • Luego empieza a roncar otra vez.
  • Este ciclo generalmente sucede muchas veces por noche, lo cual dificulta el sueño profundo.

La apnea del sueño puede dificultarle en especial a su pareja de cama dormir bien durante la noche.

Cuidados en el hogar

Para ayudar a reducir el ronquido:

  • Evite el alcohol y las medicinas que causan somnolencia a la hora de acostarse.
  • NO duerma boca arriba. En vez de esto, trate de dormir de lado. Usted puede coser una pelota de tenis o golf a la parte posterior de su pijama. Si se voltea, la presión de la pelota le ayudará a recordar que debe permanecer de lado. Con el tiempo, dormir de lado se convertirá en un hábito.
  • Baje de peso, si tiene sobrepeso.
  • Pruebe con medicamentos de venta libre, tiras nasales libres de fármacos que ayudan a dilatar las fosas nasales. (Estos no son tratamientos para la apnea del sueño).

Si su proveedor de atención médica le ha dado un dispositivo de respiración, úselo de manera regular. Siga los consejos del médico para el tratamiento de los síntomas de alergias.

Cuándo llamar al médico

Hable con su proveedor de atención médica si:

  • Tiene problemas de atención, concentración o memoria.
  • Despierta en la mañana sin sentirse descansado.
  • Se siente muy somnoliento durante el día.
  • Tiene dolores de cabeza matutinos.
  • Aumenta de peso.
  • Ha intentado cuidados personales para los ronquidos y no han servido.

También debe hablar con su proveedor si tiene episodios sin respiración (apnea) durante la noche. Su pareja puede decirle si usted está roncando ruidosamente o produciendo sonidos de asfixia y jadeo.

Según los síntomas y de la causa de sus ronquidos, su proveedor puede remitirlo a un especialista en sueño.

Referencias

Li C, Hoffstein V. Snoring. In: Kryger MH, Roth T, Dement WC, eds. Principles and Practice of Sleep Medicine. 5th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2011:chap 102.

Wakefield TL, Lam DJ, Ishman SL. Obstructive sleep apnea and sleep disorders. In: Flint PW, Haughey BH, Lund LJ, et al, eds. Cummings Otolaryngology: Head & Neck Surgery. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 18.

Actualizado 8/5/2015

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados