Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000623.htm

Parto de nalgas

La mejor posición para el bebé dentro del útero en el momento del parto es con la cabeza hacia abajo. Esta posición hace que sea más fácil y más seguro para el bebé atravesar la vía del parto.

En las últimas semanas del embarazo, su proveedor de atención médica la examinará para ver en qué posición está su bebé.

Si la posición de su bebé no se siente normal, es posible que se necesite un ultrasonido. Si el ultrasonido muestra que su bebé está de nalgas, su proveedor hablará con usted sobre las opciones para un parto seguro.

¿Qué es el parto de nalgas?

En la posición de nalgas, esta parte del cuerpo del bebé está hacia abajo. Hay unos cuantos tipos de posición de nalgas:

  • Posición de nalgas completa significa que el bebé viene con las nalgas primero y con las rodillas flexionadas.
  • Posición de nalgas franca significa que las piernas del bebé se estiran hacia arriba, con los pies cerca de la cabeza.
  • Posición podálica significa que una pierna está más abajo sobre el cuello uterino de la madre.

Usted tiene más probabilidades de tener un bebé en posición de nalgas si:

  • Entra en trabajo de parto prematuro
  • Tiene un útero de forma anormal, miomas o demasiado líquido amniótico
  • Tiene más de un bebé en la matriz
  • Tiene placenta previa (cuando la placenta está en la parte inferior de la pared uterina, bloqueando el cuello del útero)

Voltear a su bebé (versión externa)

Si su bebé no está en la posición con la cabeza hacia abajo después de las 36 semanas, su proveedor puede explicarle sus opciones y los riesgos para ayudarla a decidir qué medidas tomar a continuación.

Su proveedor puede ofrecer intentar guiar al bebé hacia la posición correcta. Esto se conoce como versión externa. Implica presionar sobre su vientre mientras se observa al bebé en un ultrasonido. La presión puede causar alguna molestia.

Si su proveedor intenta cambiar la posición de su bebé, se le puede dar un medicamento que relaja los músculos de su útero. También puede esperar:

  • Un ultrasonido para mostrarle al proveedor dónde se encuentran la placenta y el bebé.
  • Que su proveedor ejerza presión sobre su abdomen para tratar de girar la posición de su bebé.
  • Que se monitoree el ritmo cardíaco del bebé.

El éxito es mayor si su proveedor intenta este procedimiento alrededor de las 35 a 37 semanas. En este momento, su bebé es un poco más pequeño, y muy a menudo hay más líquido a su alrededor. El bebé ya es también lo suficientemente grande, en caso de que haya un problema durante el procedimiento que obligue a sacarlo de manera rápida. Esto es poco frecuente. La versión externa no se puede hacer una vez que usted esté en trabajo de parto activo.

Los riesgos relacionados con este procedimiento son bajos cuando lo realiza un proveedor experto. En raras ocasiones, puede conducir a una cesárea de emergencia si:

  • Parte de la placenta se desprende del revestimiento del útero
  • El ritmo cardíaco de su bebé baja demasiado, lo cual puede suceder si el cordón umbilical está fuertemente envuelto a su alrededor

¿Si mi bebé no se voltea, me harán una cesárea?

La mayoría de los bebés que permanecen en posición de nalgas después de un intento de voltearlos se sacarán por cesárea. El proveedor le explicará el riesgo de dar a luz a un bebé en posición de nalgas por vía vaginal.

Hoy en día, no suele ofrecerse la opción de dar a luz por vía vaginal a un bebé en presentación de nalgas en la mayoría de casos. La manera más segura para que nazca un bebé en posición de nalgas es por cesárea.

El peligro del parto de nalgas se debe principalmente al hecho de que la parte más grande de un bebé es su cabeza. Así que cuando la pelvis o las caderas del bebé que viene de nalgas salen primero, puede que la pelvis de la madre no sea suficientemente grande para sacar la cabeza del bebé también. Esto puede provocar que el bebé se atasque en el canal del parto, lo que puede causar lesiones o la muerte.

El cordón umbilical también puede resultar dañado o bloqueado. Esto puede reducir el suministro de oxígeno al bebé.

Si se planea la cesárea, esta muy a menudo no será programada antes de las 39 semanas. A usted le harán un ultrasonido en el hospital para confirmar la posición de su bebé justo antes de la cirugía.

También hay una posibilidad de que usted entre en trabajo de parto o rompa fuente antes de la cesárea planeada. Si eso ocurre, llame a su proveedor inmediatamente y diríjase al hospital. Es importante ingresar de inmediato si usted tiene un bebé en posición de nalgas y rompe fuente. Esto se debe porque hay una mayor probabilidad de que el cordón salga incluso antes de que esté en trabajo de parto. Esto puede ser muy peligroso para el bebé.

Nombres alternativos

Embarazo - posición de nalgas; Parto - posición de nalgas

Referencias

Lanni SM, Gherman R, Gonik B. Malpresentations. In: Gabbe SG, Niebyl JR, Simpson JL, et al, eds. Obstetrics: Normal and Problem Pregnancies. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 17.

Lew GH, Pulia MS. Emergency childbirth. In: Roberts JR, ed. Roberts and Hedges' Clinical Procedures in Emergency Medicine. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 56.

Thorp JM, Laughon K. Clinical aspects of normal and abnormal labor. In: Creasy RK, Resnik R, Iams JD, Lockwood CJ, Moore TR, Greene MF, eds. Creasy and Resnik's Maternal-Fetal Medicine: Principles and Practice. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 43.

Ultima revisión 11/11/2016

Versión en inglés revisada por: Irina Burd, MD, PhD, Associate Professor of Gynecology and Obstetrics at Johns Hopkins University School of Medicine, Baltimore, MD. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados