Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000708.htm

Imperforación del himen

El himen es una membrana delgada. Con frecuencia cubre parte de la abertura de la vagina. La imperforación del himen es cuando este cubre toda la abertura de la vagina.

La imperforación del himen es el tipo más común de obstrucción de la vagina.

La imperforación del himen es algo con lo que una niña nace. Nadie sabe por qué sucede esto. Nada que la madre haya hecho pudo causarlo.

Diagnóstico

A las niñas les puede diagnosticar una imperforación del himen a cualquier edad. Casi siempre se diagnostica en el nacimiento o después en la pubertad.

En el nacimiento o en la primera infancia, el proveedor de atención médica puede observar que no hay ninguna abertura en el himen durante un examen físico.

En la pubertad, las niñas generalmente no tienen ningún problema a raíz de una imperforación del himen hasta que empiezan su periodo. La imperforación del himen bloquea la salida del flujo de sangre. A medida que la sangre se represa en la vagina, provoca:

  • Una masa o llenura en la parte inferior del abdomen (a raíz de la acumulación de sangre que no puede salir)
  • Dolor de estómago
  • Dolor de espalda
  • Problemas con la micción y las deposiciones

El proveedor hará un examen de la pelvis. También pueden hacerse algunos exámenes como un ultrasonido de la pelvis y estudios por imágenes de los riñones. Esto se hace para constatar que la causa es la imperforación del himen y no otro problema. El proveedor puede recomendar que a la niña la vea un especialista para asegurarse de que el diagnóstico sea imperforación del himen.

Tratamiento

Con una cirugía menor, se puede reparar una imperforación del himen. El cirujano hace un pequeño corte o incisión y extrae la membrana adicional del himen.

  • A las niñas a quienes se les diagnostica una imperforación del himen cuando son bebés casi siempre se les practica una cirugía cuando son mayores y justo han empezado la pubertad. La cirugía se realiza en la etapa temprana de la pubertad cuando el desarrollo de los senos y el crecimiento del vello púbico hayan empezado.
  • A las niñas a quienes se les diagnostica cuando son mayores se les hace la misma cirugía. Esta permite que la sangre menstrual retenida salga del cuerpo.

Las niñas se recuperan de esta cirugía en pocos días.

Después de la cirugía, la niña posiblemente deba introducirse dilatadores en la vagina durante 15 minutos todos los días. Un dilatador parece un tampón. Esto impide que la incisión se cierre por sí sola y mantiene la vagina abierta.

Después del tratamiento

Después de que las niñas se recuperan de la cirugía, tienen periodos normales. Pueden usar tampones, tener relaciones sexuales normales y tener hijos.

Cuándo llamar al médico

Llame a su proveedor si:

  • Hay signos de infección después de la cirugía, tales como dolor, pus o fiebre.
  • El orificio en la vagina parece estarse cerrando. El dilatador no entra o duele mucho cuando se introduce.

Referencias

Kaefer M. Management of abnormalities of the genitalia in girls. In: Wein AJ, Kavoussi LR, Partin AW, Peters CA, eds. Campbell-Walsh Urology. 11th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 149.

Sucato GS, Murray PJ. Pediatric and adolescent gynecology. In: Zitelli, BJ, McIntire SC, Norwalk AJ, eds. Zitelli and Davis' Atlas of Pediatric Physical Diagnosis. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 19.

Ultima revisión 1/14/2018

Versión en inglés revisada por: John D. Jacobson, MD, Professor of Obstetrics and Gynecology, Loma Linda University School of Medicine, Loma Linda Center for Fertility, Loma Linda, CA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados