Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000674.htm

Alta tras extirpación de hemorroides

Usted se sometió a un procedimiento para remover las hemorroides. Las hemorroides son venas inflamadas en el ano o en la parte inferior del recto.

Ahora que le han dado de alta, siga las instrucciones de su proveedor de atención médica para el cuidado personal.

Durante su procedimiento

Según sus síntomas, usted puede haber tenido uno de estos tipos de cirugía:

  • Colocación de una pequeña banda de caucho alrededor de las hemorroides para reducir su tamaño mediante el bloqueo del flujo sanguíneo
  • Colocar grapas en las hemorroides para bloquear el flujo sanguíneo
  • Extirpación quirúrgica de las hemorroides
  • Eliminación química o con láser de las hemorroides

Después de que se recupere de la anestesia, volverá a casa el mismo día.

Qué se debe esperar en el hogar

El tiempo de recuperación depende del tipo de procedimiento que tuvo. En general:

  • Usted puede tener mucho dolor después de la cirugía a medida que la zona se tensa y se relaja. Tome los analgésicos a la hora que le hayan indicado. NO espere a que el dolor sea intenso para tomarlos.
  • Es muy probable que tenga un poco de sangrado, especialmente después de su primera deposición.
  • El médico también puede recomendarle consumir una dieta suave durante los primeros días después de la cirugía. Consulte con su médico acerca de lo que debe comer.
  • Asegúrese de tomar muchos líquidos, como caldo, jugos, y agua.
  • El médico puede sugerir el uso de un ablandador de heces para facilitar las deposiciones.

Cuidado de la herida

Siga las instrucciones respecto al cuidado de la herida.

  • Quizá necesite usar una gasa o una toalla sanitaria para absorber cualquier secreción de la herida. Asegúrese de cambiarla con frecuencia.
  • Pregúntele a su médico cuando puede empezar a ducharse. Posiblemente pueda hacerlo el día siguiente a la cirugía.

Actividad

Regrese gradualmente a sus actividades normales.

  • Evite levantar, jalar o actividades extenuantes hasta que la zona de la cirugía haya sanado. Esto incluye hacer esfuerzo durante la defecación o la micción.
  • Es probable que deba ausentarse durante un tiempo del trabajo, lo que depende de cómo se sienta y del tipo de trabajo que haga.
  • Debe incrementar su nivel de actividad física a medida que empieza a sentirse mejor. Por ejemplo, puede caminar más.
  • Usted debe alcanzar una recuperación total en algunas semanas.

Manejo del dolor

Su médico le prescribirá analgésicos. Surta la receta médica de inmediato para que tenga medicamentos disponibles cuando regrese a casa. Recuerde tomar el analgésico antes de que el dolor se vuelva intenso.

  • Puede aplicar una compresa de hielo en la zona de la cirugía para ayudar a reducir la hinchazón y el dolor. Envuelva la compresa de hielo en un paño o toalla limpia antes de aplicarlo. Esto permite evitar que el frío provoque heridas en la piel. No use la compresa de hielo por más de 15 minutos a la vez.
  • Su médico le puede recomendar hacer un baño de asiento. Mojarse en un baño caliente también puede ayudar a aliviar el dolor. Siéntese en 3 o 4 pulgadas (de 7.5 a 10 centímetros) de agua tibia varias veces al día.

Cuándo llamar al médico

Llame a su médico si:

  • Tiene mucho dolor o hinchazón
  • Sangra mucho por el recto
  • Tiene fiebre
  • No puede eliminar orina varias horas después de la cirugía
  • La incisión está roja y caliente al tacto

Nombres alternativos

Hemorroidectomía - alta; Hemorroides - alta

Referencias

Blumetti J, Cintron JR. The management of hemorrhoids. In: Cameron JL, Cameron AM, eds. Current Surgical Therapy. 12th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2017:271-277.

Merchea A, Larson DW. Anus. In: Townsend CM, Beauchamp RD, Evers BM, Mattox KL, eds. Sabiston Textbook of Surgery: The Biological Basis of Modern Surgical Practice. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 52.

Ultima revisión 5/15/2017

Versión en inglés revisada por: Debra G. Wechter, MD, FACS, general surgery practice specializing in breast cancer, Virginia Mason Medical Center, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados